LA INMACULADA

-Dios realiza la salvación a través de personas atentas a sus proyectos y con el corazón disponible para el servicio de los hermanos.


-Dios actúa en el mundo, manifiesta a los hombres
su amor e invita a cada persona a recorrer los
caminos de la felicidad y de la realización plena.


APROVECHAMOS PARA ENSEÑAR A NUESTROS PEQUEÑOS EL AVE MARÍA.

ORACIÓN

Gracias por haber sabido ser una mujer de pueblo,
por no haber necesitado ni ángeles, ni criadas
que te amasaran el pan y te hicieran la comida,

gracias por haber sabido vivir sin milagros ni prodigios,
gracias por haber sabido que estar llena
no era estarlo de títulos y honores, sino de amor.

Gracias por haber respetado la vocación de tu Hijo
cuando se fue hacia su locura,
por no haberle dado consejitos prudentes,
gracias por haberle dejado crecer
y por sentirte orgullosa de que El te superase.

Gracias por haber sabido quedarte en silencio
y en la sombra durante su misión,
pero sosteniendo de lejos
el grupo de mujeres que seguían a tu Hijo.


PARA RECITAR UN GRUPO DE NIÑOS

POESÍA A LA VIRGEN INMACULADA

Madre bendita, luz de mi alma,
Me perdería si no te hallara,
Como se pierde la tarde triste
Cuando sus sombras la noche manda,
Como su aroma las flores pierden
Cuando del cierzo son azotadas…

Como aparece la luz rosada
Del día nuevo tras la montaña.
Así a Ti, Virgen, reina dorada,
Te ven mis ojos llena de gracia.

Tú eres la reina de mis suspiros,
Tú eres la madre que yo buscaba.

Madre bendita, luz de mi alma.
Me perdería si no te hallara,
Como se pierde la tarde triste
Cuando sus sombras la noche manda,
Como su aroma las flores pierden
Cuando del cierzo son azotadas…


Primera lectura

Lectura del libro del Génesis (3,9-15.20):

Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre: «¿Dónde estás?»
Él contestó: «Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí.»
El Señor le replicó: «¿Quién te informó de que estabas desnudo? ¿Es que has comido del árbol del que te prohibí comer?»
Adán respondió: «La mujer que me diste como compañera me ofreció del fruto, y comí.»
El Señor dijo a la mujer: «¿Qué es lo que has hecho?»
Ella respondió: «La serpiente me engañó, y comí.»
El Señor Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho eso, serás maldita entre todo el ganado y todas las fieras del campo; te arrastrarás sobre el vientre y comerás polvo toda tu vida; establezco hostilidades entre ti y la mujer, entre tu estirpe y la suya; ella te herirá en la cabeza cuando tú la hieras en el talón.»
El hombre llamó a su mujer Eva, por ser la madre de todos los que viven.
Palabra de Dios

 

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (1,3-6.11-12):

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor. Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya. Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.

Palabra de Dios
 

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1.26-38):

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.
Palabra del Señor


PARA LA REFLEXIÓN CON LA ASAMBLEA

Contemplamos a María como

María “peregrina de la fe”, como la mujer que buscó a Dios y se dejó encontrar por Él en su vida cotidiana, en los quehaceres de cada día, y que a pesar de no ver claro sus designios (cómo puede ser eso si no conozco varón) respondió con un sí total (hágase en mí según tu palabra) Y el ángel la dejó. Y se puso en camino. Proclama mi alma la grandeza de Dios.

María, Señora del adviento. Llega, preparadle el camino, haced un hueco en el corazón donde quepa Dios.
Ella ha creído que a pesar de todos los imponderables, para Dios nada hay imposible. Y el fruto de su fe es Dios con nosotros.

María, Punto de encuentro, Dios y la humanidad cara a cara, sin reproches.Dios y la humanidad cogidos de la mano, fundidos en un abrazo.

Ella puede ayudarnos a dar sentido a lo que vivimos cada día. Y a hacer de nosotros hombres y mujeres esperanzados a pesar de las dificultades para vivir y para creer.


Poemas de Casaldáliga

EL VERBO QUISO DE MÍ

Para no ser sólo Dios,
el Verbo quiso de mí
la carne que hace al Hombre.
Y yo le dije que sí,
para no ser sólo niña.

Para no ser sólo vida,
el Verbo quiso de mí
la carne que me hace a la Muerte.
Y yo le dije que sí
para no ser sólo madre.

Y para ser Vida Eterna
el Verbo quiso de mí
la carne que resucita.
Y yo le dije que sí
para no ser sólo tiempo.


CRISTO REY (A)

 

FIESTA DE CRISTO REY

Terminamos el año litúrgico. 
Es la última celebración del calendario litúrgico.
Le saludamos y celebramos como nuestro Rey.
Jesús y el reinado de paz, justicia, amor, solidaridad…


PARA CANTAR CON LOS MÁS PEQUEÑOS


«Un día un ateo camina por un camino, resbaló y cayó por un precipicio.

Al caer se aferró a una rama y pensó: sólo Dios puede salvarme ahora. Pero yo nunca creí en él, ¿Qué puedo hacer? y exclamó:
¡Por favor Dios, nunca creí en ti, pero si me salvas, creeré en ti para siempre!
No hubo respuesta, por lo que repitió su suplica.
De pronto una gran voz tronó desde las nubes: ¡No, tú nunca creerás!. Conozco a las personas como tú!

¡Por favor, Dios! ¡Estás equivocado! ¡De verdad voy a creer en ti. ¡No, no lo harás! ¡Es lo que todos dicen!
Tanto imploró y argumentó el hombre, que finalmente Dios dijo: Está bien, creeré en lo que dices y te salvaré… ¡Suelta la rama!
¿Soltar la rama?, exclamó el hombre. ¿Crees que estoy loco?»


PARA LA EUCARISTÍA FAMILIAR


SALUDO:

Buenos días niños, familiares y amigos. Hay que distinguir entre año de la Iglesia, el año escolar y año solar.

Hoy celebramos el último domingo del año litúrgico. Es la fiesta de Jesús, Rey del Universo. Es un día muy importante para los que como cristianos acudimos a la Eucaristía de cada domingo.

Se trata de un rey sin ejércitos, sin trono, que no ha venido para tener esclavos, sino para servir y dar la vida por todos.

PETICIONES DE PERDÓN

•Jesús, a veces no somos del todo buenos. Señor, ten piedad.

•Jesús, a veces queremos ser los reyes de nuestra familia y que nos sirvan. Cristo, ten piedad.

•Jesús, queremos que nuestros padres nos quieran pero nosotros pocas veces les damos las gracias. Señor, ten piedad.


Primera lectura

Lectura de la profecía de Ezequiel (34,11-12.15-17):

Así dice el Señor Dios: «Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas, siguiendo su rastro. Como sigue el pastor el rastro de su rebaño, cuando las ovejas se le dispersan, así seguiré yo el rastro de mis ovejas y las libraré, sacándolas de todos los lugares por donde se desperdigaron un día de oscuridad y nubarrones. Yo mismo apacentaré mis ovejas, yo mismo las haré sestear –oráculo del Señor Dios–. Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; curaré a las enfermas: a las gordas y fuertes las guardaré y las apacentaré como es debido. Y a vosotras, mis ovejas, así dice el Señor: Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrio.»
Palabra de Dios

Segunda lectura

Lectura de la primera carta de san Pablo a los Corintios (15,20-26.28):

Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida. Pero cada uno en su puesto: primero Cristo, como primicia; después, cuando él vuelva, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Cristo devuelva a Dios Padre su reino, una vez aniquilado todo principado, poder y fuerza. Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. El último enemigo aniquilado será la muerte. Y, cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, al que se lo había sometido todo. Y así Dios lo será todo para todos.
Palabra de Dios

Evangelio

 

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 25, 31-46

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

NARRADOR: Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre y todos sus ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha:
SACERDOTE: «Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.»
NARRADOR: Entonces los justos le contestarán:
DERECHA: «Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?»
NARRADOR: Y el rey les dirá:
SACERDOTE: «En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis.»
NARRADOR: Entonces dirá a los de su izquierda:
SACERDOTE: «Apartaos de mi, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.»
NARRADOR: Entonces también éstos contestarán:
IZQUIERDA: «Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?»
NARRADOR: Él les replicará:
SACERDOTE: «En verdad os digo: lo que no hicisteis con uno de éstos, los más pequeños, tampoco lo hicisteis conmigo.»
NARRADOR: Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
 Palabra del Señor

 

 


HOMILÍA

1. CRUZ Y CORONA

Érase una vez un rey que quiso compartir sus bienes con todos sus súbditos.
Los reunió en el patio de armas donde estaban expuestas todas las riquezas del rey: Joyas, relojes, alfombras, muebles, coches… cada uno podría coger lo que quisiera.
Una anciana se acercó al trono del rey y le preguntó: ¿Es verdad, majestad, que puedo elegir lo que quiera de lo que aquí veo?
«Sí, puede elegir lo que usted quiera», le contestó el rey.
«Entonces, yo elijo al rey», dijo la anciana.

«Por haber elegido al rey, todo lo mío es también suyo». Y entró a formar parte de la familia del Rey.


2. SILLA VACÍA

Érase una vez un niño que vivía en una residencia para niños huérfanos. A la hora de la comida el encargado siempre bendecía la mesa con estas palabras: “Ven Señor Jesús, sé nuestro huésped y bendice nuestra comida”.

Después de escuchar muchas veces la misma oración el niño le dijo: “Siempre le pide a Jesús que venga, pero nunca viene. ¿Vendrá algún día?
El encargado le dijo: “Si lo quieres de verdad, vendrá”.
El niño dijo: “Yo sí quiero que venga, voy a poner una silla junto a la mía para que pueda sentarse cuando venga”.
Aquella misma tarde, alguien llamó a la puerta, era un hombre mayor, mal vestido, helado y hambriento. El encargado le invitó a cenar y a sentarse en la silla vacía. El hombre se sentó y el niño le pasaba la comida y compartía con él su mismo plato.
El niño dijo al encargado: “Probablemente Jesús no podía venir y ha enviado este hombre en su lugar”.


ORACIÓN UNIVERSAL

1. Padre, Dios, permite que toda tu Iglesia, que está formada por cada uno de nosotros, seamos verdaderos superhéroes de tu Reino, amando y confiando en Ti. Te lo pedimos Padre.

2. Padre, Dios, permite que el Papa, los obispos, los sacerdotes, los religiosos, las religiosas y los diáconos, los laicos, no confíen en su fuerza ni en su poder, sino en Ti, pues sólo con tu presencia podrán hacer cosas increíbles. Roguemos al Señor.

3. Pedimos que los gobernantes de todo el mundo, ayuden y cuiden de los que huelen mal, de los que están enfermos, de los que están en la cárcel, de los que están desnudos, con hambre o con sed. Roguemos al Señor.

4. Por los niños y niñas de todo el mundo, para que sepamos darnos cuenta de las necesidades que existen a nuestro alrededor y dejemos de quejarnos por nuestros problemas como niños mimados. Roguemos al Señor.

5. Pedimos, también, en esta semana de la familia, por nuestras familias.
Ayúdanos en nuestra misión de transmitir la fe a nuestros hijos. Concédenos la fuerza para permanecer unidos en la generosidad y en la alegría de vivir juntos. Roguemos al Señor.


1. Por el Papa Francisco, concédele Señor tu Luz y tu Sabiduría para que ilumine el camino de tu Iglesia. Roguemos al Señor

2.- Por todos los sacerdotes, religiosos, catequistas concédeles Señor tu paciencia y dulzura para que nos ayuden a ser más amigos tuyos cada día. Roguemos al Señor.

3.- Por nuestro planeta, concédele Señor tu Paz para que todos los hombres puedan trabajar y ser felices y desaparezca el odio entre los pueblos. Roguemos al Señor.

4.- Por los enfermos, los forasteros, por los que tienen hambre, o están en la cárcel, concédeles Señor tu Esperanza para que encuentren en los cristianos ese consuelo y esa ayuda que necesitan. Roguemos al Señor

5.- Por todos los que estamos aquí reunidos, concédenos Señor la Alegría de compartir nuestro tiempo y nuestro esfuerzo para lograr hacer crecer la semilla de tu Reino en nuestro corazón. Roguemos al Señor.


DESPUÉS DE LA COMUNIÓN:

Oración al crucifijo:

Sabes, Jesús, mi amigo tiene colgado en la pared de su habitación un crucifijo/ y una chica de mi barrio lo lleva colgado al cuello. / Los dos son muy bonitos,/ verdaderas obras de arte. /

El otro día monté en el autobús y un joven lo llevaba en la oreja./

Hace unos días estuve jugando con mis amigos,/ cuando volví a casa mi madre me dijo: / Vienes hecho un Cristo”

Y ahora me dicen/ que este par de palos cruzados con un colgajo de metal/ es un Cristo.

Los niños de catequesis sabemos hacer todos la señal de la cruz./ La catequista nos dice que algún día entenderemos que tú/ subido a la cruz/ eres nuestro rey / y acoges desde tú trono / a tantos niños que mueren después de malvivir,/ acompañas la soledad de hombres y mujeres que no encuentran sentido a sus vidas, / vigilas nuestro mundo/ y te haces solidario / con todos los que desean hacer de nuestro mundo/ un lugar de felicidad.

Jesús, los niños de la Parroquia……, queremos que seas nuestro rey.


Estar al lado…

del hermano que no tiene fuerzas,
del que avanza triste y cargado,
del que se queda caído en la orilla
del que no puede curar sus heridas
del que no sabe hacia dónde camina.

Estar al lado…

de la situación que nos abruma,
de la emergencia que surge cada día,
de lo inesperado que nos desborda,
de lo que todos dejan pasar de largo,
de lo que se esconde para que no se vea.

Estar al lado…

de este mundo que es el nuestro,
de esta realidad que es la nuestra,
de este momento que es el nuestro,
de esta Iglesia que es la nuestra,
de este proyecto que nos hace hermanos.

Estar al lado…

de lo que está desfigurado,
de lo que no tiene voz ni peso,
de lo que clama abatido,
de lo que es rechazado por todos,
de lo que ya no sabe qué hacer.

Estar al lado…

de lo que Tú sabes y conoces,
de lo que Tú quieres tiernamente,
de lo que Tú buscas a cualquier hora,
de lo que Tú nos propones,
de lo que Tú estás siempre.

Estar al lado…

humildemente, como me enseñaste,
sin arrogarme privilegios,
con el corazón tierno y atento,
siendo servidor de todos,
como el último de tus amigos,
sintiéndome tu elegido.

Estar al lado…

como hermano solidario,
como anónimo creyente,
como hijo querido,
como aprendiz de discípulo,
como compañero de camino.

Estar al lado, aunque no lo sepamos.
¡Y que venga lo que tiene que venir!

Florentino Ulibarri



CRISTO REY (B)

CRISTO REY (C)

 

 

FIESTA DE LOS SANTOS Y DE LOS DIFUNTOS

HACIA TI, MORADA SANTA,
HACIA TI, TIERRA DEL SALVADOR,
PEREGRINOS, CAMINANTES,
VAMOS HACIA TI.

Venimos a tu mesa sellaremos tu pacto,
comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará.


-Felices los que miran la vida como un servicio y la gastan en hacer dichosos a los demás…

-Dichosos los que, a pesar de los golpes de cada día, se levantan de nuevo y siguen adelante…

-Alegres los que siempre piensan bien de los demás y tratan de comprender sus defectos…
-Afortunados los que no dan ninguna importancia al dinero y les sobra para que los demás puedan comer

La Santidad es participar de la vida de Dios, que es “el Santo». Siendo nosotros pecadores, supone un proceso de conversión permanente.
Para que seamos santos, Cristo nos dejó algunos medios: Los Sacramentos… la Iglesia… la Oración … la Palabra de Dios…


CONTENIDO INAGOTABLE

Las Bienaventuranzas, se ha dicho, son como el programa y la síntesis del evangelio de Jesús.
Los santos fueron santos porque vivieron de acuerdo con el espíritu de las Bienaventuranzas.
Durante mucho tiempo, las Bienaventuranzas se comentaron y se vivieron únicamente en su dimensión vertical:
Teníamos que aceptar nuestra vida como un valle de lágrimas, con el objetivo final y casi único de ganarnos el cielo. Es la dimensión vertical de las Bienaventuranzas.
Pero los cristianos queremos también pensar y vivir las Bienaventuranzas en su dimensión horizontal: Quien se acerca a las bienaventuranzas de Jesús advierte que su contenido es inagotable.

Siempre tienen resonancias nuevas. Siempre encontramos en ellas una luz diferente para el momento que estamos viviendo. Así «resuenan» hoy en mí las palabras de Jesús.

Felices los pobres de espíritu, los que saben vivir con poco. Seguro que son más libres para atender a los necesitados.
Felices los mansos, los que vacían su corazón de violencia y agresividad. Con ellos la convivencia es una verdadera paz.
Felices los que lloran al ver sufrir a otros. Son gente buena. Con ellos se puede construir un mundo más fraterno y solidario.
Felices los que no han perdido el afán de hacer una sociedad más justa. En ellos alienta lo mejor del espíritu humano.
Felices los misericordiosos, los que saben perdonar de corazón. Junto a ellos se siente uno reconciliado
Felices los que mantienen su corazón limpio de odios, engaños e intereses ambiguos. Son muchos los que confían en ellos para construir el futuro.
Felices los que trabajan por la paz con paciencia y con fe, sin desalentarse ante las dificultades y buscando siempre el bien de todos. Los necesitamos para reconstruir la convivencia.
Felices los que son perseguidos por actuar con justicia, y responden con mansedumbre a las injurias y ofensas. Ellos nos ayudan a vencer el mal con el bien.
Felices los que son despreciados o sufren indiferencia por seguir fielmente la trayectoria de Jesús. Ser su amigo merece la pena.

El mismo Dios es garantía última de su felicidad. Y porque creemos en él estamos seguros que un día «serán consolados», «quedarán saciados de justicia», «alcanzarán misericordia», «verán a Dios» y disfrutarán eternamente en su Reino.
AHORA QUE ESTOY VIVO

Estréchame suavemente la mano y abrázame
¡Ahora que estoy vivo!
No apoyes tu cuerpo sobre mi cadáver cuando yo muera
Hazme una breve llamada
¡Ahora que estoy vivo!
No esperes tener que emprender un inesperado
y largo viaje en día que yo muera.
Regálame una flor
¡Ahora que estoy vivo!
No envíes un grande y costoso ramo cuando muera.
Dime una palabra de aliento
¡Ahora que estoy vivo!
No un desgarrador poema cuando muera.
Regálame un acorde de guitarras
¡Ahora que estoy vivo!
No una conmovedora serenata cuando yo muera.
Comparte conmigo algunos minutos
¡Ahora que estoy vivo!
No una noche completa e interminable cuando muera.
Permíteme disfrutar contigo los detalles de la vida
¡Ahora que estoy vivo!
y no de grandes manifestaciones cuando yo muera.
Si me amas házmelo saber mientras viva,
no esperes a que me haya ido
para grabar en mármol palabras de amor ardiente en piedra fría
y lamentarse diciendo:
“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.


PETICIONES

1. Felices los de espíritu sencillo, porque suyo es el reino de Dios.
• Que el Señor nos ayude a poner toda nuestra confianza en Él, sabiendo valorar lo sencillo, lo humilde, lo bello y lo pequeño. Roguemos al Señor.

2. Felices los que anhelan que triunfe lo que es justo y bueno.
• Que el Señor nos ayude a trabajar a favor de la justicia y a alegrarnos del bien de los demás. Roguemos al Señor.

3. Felices los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos.
• Que el Señor nos ayude a vivir en la familia, en la comunidad y en la sociedad, siendo tolerantes, comprensivos y misericordiosos. Roguemos al Señor.

4. Felices los que tienen limpia la conciencia, porque ellos verán a Dios.
• Que el Señor nos ayude a tener un corazón limpio, a vivir con transparencia y a actuar sin engaño. Roguemos al Señor.

5. Felices los que trabajan a favor de la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.
• Que el Señor nos ayude a construir la paz, siendo constantemente instrumentos de reconciliación. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.


LOS SANTOS SON COMO LAS VIDRIERAS

Un día, un padre y su hijo entraron en un templo.
El niño se quedó mirando unos grandes ventanales que estaban en las paredes. Los rayos del sol los atravesaban y llenaban el templo de un color especial.

El niño preguntó a su padre: Papá, ¿eso que brilla y es de tantos colores qué es? y el padre respondió: -Son vidrieras. Grandes ventanas que estaban están en las paredes. Ventanas que están hechas con cristales de muchos colores y que forman algún dibujo con ellos.

El niño se quedó mirando hacia arriba y continuó preguntando: -¿y quiénes son esos señores que están dibujados en esas vidrieras?
El padre le contestó: Son santos.
¿Santos? ¿Y eso qué es? -preguntó extrañado el niño.
Pues los santos fueron personas tan buenas, que a través de ellas, se podía ver lo bueno que era Dios. Pasaron por la vida haciendo el bien.
Después de quedarse pensativo, el niño dijo a su padre: Entonces son como las vidrieras.
El padre no entendió esta respuesta, pero el niño continuó hablando: Sí; los santos son como las vidrieras. Si a través de ellas podemos ver la luz del sol, a través de los santos podemos ver cómo es Dios.

El padre quedó sorprendido por la respuesta de su hijo y le dijo: Veo que lo has comprendido. Ahora ya sabes cómo puedes llegar a ser uno de ellos. (Tomado de: José Real Navarro, Érase una vez…, CCS, Madrid, 1997).

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

Solemnidad cristiana instituida en honor de Todos los Santos.

Hombres y mujeres que viven su vida cristiana con gran autenticidad y que predican con su vida y su palabra el evangelio del amor.

Ser cristiano es buscar la verdadera felicidad por el camino señalado por Jesús.

«El Día de Todos Los Santos es una solemnidad cristiana instituida en honor de Todos los Santos, conocidos y desconocidos, según el papa Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles.

En los países de tradición católica, se celebra el 1 de noviembre. En ella se venera a todos los santos que no tienen una fiesta propia en el calendario litúrgico. Por tradición es un día feriado no laborable.

QUIÉNES SON LOS SANTOS?

Pincha en el video y sabrás algo más de ellos

https://youtu.be/VSNf8mCvb0U


HISTORIA

La Iglesia Primitiva acostumbraba celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar del martirio. Frecuentemente los grupos de mártires morían el mismo día, lo cual condujo naturalmente a una celebración común.

En la persecución de Diocleciano el número de mártires llego a ser tan grande que no se podía separar un día para asignársela.

Pero la Iglesia, sintiendo que cada mártir debería ser venerado, señalo un día en común para todos. La primera muestra de ello se remonta a Antioquia en el Domingo antes de Pentecostés.

Gregorio IV extendió la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia, a mediados del siglo IX.

La vigilia parece haber sido llevada a cabo antes que la misma fiesta. Y la octava fue adicionada por Sixto IV en el siglo XV.

Esta vigilia, resultó sin embargo, coincidir con la celebración pagana de Samhain el 31 de octubre, ahora llamado Halloween (nombre que proviene de la frase «All hallow’s Eve» o «Víspera de Todos los Santos» entre los anglosajones), que marcaba el final del año celta. En esta fecha se celebraba entre los antiguos, la apertura dimensional entre el mundo tangible y el mundo de las tinieblas.


PARA LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA

SALUDO

Buenos días, bienvenidos a esta celebración. En esta fiesta de TODOS LOS SANTOS no celebramos ningún santo particular, lo que celebramos es que, junto con aquellos hombres y mujeres que amaron hasta el extremo, todos nosotros estamos llamados a ser santos.

Para ello Jesús nos da una fórmula: LAS BIENAVENTURANZAS.
En este mundo en el que hay déficit de alegría y optimismo, la fiesta de hoy nos invita a tener ánimos. Estamos todos invitados a mirar hacia adelante y alegrarnos, porque Dios también cuenta con nosotros.


ACTO PENITENCIAL

Tú, Señor que nos das vida y vigor para ser fieles al ejemplo de todos tus Santos, perdona los pecados contra los más débiles del mundo.
Señor Ten Piedad

Tú, Señor, que quisiste que tu Iglesia recordará la santidad de sus hijos, olvida nuestras faltas de egoísmo que producen la soledad y el abandono de muchos de nuestros hermanos.
Cristo Ten Piedad

Tú, Señor, que hiciste que ellos fueran santos por amor a la humanidad, disculpa nuestras dureza de corazón para con el hambre, la sed y la soledad de nuestros hermanos y hermanas.
Señor Ten Piedad


Pensar y vivir las Bienaventuranzas en su dimensión horizontal:

Felices los pobres de espíritu, los que saben vivir con poco. Seguro que son más libres para atender a los necesitados.

Felices los mansos, los que vacían su corazón de violencia y agresividad. Con ellos la convivencia es una verdadera paz.
Felices los que lloran al ver sufrir a otros. Son gente buena. Con ellos se puede construir un mundo más fraterno y solidario.
Felices los que no han perdido el afán de hacer una sociedad más justa. En ellos alienta lo mejor del espíritu humano.
Felices los misericordiosos, los que saben perdonar de corazón. Junto a ellos se siente uno reconciliado
Felices los que mantienen su corazón limpio de odios, engaños e intereses ambiguos. Son muchos los que confían en ellos para construir el futuro.
Felices los que trabajan por la paz con paciencia y con fe, sin desalentarse ante las dificultades y buscando siempre el bien de todos. Los necesitamos para reconstruir la convivencia.
Felices los que son perseguidos por actuar con justicia, y responden con mansedumbre a las injurias y ofensas. Ellos nos ayudan a vencer el mal con el bien.
Felices los que son despreciados o sufren indiferencia por seguir fielmente la trayectoria de Jesús. Ser su amigo merece la pena.

El mismo Dios es garantía última de su felicidad. Y porque creemos en él estamos seguros que un día «serán consolados», «quedarán saciados de justicia», «alcanzarán misericordia», «verán a Dios» y disfrutarán eternamente en su Reino.


En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, se subió a la montaña,
se sentó y se acercaron sus discípulos; él se puso a hablar enseñándoles:

1. Dichosos los hombres pobres y sencillos que viven confiando en Dios.
2. Bienaventuradas las personas que sufren injustamente sin reaccionar con violencia.
3. Dichosos los que lloran porque no pueden ver que los otros sufran.
4. Dichosos los que tiene hambre y sed de un mundo más justo y más humano.
5. Dichosos los de corazón limpio que trabajan cada día para que haya paz.
6. Dichosos los que son “buenagente”, porque Dios los quiere mucho.
7. Felices los padres que abrazan cada día a sus hijos porque Dios camina con ellos.
8. Felices los hijos que quieren mucho a sus padres porque tendrán a Dios como Padre.

Dichosos vosotros cuando os persigan por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

Palabra del Señor.


PETICIONES

1. Pedimos por todos los que formamos la Iglesia, para que sigamos el camino de las bienaventuranzas que Jesús nos indicó. Roguemos al Señor.

2. Por nuestros seres queridos que ya han fallecido y que recordamos con cariño en estos días. Roguemos al Señor.

3. Por los niños y niñas que quieren ser cada vez mejores seguidores de Jesús y por los niños que comienzan a alejarse del camino de Jesús. Roguemos al Señor.

4. Por nuestros padres, catequistas, monitores y educadores, para que Jesús les ayude a ser felices. Roguemos al Señor.


ACCIÓN DE GRACIAS

Bienaventurados, bienaventurados,
bienaventurados los que saben amar

Dichosos los que son sencillos,
dichosos los que son sufridos,
dichosos los que cuando lloran
su corazón mira hacia Dios.

Felices son los compasivos,
felices los de ojos limpios,
felices los que ven la vida con ilusión.

Dichosos también son los pobres,
dichosos los que son valientes,
dichosos los que nunca pierden
la libertad del corazón.

Felices son los que sonríen,
felices son los que comprenden,
felices los que buscan siempre un mundo mejor.

 


Ha cruzado centenares de kilómetros de desierto para estrellar su utopía en los mismos muros de la tierra prometida. El sueño arañado; los pies humillados. ¡Bienaventurados los pobres!

El abuelo, que arrastra tantas soledades. Depresión, tendencia al suicidio.
La cara no le brilla; el pensamiento, oscuro. ¡Bienaventurados los que están de duelo!

La mujeres, siempre la mujeres. Hacen los trabajos que nadie quiere. Manos que huelen a lejía; en la pupila de los ojos, los hijos. ¡Bienaventurados los humildes!

Jóvenes de todo tipo. Están, aquí y más allá, en el voluntariado más generoso. Rastras en los cabellos; un piercing en cualquier lugar del cuerpo. ¡Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia!

Enfermeras al lado del enfermo. No se llevan ningún mérito, pero las encontraréis. Mirada de ángel; corazones que curan. ¡Bienaventurados los compasivos!

Deficiente, vive en un hogar que lo acoge. El cuerpo curvado hacia un lado;
emite sonidos guturales. ¡Bienaventurados los limpios de corazón!

Mediadores sociales, donde más los necesitan. Escucha atenta; palabra de conciliación. ¡Bienaventurados los que llevan paz!

Oyen voces que los acosan. No están en paz. Los ojos, ausentes; el alma, partida. Una palabra terrible: esquizofrenia. ¡Bienaventurados los perseguidos!

Morían Baqués. «En aquest temps». Abadía de Montserrat. 2G07. Páginas 76


Llamados a ser santos

Porque todos somos santos para Dios.
Santo es el que ama,
santo es el que gasta su tiempo en los demás
santo es el alegre y divertido, por cariño,
santo es el que pone sus preocupaciones en Dios
santo es el que vive atento al hermano,
santo es el que llora con quien sufre,
santo es el que regala los detalles,
santo es el que facilita una tarea,
santo es el que libera de una culpa,
santo es el que cura un resentimiento,
santo es el que alivia el peso al compañero,
santo es el que regala su ternura y dice el amor,
santo es el que no tiene nada suyo,
santo es el que actúa ecológica mente,
santo es el que exprime la Vida con pasión,
santo es el que no se deja abatir por los problemas,
santo es el que rezuma misericordia,
santo es el que trabaja por conseguir justicia,
santo es el que acoge al que está caído,
santo es el que acompaña al desvalido,
santo es el que festeja la vida con la gente,
santo es el que adivina lo que necesita el otro,
santo es el que descansa al preocupado,
santo es el que facilita la elaboración de un duelo,
santo es el que acaricia la vida del hermano,
santo es el que tiene una casa abierta y mesa puesta,
santo es el que sabe vivir en amistad,
santo es el que disculpa a todo el mundo,
santo es el que libera de todo resentimiento,
santo es el que te hace encontrar a Dios,
santo es el que todo esto lo vive en compañía de Dios.

¿Tú eres santo?

¡Felicidades! porque regalarás felicidad.

Mari Patxi Ayerra,



     ORACION

SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque no entiendo muchas cosas
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque lloro por lo que ocurre en el mundo
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque me dicen que no tenga sentimientos
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque me cuesta seguir tu camino
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque cuesta luchar contra la violencia
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque a veces se ríen de mí
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque me cuesta defenderte
SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque a veces no soy santo
SOY FELIZ, SEÑOR
Aunque no me gusta que me insulten
SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque no siempre doy la cara por Ti

SOY FELIZ, SEÑOR

Javier Leoz


Ver más en esta misma página web FIESTA DE LOS SANTOS Y DE LOS DIFUNTOS

VIRGEN DEL PILAR

 

La parroquia te desea Felices Fiestas del Pilar Estás invitado a celebrar la Eucaristía. Horario de días festivos.

 

 

 

 

 

 

 

 


oracion de juan pablo ii

  PARA TRABAJAR CON LOS NIÑOS LA FIESTA DEL PILAR

ORACIÓN PARA REZAR TODOS JUNTOS

DIBUJOS PARA COLOREAR

ACCION DE GRACIAS

TÚ, MARÍA, ERES NUESTRO PILAR
Cuando estamos tristes y abatidos
Cuando las cosas no funcionan bien
Cuando nos alejamos de la casa del Padre

TÚ, MARÍA, ERES NUESTRO PILAR
Cuando nos hundimos bajo el peso de las dificultades
Cuando decae nuestro ánimo
Cuando perdemos la fe en Jesús

TÚ, MARÍA; ERES NUESTRO PILAR
Cuando somos frágiles y nos destruimos
Cuando sólo pensamos en nosotros mismos
Cuando no damos testimonio de tu Hijo

TÚ, MARÍA, ERES NUESTRO PILAR
Cuando aparecen nubarrones en nuestra felicidad
Cuando todo parece derrumbarse
Cuando nos perdemos lejos del amor de Dios

TÚ, MARÍA, ERES NUESTRO PILAR

Javier Leoz

PINCHA AQUÍ PARA VER MÁS/ VIRGEN DEL PILAR 16/ http://www.cormariazaragoza.es/?p=39

CORPUS CHRISTI 2020

 CORPUS CHRISTI


       CARITAS 2020

HOJA PARROQUIAL 2020   Emilia

DESLIZA EL CURSOR POR EL FINAL DE CADA PÁGINA PARA VER TODO EL TEXTO


CARITAS, DICE EL PAPA, ES, EN UNA CULTURA DEL DESCARTE:

* LA INSTITUCIÓN DEL AMOR en el corazón  de la Iglesia.
* LA CARICIA DE LA IGLESIA a sus hijos.
* EL AMOR DE LA MADRE que se acerca, acaricia, ama.


COLABORA en este día de varias maneras:

• con tu aportación económica, que es MUY NECESARIA ante la situación provocada por el Coronavirus
• con tu ofrecimiento como voluntario/a
• con tu ofrecimiento como socio/a
• con tu oración por la acción de Cáritas


PARA LA CELEBRACIÓN


Monición inicial
Hermanas y hermanos: En este domingo celebramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el día de la Caridad. Esta situación de la Pandemia nos ha hecho sentir nuestra vulnerabilidad como personas y como sociedad, pero también nos ha hecho valorar más lo que es esencial en la vida… y por lo que vale la pena vivir y dar la vida. «EL PODER DE CADA PERSONA/CADA GESTO CUENTA»
Se nos invita a ser personas con la mirada puesta en los más frágiles de nuestra sociedad, a crecer como comunidad fraterna y a participar en la Eucaristía, sacramento de comunión con Dios y con nuestros semejantes. Con alegría la comenzamos y cantamos unidos.

Acto penitencial
─Tú, que, siendo rico, te hiciste pobre por nosotros: Señor, ten piedad.
─Tú, que te hiciste nuestro hermano: Cristo, ten piedad.
─Tú, que te hiciste alimento para saciar nuestras hambres: Señor, ten piedad.

Monición a las lecturas
        Primera lectura:
Cuando Israel iba a entrar en la Tierra prometida, Moisés le recuerda cómo Dios realizó muchas maravillas en favor de su pueblo durante la travesía del desierto, y cómo le dio el alimento necesa-rio para no desfallecer por el camino.
En la segunda lectura, el apóstol Pablo nos recuerda que la Eucaristía, es signos de unidad y de comunión.


Oración comunitaria

Oremos a Dios, Padre de misericordia, que nos ha manifestado su inmenso amor en Jesucristo.

1. Por la Iglesia, para que seamos comunidades de esperanza donde se acoge y se escucha, comunidades en las que se ora y se celebra el encuentro y el perdón, donde podemos sanar y acoger a las personas más frágiles. Roguemos al Señor.

2. Señor Jesús, te pedimos por todos los que han perdido el trabajo, o ven difícil su situación laboral, por las personas que antes de la Pandemia ya vivían en situación de pobreza o de vulnerabilidad, para que encuentren respuesta adecuada por parte de las Administraciones Públicas, y que en nuestra Comunidad encuentren acogida, apoyo y acompañamiento. Roguemos al Señor.

3. Por quienes trabajan en Cáritas y colaboran con ella, para que sean fuertes y cuenten con nuestro apoyo y oración, para saber dar respuesta a las necesidades de las personas que buscan ayuda en nuestra comunidad. Roguemos al Señor.

4. Para que nuestra comunidad parroquial recupere la vida comunitaria, las actividades parroquiales y, sobre todo, la generosidad y la acogida con quienes peor viven. Roguemos al Señor.

5. Por quienes estamos celebrando la eucaristía, que ella nos impulse a ser signos de Esperanza dando vida, cercanía, solidaridad, ayuda, escucha, consuelo, calor humano… Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que tengamos siempre hambre de Jesucristo, pan de vida eterna. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.


DESDE LA VIDA MISMA
Publicado: 08.06.2020 18:36 Antena 3

Un policía ha pagado de su propio bolsillo cuatro potitos a un hombre que fue pillado robándolos para su familia en Zaragoza. El agente no presentó cargos contra el individuo y lo dejó marchar.

Los hechos se produjeron en un centro comercial en torno a las once y las once y media de la mañana del pasado 29 de mayo. El hombre, de 35 años, fue pillado sustrayendo los potitos por las cámaras de seguridad.

Cuando el padre estaba en disposición de irse, el vigilante de seguridad le dio el alto para posteriormente llamar a la policía, la práctica habitual en este tipo de hurtos. El padre contó que está atravesando una dura situación: está parado y tiene la obligación de mantener a su familia.

Ante su relato, muchos clientes se ofrecieron a pagar los potitos robados.


GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a tu mesa
y por enseñarnos a ser sencillos
como el pan que compartimos,
con la alegría y la fraternidad
en una mesa de hermanos.

GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a estar disponibles para:
lavar los pies y curar las heridas,
ofrecer la amistad enjugar las lágrimas,
levantar la esperanza
y devolver la paz y las sonrisas…
GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a tu Eucaristía
solidaria y compartida.


Ver más

Parroquia Corazón de María (Zaragoza) (cormariazaragoza.es)

Parroquia Corazón de María (Zaragoza) (cormariazaragoza.es)
_ CORPUS CHRISTI 17 [->594]
_ CORPUS CHRISTI 16,[->491],
_ CORPUS CHRISTI 15,[->368],
_ CORPUS CHRISTI 14}}[->221]

 

LA TRINIDAD

HOJA PARROQUIAL (A)     Emilia

DESLIZA EL CURSOR POR EL FINAL DE CADA PÁGINA PARA VER TODO EL TEXTO
TRINIDADPDF

HOJA PARROQUIAL (B)

Este primer domingo –ya—del Tiempo Ordinario está dedicado a la Santísima Trinidad. El Dios Uno y Trino que Jesús de Nazaret nos reveló. No es un Dios lejano o solitario. Es un Dios-Familia gracias al amor. ¿Entendido?…..

Dice San Agustín: «Cuando amáis sabéis más de Dios que cuando intentáis entenderlo con la inteligencia.»

LA TRINIDAD

¿Cómo explicar el en sí de Dios cuando nadie lo ha visto? ¿Cómo comprender el misterio y aceptar las matemáticas de Dios 1+1+1=1?

Una cosa es cierta, hablar de la Trinidad es hablar de Dios. No del en sí de Dios, de su intimidad más íntima, pero sí de sus manifestaciones, de esas salidas y aventuras de Dios por el mundo de los hombres.

En la Trinidad encontramos la perfecta realización del amor perfecto. El amor exige personas distintas. El amor es un nosotros: un tú y un yo… Pero el amor prohíbe el mío y el tuyo palabras frías como el hielo, dice San Agustín…

El ser uno con la persona amada sólo puede conseguirse en términos de auto-donación.

Amar perfectamente es dar hasta que no quede nada que dar. Solamente entonces el amante y el amado, siguiendo siendo dos, se convierten en uno solo. Burgdardt

Un hombre que fracasa solo es un hombre que fracasa.. Los que aman con un «ya veremos» se morirán sin saber lo que es el amor verdadero. Porque un amor puede ser débil, o cobarde, o mediocre, pero lo que no puede ser es provisional… Porque si es amor, no es provisional. Y es provisional, no es amor. El amor auténtico es eterno; y será siempre un misterio. J.L. Martín Descalzo.

Lo que hace que Dios sea Dios lo tiene completamente el Padre, lo tiene completamente el Hijo y lo tiene completamente el Espíritu. Todo es común, no existen diferencias, preferencias ni distancias. Un modo infinito de amar. así es Dios, un Misterio.


PARA LA MISA DE LA FAMILIA

SALUDO

Celebramos hoy la fiesta de la Santísima Trinidad. Y precisamente –invocando al Padre, al Hijo y al Espíritu- comenzamos siempre nuestras celebraciones. Todos los domingos, nuestra celebración de la Eucaristía es de algún modo, un recuerdo de la Santísima Trinidad, porque todos los domingos: – Celebramos el amor y la misericordia de Dios, nuestro Padre. – Recordamos la vida nueva que se nos ha dado por medio de Jesucristo, nuestro hermano. – Y nos sentimos fortalecidos por la gracia del Espíritu, que ha sido derramado en nuestros corazones.


SALUDO 2

Ha terminado el tiempo de Pascua, ya no encendemos el Cirio. Dentro del tiempo ordinario la liturgia nos trae la fiesta de la Santísima Trinidad: Dios padre, Dios Hijo, Dios E.S.
En su nombre fuimos bautizados, en su nombre nos reunimos a celebrar cada Eucaristía.
En su nombre muchos cristianos inician su trabajo de cada día.
Hoy se nos invita a meditar, a pensar y a dar testimonio de lo mucho que Dios significa para nosotros.
Dios mismo nos reúne. Dios se hace cercano a nosotros.
Bienvenidos todos a esta reunión de familia creyente.

SALUDO 3

Como sin darnos cuenta hemos citado ya dos veces a la Santísima Trinidad.
Hemos dicho todos juntos: “en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo”, mientras dibujábamos sobre nuestro cuerpo la señal de la Cruz. Inmediatamente el sacerdote nos ha saludado diciendo: “La gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la Comunión del Espíritu Santo”.

Y es que hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, un Dios con nosotros. Él nos empuja a vivir en comunión, siendo creadores de paz y fraternidad.

Hoy recordamos, también, a quienes en la Iglesia han sido llamados a la vida consagrada contemplativa: Los monjes, las monjas. Este año se propone como lema para esta jornada: «Con María en el corazón de la Iglesia».

Bienvenidos todos a esta reunión de familia creyente.

 


PERDÓN

Padre compasivo y misericordioso. SEÑOR, TEN PIEDAD…
Jesús, enviado para dar vida al mundo. CRISTO, TEN PIEDAD…
Espíritu, derramado en nuestro corazones. SEÑOR, TEN PIEDAD…


PERDÓN 2

1. Tú, que te hiciste cercano en Jesús haciéndote hombre por nosotros. Señor ten piedad
2. Tú, que eres nuestro Padre y nos amas como a hijos. Cristo ten piedad
3. Tú, que nos das cada día la fuerza del Espíritu Santo. Señor ten piedad.


LOS NIÑOS ESCRIBEN A DIOS

-Dios por favor envía tus ángeles para que me guarden mientras duermo, bendiga mi corazón y bendiga mi casa, bendice a mi espíritu y guíame y guardarme durante toda la noche para despertar por la mañana con la luz de tu amor. Amén

-Dios tu que estás en el cielo escuchando mi oración y que me mantiene en tu amoroso cuidado. Sé mi guía en todo momento y en todo lo que hago, bendice a todos los que te aman también. Amén.

-Querido Jesús: En la catequesis nos han dicho todo lo que haces. Pero, cuando estás de vacaciones, ¿Quién te sustituye?

-Querido Jesús: En carnaval me voy a disfrazar de diablo; no te importa, ¿verdad?
-Querido Niño Jesús: ¿Tú cómo sabías que eras Dios?
-Querido Jesús: ¿De verdad eres invisible o solo es un truco?
-Querido Jesús: ¿La jirafa la querías así, o fue un fallo?
-Querido Niño Jesús: Cuando tu Padre hizo el universo, ¿no era mejor que en vez del domingo hubiera descansado los días de cole?
-Querido Niño Jesús: ¿El Padre Mario es amigo tuyo o sólo es un compañero de trabajo?
-Querido Niño Jesús: Me gusta mucho el padrenuestro. ¿Se te ocurrió enseguida o lo tuviste que hacer varias veces? Yo siempre que escribo algo lo tengo que repetir.
-Querido Niño Jesús: Me gustaría saber cómo se llamaban tu buey y tu mula
-Querido Niño Jesús: ¿Los pecados los marcas en rojo como la maestra?
-Querido Jesús: ¿Cómo es que hacías tantos milagros antiguamente y ahora ya no los haces?
-Querido Niño Jesús: ¿Tú las cosas las sabes antes de que se inventen?
-Querido Jesús: Cuando hiciste el primer hombre, ¿funcionaba bien como nosotros ahora?
-Querido Niño Jesús: Si no llegas a extinguir a los dinosauros, no habríamos tenido sitio nosotros. Lo has hecho muy bien.

-Querido Jesús: Te mando una poesía:
“Te quiero porque con lo que nos das
/ vivir nos harás; /
pero, me tienes que decir /
¿por qué nos dejas morir?”
-Querido Niño Jesús: Yo soy español, ¿y tú?
-Querido Niño Jesús: Gracias por el hermanito, pero yo lo que había pedido era un cachorro
-Querido Niño Jesús: ¿Cómo es que no has inventado ningún animal en los últimos tiempos? Tenemos los de siempre…

-Querido Niño Jesús: Por favor, pon un poco de vacaciones entre Navidad y Semana Santa. Es que ahora en medio no hay nada..

-Querido Niño Jesús: Por favor, mándame un cachorrito. Nunca te he pedido nada, lo puedes comprobar

-Querido Niño Jesús: Me gustaría que hicieras gente que no se rompa tanto. A mí ya me han puesto tres puntos y una inyección…

-Querido Niño Jesús: A lo mejor Caín y Abel no se mataban si hubieran tenido una habitación cada uno. Con mi hermano funciona.

-Querido Jesús: Si de verdad volvemos a vivir, no me hagas como Ana que es muy antipática.

-Querido Jesús: Hace mucho que espero la primavera pero todavía no ha llegado. ¡No te la olvides!

-Querido Jesús: No te preocupes por mí. Yo miro siempre a los dos lados antes de cruzar la calle.

-Querido Niño Jesús: Seguro que para tí es dificilísimo querer a todos en todo el mundo. En mi familia sólo somos cuatro… y yo no lo consigo.

-Querido Niño Jesús: A veces pienso en tí aunque no esté rezando.

-Querido Niño Jesús: Si me miras el domingo en la iglesia, te enseño mis zapatos nuevos.

-Querido Jesús: De todos los que trabajan contigo yo prefiero a san Pedro y san Juan.

-Querido Niño Jesús: Me llamo Andrés y mi físico es bajo, delgado, pero no soy debilucho. Mi hermano dice que tengo una cara horrible, pero me alegro, porque así no tendré una mujer que me esté molestando siempre y contándome chismes.

-Querido Niño Jesús: Ya no me he vuelto a sentir sola desde que he descubierto que existes tú.

-Querido Jesús: Hemos estudiado que Tomás Edison descubrió la luz. Pero, en la catequesis dicen que fuiste tú. Yo creo que te robó la idea.

-Querido Niño Jesús: No creo que pueda haber un Dios mejor que tú. Bueno, quería que lo supieras, pero no creas que te lo digo porque eres Dios, ¿eh?.

-Querido Niño Jesús: ¡Qué listo eres! Todas las noches consigues poner las estrellas en el mismo sitio.

-Querido Jesús: En vez de dejar morir a las personas y hacer otras nuevas, ¿por qué no te quedas con las que ya tienes?.

-Querido Jesús: La historia que más me gusta es aquella en que caminas sobre las aguas. Después la segunda que prefiero es la de los panes y los peces.

-Querido Niño Jesús: En Navidad, no compres los regalos en la tienda que hay debajo de nuestra casa; mi mamá dice que son unos ladrones. Es mucho mejor ir al Iper.

-Querido Niño Jesús: ¿Sabes que me gusta mucho cómo has hecho a mi novia Simonetta?.

-Querido Niño Jesús: Yo creía que el naranja no pegaba con el morado. Pero luego he visto el atardecer que hiciste el martes… ¡es genial! .


PETICIONES:

1. Para que los cristianos nos esforcemos en descubrir y presentar el verdadero rostro de Dios. Roguemos al Señor.
2. Por los gobernantes de las naciones para que favorezcan y posibiliten un mejor ambiente familiar, creando y apoyando acciones y situaciones más dignas para la familia. Roguemos al Señor..
3.- Pedimos por todos los religiosos y religiosas de vida contemplativa, para que el Señor les de fuerza y les ayude a seguir adelante, pues ellos son el alma y el cimiento de la Iglesia. Roguemos al Señor
4.- Por las naciones, los pueblos, las familias, las personas que no encuentran la paz; para que el Señor ablande su corazón y los lleve: a aceptar, a perdonar, a compartir, llegando así a la concordia y la tranquilidad. Roguemos al Señor
5. Por todos nosotros para que demos cada día un sincero testimonio del Dios que nos ama, nos une y nos salva. Roguemos al Señor.


PARA NIÑOS Y MAYORES ¿Después de la comunión?

Me dijo mi amigo David que Dios buscaba casa. Yo le digo que en las grandes ciudades los alquileres están por las nubes.

Mi padre, que sabe mucho, me dice que como quiera comprar un piso tiene que trabajar muchos años para pagarlo.

He oído que en los pueblos pequeños ya han aprendido y han copiado a la ciudad. Y son caros.

La pregunté a una tía mía y nos dijo que era mejor desistir, aunque su salario sea alto.
Fui a preguntar a mi abuelo, que es sabio, y me dice que soy muy corto y muy torpe. Que no entendemos a Dios. Que Dios quiere estar en la del vecino, que es un pelma.

En la casa de mi amigo Luis, el del bar y en la del señor Juan, que es un avaro. Y en la casa de mi amiga Pepita que tiene unos padres que discuten con frecuencia.

Yo le pregunté a mi abuelo si en la nuestra también quiere estar. Y me dijo que sí, pero que a mi padre le preocupan otras cosas y no quiere gente extraña en casa que pueda molestar.

Yo entendí a mi abuelo. Entender a mi padre me cuesta más.

Ando preocupado porque en mi casa a Dios no le dejan entrar.

J.G.


Acción de gracias

Te damos gracias Dios, Padre, porque no eres un Dios terrible, porque te has acer-cado a nosotros como Amor y quieres ser Padre nuestro. Tú nos invitas a vivir como hermanos, a resolver fraternalmente nuestras diferencias y a superar con fuerza y coraje las dificultades.

Te damos gracias, Dios, Hijo, porque no eres un Dios lejano ausente, pues te has he-cho hombre y así has vivido entre nosotros y como nosotros el dolor, la fatiga y la muerte. Muéstranos el camino de la Vida (con mayúsculas), descúbrenos el sentido de la muerte y ayúdanos a vivir y a convivir llenos de alegría.

Te damos gracias, Dios, Espíritu Santo, porque no eres un Dios oculto o indiferente, porque estás con nosotros y en nosotros. Reanímanos, acrecientas nuestra fe, sostén nuestra esperanza y haz que perseveremos en tu amor y en el amor de los de-más.

Te damos gracias Dios PADRE, DIOS HIJO Y DIOS ESPÍRITU SANTO, ahora y siempre. Amén.


Dios está en el corazón de cada uno de nosotros:
Vamos a buscarle en ese hueco interior.
Vamos a hacerle un sitio. Primera Comunión.
Lancémonos a hacerle presente en la vida de los demás.
No alejemos a Dios de nuestras vidas.
Intentemos descubrir su amor que nos envuelve y que hay que contemplar sin intentar entender.

DESPEDIDA

Gracias, Padre Dios por querernos como hijos
Gracias Jesús por hacerte hermano nuestro
Gracias E. S. por darnos tu fuerza y animarnos a creer.
Y la bendición de Dios Todopoderoso….


CARTELERA Homilía….

PENTECOSTÉS

HOJA PARROQUIAL CICLO A                                                                      

DESLIZA EL CURSOR POR EL FINAL DE CADA PÁGINA PARA VER TODO EL TEXTO                       HOJA PENTECOSTÉS 2020


HOJA CICLO B




Un feligrés le preguntó a su párroco: ¿Qué puedo hacer para llegar a Dios?
Y el párroco, a su vez, le preguntó: ¿Puedes hacer algo para que salga el sol cada mañana?
Indignado el feligrés le contestó: ¿A qué vienen, entonces, tantas prédicas y tanta insistencia en la oración?
Para que estés despierto cuando sale el sol.


El sacerdote, acompañado de siete niños y padres, caminan por el pasillo central llevando siete velas apagadas… que dejarán enfiladas en el presbiterio…al lado de unas llamas de fuego, mientras se canta: Espíritu Santo ven, ven…

SALUDO

Hoy es un día importante, de los más solemnes de la Iglesia. El grito de hoy es: ¡ESPÍRITU SANTO, VEN!
Hoy termina el tiempo de pascua, que comenzamos hace cincuenta días.
Hoy es Pentecostés, ese día que, según el libro de los Hechos de los Apóstoles, se recibió por primera vez el Espíritu Santo.
Cada uno de nosotros hemos recibido el Espíritu de Dios en nuestro Bautismo y otros en nuestra Confirmación. Gracias a este regalo de Dios, estamos obligados a ser “cristianos en el corazón del mundo”.
Estamos muy atentos y pedimos en esta Eucaristía la fuerza del Espíritu Santo.


PETICIONES DE PERDÓN

• Por todas las veces en que nos negamos a que el Espíritu de Dios entre en nuestros corazones, SEÑOR, TEN PIEDAD.

• Por todas las veces en las que no ponemos en práctica las cualidades que el Espíritu de Dios nos ha regalado, CRISTO, TEN PIEDAD.

• Por todas las veces que nos callamos, y no nos atrevemos a decir que somos amigos de Jesús, SEÑOR, TEN PIEDAD.


1) Viene el Espíritu Santo, que no nos encuentre con los corazones cerrados a los demás y a Dios. Señor ten piedad.
2) Viene el Espíritu Santo, que no nos encuentre divididos. Cristo ten piedad
3) Viene el Espíritu Santo, que no nos encuentre fríos, apáticos, tristes. Señor ten piedad


PETICIONES

1) Por la Iglesia. Por el Papa. Para que se deje llevar por la voz del Espíritu Santo y no tenga miedo a renovarse en aquello que es necesario para cumplir mejor su misión. Roguemos al Señor.

2) Por todos los niños y niñas que reciben la comunión en estos días; por los jóvenes que se acercan al sacramento de la confirmación. Para que el Señor les fortalezca en su fe. Roguemos al Señor.

3) Pedimos para que en nuestro mundo se superen las divisiones y crezca entre nosotros la cordialidad, la concordia y la preocupación por los más necesitados. Roguemos al Señor.
4) Por todos los grupos de nuestra parroquia; para que sientan la presencia del Espíritu Santo que les envía a evangelizar y a dar testimonio de la fe. Roguemos al Señor.
5) Por todos los católicos. Para que amemos más a nuestra iglesia. Para que la defendamos. Para que estemos orgullosos de pertenecer a ella. Roguemos al Señor.


OFRENDAS
a) Con estas llamas de fuego representamos los dones del espíritu: que vengan sobre nosotros para que podamos vivir con alegría nuestra fe.

( Cada uno de los niños que han dejado las lamparillas sobre la mesa, junto con las llamas, al comienzo de la Eucaristía, en el momento de las ofrendas se acercan a ellas, levantan las llamas en alto, las presentan a la asamblea y leen el texto escrito por detrás en cada llama. SECUENCIA DEL ESPÍRITU SANTO (en forma litánica)

b) Finalmente, con el pan y el vino, traemos a tu altar –Señor- nuestro deseo de ser fuertes en la fe y en el amor. Que tu Espíritu lo transforme en Cuerpo y Sangre del Señor.

SECUENCIA DEL ESPÍRITU SANTO (en forma litánica)

– VEN, ESPIRITU SANTO,
tráete contigo la fuerza que Jesús nos prometió. Ven espíritu ….

– VEN, ESPIRITU SANTO,
cuéntanos cómo es Dios nuestro Padre. Ven espíritu ……
– VEN, ESPIRITU SANTO,
y danos calor y ternura, protección y cariño.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
ayúdanos a ser auténticos hijos de Dios y hermanos de los demás.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
y enséñanos a querernos los unos a los otros como Jesús quiere.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
llénanos de tu bondad y enséñanos a compartir y ser compasivos.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
toma asiento en medio de nuestra comunidad y danos coraje para vivir con entusiasmo el evangelio de Jesús.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
llena nuestros corazones vacíos, alegra nuestros caminos, da optimismo a nuestras vidas.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
protege la inocencia de nuestros niños, las inquietudes de nuestros jóvenes, el amor de nuestras familias.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
bésanos, quítanos nuestros miedos, soledades y cansancios.
– VEN, ESPÍRITU SANTO,
derrama tu fuego sobre el mundo, pásate por nuestras casas, déjanos un poco de tu fuerza que nos devuelva la alegría y nos llena de paz el corazón.


 

Otra fórmula para las PETICIONES

En cada petición encendemos una vela y colocamos delante la palabra correspondiente. (Negrita)

El Espíritu Santo de Dios aletea y se mueve, también, desde lo alto de los tejados que otean mi barrio necesitado de salvaciones.
1. Ven Espíritu. En nuestro entorno no hay paz. Despierta en nosotros el respeto a todo ser humano. Haznos sencillos constructores de paz.

2. Ven Espíritu. Muchos vivimos esclavos de la ansiedad. No sabemos caminar juntos haciendo humanidad. Danos fuerzas para trabajar por un mundo más justo. Aunque seamos pobres, porque tenemos sólo lo indispensable, que seamos solidarios. No nos dejes en manos de nuestro egoísmo.
3. Ven Espíritu. En nuestras calles, a veces, se camina con miedo. Están los que campan a sus anchas y los que viven acobardados. Por qué nos tememos unos a otros y nos quedamos encerrados en nuestros cenáculos por miedo al otro?. Danos valentía y enséñanos a defender siempre a los últimos. No nos dejes vivir con un corazón enfermo.
4. Ven Espíritu. Muchos de tus hijos e hijas viven sin conocer el amor, el hogar o la amistad. Otros caminan perdidos y sin esperanza.
5. No conocen una vida digna, una familia estable, un cariño para todos los días, solo la incertidumbre, el miedo o la depresión. Reaviva en nosotros la atención a los que viven sufriendo. Enséñanos a estar más cerca de quienes están más solos. Cúranos de la indiferencia.

6. Ven Espíritu. Muchos de mis convecinos viven sin conocer tu misericordia, aún no han descubierto que tú eres un Dios bueno. Muchos viven como si no existieras y han borrado tu nombre de la fecha del calendario y del rincón de sus conciencias. Tú no les vales para nada.
Haznos portadores de tu Buena Noticia. No queremos ser como niños huérfanos. Danos tu cariño de Padre.
7. Ven Espíritu. Estamos haciendo de nuestro entorno un lugar cada vez más inseguro y peligroso. ¿Vamos hacia alguna parte o simplemente vamos? Infunde en nosotros el aliento del optimismo y la alegría de la fe. No nos dejes sin recursos para el altruismo. ¡Ven Espíritu!


CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR
Gritaré que, el Amor con mayúsculas tiene un nombre: ¡Padre!

 

 

 

 

 

 

 

Que El me acompaña desde la eternidad y que, un  día como a Ti Jesús, me aguarda para darme un abrazo de fiesta y definitivo, CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR

Cantaré el gozo de haber compartido mi vida contigo,
la fuerza que tus Palabras han dejado por el camino de mi vida,
la ilusión de haberte conocido animándome en mi tristeza,
levantándome en mis caídas y dándome Vida
donde yo sólo creía hallar la muerte
CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR

 

Sentiré y proclamaré que soy de los tuyos
que, en tu Iglesia, me siento llamado a dar y recibir dones y carismas, caridad y alegría,
perdón y humildad, comprensión y compañía.
CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR

Iluminaré las entrañas de mi corazón, y luego, llevaré esa luz a los que se hallan en tinieblas a los que, hace poco o mucho tiempo, dejaron de respirar el oxigeno de tu Santo Espíritu
sumergiéndose en una atmósfera sin sentido
CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR

 

Me sentiré niño, y abriéndome como un pequeño,
sabré que es mucho lo que me espera:
respirar aires de infinitud, vivir como quien nace de nuevo, caminar sabiendo que tengo un compañero a mi lado, mirar a los cielos con ojos bien abiertos
soñar…con un final de mis días en tus manos.
CON TU ESPIRITU SANTO, SEÑOR

Hablaré, y no callaré sobre TI. Me entregaré, para nunca más cerrarme
Avanzaré, sin echar la mirada hacia atrás
Cantaré, aun a riesgo de quedar afónico
entonando que, al fondo de todo, vives y permaneces Tú. CON TU ESPíRITU SANTO, SEÑOR.

ASCENSIÓN DE JESÚS

No es lo mismo marcharse, que huir.  Jesús no se fue para evadirse de… La realidad es más amplia que aquello que abarcan nuestros sentidos.
Esta presencia nueva significa vivir y amar más intensamente, compartir más plenitud.
Es una inyección de ánimo para los que vacilan.
Por ello animó a sus discípulos a guardar y reproducir todo lo que les había enseñado.
Para que los demás reconocieran su presencia en ellos y creyeran que el amor y la vida no tienen fecha de caducidad. La ascensión empieza en el pesebre y acaba en la Cruz.


¿Y dejas, Pastor santo,
tu grey en este valle hondo, escuro,
con soledad y llanto,
y tú, rompiendo el puro
aire, te vas al inmortal seguro?

Los antes bienhadados
y los agora tristes y afligidos,
¡a tus pechos criados,
de Ti desposeídos,
¿a dó convertirán ya sus sentidos?

¿Qué mirarán los ojos
que vieron de tu rostro la hermosura,
que no les sea enojos?
Quien oyó tu dulzura
¿qué no tendrá por sordo y desventura?

Aqueste mar turbado
¿quién le pondrá ya freno? ¿Quién concierto
al viento fiero, airado?
Estando tú encubierto,
¿qué norte guiará la nave al puerto?

¡Ay!, nube envidiosa
aun deste breve gozo, ¿qué te aquejas?
¿Dó vuelas presurosa?
¡Cuán rica tú te alejas!
¡Cuán pobres y cuán ciegos, ay, nos dejas!


Celebramos la fiesta de la Ascensión para recordarnos algo que siempre necesitamos oír:
“Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.
“Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos”.

Me voy, pero me quedo, vosotros sois mis amigos.

HOJA PARROQUIAL (Emilia)

Pasa el cursor por el final de cada página para ver las siguientes
HOJA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Cuando Jesús volvió a su casa, al cielo y se sentó a la derecha del Padre, los ángeles celebraron una fiesta para darle la bienvenida.
Había globos, pancartas, confetti, música y un gran cartel que decía: Bienvenido a casa. Misión cumplida”.
Uno de los ángeles le hizo una entrevista sobre su estancia en el mundo de los hombres para el periódico local.
-Y ahora que tú, Jesús, has dejado la tierra, ¿quién va a continuar tu tarea?
-Once hombres que me aman, contestó Jesús.


En aquel tiempo se apareció Jesús a los doce y les dijo:

Jesús se nos acerca y nos invita y anima a seguir su camino. No dice que nos quedemos esperando a que venga la gente, sino que salgamos hacia donde están las personas, sus alegría, sus dificultades, sus esperanzas… y que nos empeñemos en trabajar para que nuestro mundo sea mas justo, más solidario, más limpio, más fraterno, más libre, más pacífico, más feliz… la tarea está en la vida de cada día.

Id al mundo entero y predicad el evangelio a toda la creación..

Son las últimas palabras de Jesús. No hay tristeza de despedida. Es un mensaje de consuelo, alegría y júbilo.
La Ascensión no es el final de la actividad de Jesús, sino el comienzo de la misión de sus seguidores.
Jesús nos dice: Vivid como yo he vivido, no os quedéis parados mirando al cielo, mirad al mundo y tratad de poner el cielo en la tierra.

Después de hablarles el Señor Jesús subió al cielo…

Sube Jesús y con Él sube la condición humana.
Sube Jesús y sube nuestra esperanza en un mundo más humano.
Sube Jesús y sube nuestro espíritu de servicio, el altruismo y la solidaridad.
Sube Jesús y bajan el egoísmo, la prepotencia, la indiferencia, la ambición la explotación.
Como Jesús, tengamos los ojos siempre alzados al cielo, pisando fuerte la tierra y arrimando el hombro a la tarea que nos dejó: la construcción del reino.


EL CIELO ES NUESTRO: ¿SUBIMOS?

Jesús al ir al Padre no entra en un lugar sino en una nueva dimensión, donde no tienen sentido nuestras expresiones: arriba, abajo, subir, bajar. Ir al cielo significa ir a Dios.
En la Ascensión celebramos la subida de Cristo al Padre y nuestra futura ascensión con él.
Ascensión: El cielo es nuestra meta y la vida es el camino…
La ascensión es un subir, superarse, no resignarse nunca, subir siempre subir. Cambiar a mejor, ser otro, mirar en positivo, ser distinto. No parar, día a día. Hacia la meta, hacia la cima, hacia tu cielo y el mío, hacia Dios.

¿Subir o quedarse? Jesús se va pero se queda, nosotros nos quedamos mientras nos vamos yendo con ÉL, hasta que vuelva y nos lleve definitivamente.

……… y después el cielo… sólo el cielo…y nada más.


PAUTAS PARA LA MISA CON NIÑOS

SALUDO

Muy buenos días a todos y bienvenidos a nuestra eucaristía de todos los domingos.

Seguimos celebrando el amor de Dios que perdona todos nuestros pecados y nos ayuda a vivir la vida con alegría y felicidad.
Hoy es el Domingo en el que recordamos la Ascensión de Jesús al cielo.
Después de resucitar Jesús convive con sus amigos y sube al cielo, dejándonos a los cristianos en la tierra para continuar su misión, para repartir su amor a todos los hombres y mujeres.

Hoy también vamos a recordar al grupo de niños y niñas de la parroquia que este mes reciben la Comunión y quieren participar en la mesa de Jesús.


PETICIONES DE PERDÓN

• Jesús, tú que ascendiste al cielo y estás sentado a la derecha de Dios
Padre, SEÑOR, TEN PIEDAD.
• Jesús, tú que vives junto a Dios Padre rezando por todos nosotros,
CRISTO TEN PIEDAD.
• Jesús, tú que nos envías a proclamar el evangelio del amor a todos los hombres y mujeres del mundo, SEÑOR, TEN PIEDAD.


PETICIONES

Para que los cristianos unidos al Papa Francisco sigamos siendo fieles al mandato de Jesús de enseñar el mensaje de amor a todos los hombres y mujeres del mundo, ROGUEMOS AL SEÑOR.

1• Por todas las personas que lo pasan mal, que sufren o tienen problemas, para que Jesús ponga a su lado personas buenas que les ayuden, ROGUEMOS AL SEÑOR.

2* Por la paz en el mundo, la paz que Jesús nos dio, la paz que todos debemos construir. Roguemos al Señor.

3• Pedimos a la Virgen que nos proteja en nuestro caminar por la vida y no nos abandone en nuestros problemas y dificultades, ROGUEMOS AL SEÑOR.

4• Pedimos por los niños que se preparan en catequesis para celebrar la Comunión, para que tengan siempre a Jesús como amigo. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5* Hoy pedimos por nuestras familias para que vivan como hijos de Dios y el Señor las bendiga con su amor y misericordia. ROGUEMOS AL SEÑOR.


ACCIÓN DE GRACIAS

Te vas, Jesús, pero te quedas….

* Señor Jesús, en el silencio de esta Eucaristía te sentimos cercano. Hemos celebrado que te vas pero te quedas…. y nos dejas la tarea de ser personas iluminadas en un mundo donde no abunda la esperanza.

* Nos pides:
– que mostremos un amor desinteresado en medio de un mundo egoísta.
– que seamos testigos, de los valores que no acaban, en un mundo materialista.

* Nos invitas a todos, mayores, jóvenes y niños, cada uno en su ambiente, a que seamos cristianos tan convencidos de nuestra fe que la comuniquemos de palabra y de obra con un estilo de vida que resulte creíble y convincente a todos.

-Gracias, Señor, Jesús, por los jóvenes optimistas y de mirada limpia.
-Gracias por los niños que aportan ternura y sencillez a nuestro mundo.

-Gracias, Señor, Jesús, porque te vas pero te quedas en ellos, en nosotros, para seguir mostrándonos un camino capaz de llenarnos de esperanza, de fuerza, de gozo y de confianza.

-Gracias, Señor, porque te vas pero te quedas y recorres cada día a grandes pasos los caminos de los hombres y mujeres con esperanza.

J.G.


¡SALID, AMIGOS Y AMIGAS

¡Salid, amigos y amigas!
Marchad sin miedo.
Vosotros sois mis testigos en medio del mundo.

¡Salid, amigos y amigas!
Marchad sin miedo.
Sed expresión de la ternura del Dios de la vida.

Ternura en vuestro rostro,
ternura en vuestros ojos,
ternura en vuestra sonrisa,
ternura en vuestras palabras,
ternura en vuestras obras,
ternura en vuestra lucha.

¡Salid, amigos y amigas!
Marchad sin miedo.
Os esperan fuera ciudadanos y vecinos.

Vosotros sois mis manos
para construir un mundo nuevo
de fraternidad, libertad y justicia.

Vosotros sois mis labios
para anunciar a pobres y marginados
la buena noticia de la libertad y la abundancia.

Vosotros sois mis pies
para acudir al lado de las personas
que necesitan gestos de ánimo y palabras de bien.

Vosotros sois mi pasión
para hacerme creíble en vuestras casas y ciudades
y lograr que niños y adultos vivan como hermanos.

Vosotros sois mi avanzadilla
para lograr la primavera del Reino
y ofrecer las primicias a los que más lo necesitan.

¡Salid, amigos y amigas!
Marchad sin miedo.
Derramad por doquier ternura y vida.

¡Salid, amigos y amigas!
Marchad sin miedo.
Mirad toda esa multitud que os espera.

Marchad con alegría.
¡Yo os acompaño todos los días!

Florentino Ulibarri


NOTICIA PARA TODOS LOS PUEBLOS

Yo sé que un día llegará y se descubrirá.
Jesús con su Palabra será: noticia para todos los pueblos.
Noticia para todos los pueblos.

No habrá fronteras para la paz,
cantaremos, cantaremos como amigos.
En toda mesa sobrará el pan y correremos para ser tus testigos.

Y si hay ancianos en soledad y si el mundo se ha vuelto indolente,
y si hay niños sin libro ni hogar,
es que Jesús no ha llegado a la gente.

Y si el pobre no encuentra hospital
y la violencia se vuelve tan fuerte, y si un hombre no sabe rezar,
es que Jesús no ha llegado a la gente.

Ya la gente no puede esperar,
este mundo está loco y enfermo, una noticia lo puede salvar:
que Jesús venga a todos los pueblos.

La miseria se puede acabar
y podrán terminarse las guerras.
Con su nombre debemos llenar los rincones de toda la tierra.

Mucha gente no ha oído su voz,
no es el centro de todos los hombres;
mucha gente lo conoce mal, mucha gente ha olvidado su nombre.

Este mundo lo quiere encontrar,
sin saberlo lo busca y lo espera.
Tiene sed y quisiera rezar, de Jesús está hambrienta la tierra.

Vayan por el mundo a publicar la noticia.
Vayan por el mundo, hagan que triunfe el amor.

Vayan por el mundo, combatan tanta injusticia.
Vayan por el mundo y que llegue el reino de Dios.


Cuento: “Olimpíadas especiales”

“Hace algunos años, en las olimpíadas para personas con discapacidad de Seattle, también
llamadas Olimpíadas especiales, nueve participantes, todos con deficiencia mental, se alinearon para la
salida de la carrera de los cien metros planos.

A la señal, todos partieron, no exactamente disparados, pero con deseos de dar lo mejor de sí,
terminar la carrera y ganar el premio.

Todos, excepto un muchacho, que tropezó en el piso, cayó y rodando comenzó a llorar…

Los otros ocho escucharon el llanto, disminuyeron el paso y miraron hacia atrás. Vieron al
muchacho en el suelo, se detuvieron y regresaron… ¡Todos!

Una de las muchachas, con síndrome de Down, se arrodilló, le dio un beso y le dijo: «Listo, ahora vas a ganar». Y todos, los nueve competidores entrelazaron los brazos y caminaron juntos hasta la línea de llegada.

El estadio entero se puso de pie y en ese momento no había un solo par de ojos secos. Los aplausos duraron largos minutos, las personas que estaban allí aquél día, repiten y repiten esa historia hasta hoy.

(Juan Camilo López)


ASCENSIÓN

¡Adiós, Jesús!. ¡ Buen viaje ! También nosotros nos parecemos a esos galileos que te ven marchar hacia tu Padre y se quedan plantados mirando al cielo. Pero ahora es preciso mirar al suelo, mirarnos sin miedo, y correr la voz, tu voz, Señor. No son momentos para construir castillos en el aire, ni para soñar. Hoy no se puede estar, sin más, mirando al cielo, pues cada día tiene su trabajo.

Te has ido y nos has dejado un encargo: Cambiar el mundo desde los cimientos, poniendo, cada uno, nuestro propio esfuerzo. Has dejado mucho bien por hacer en nuestras manos. No podemos ser cristianos de nuestro tiempo, Señor, si todavía queremos escondernos entre nuestros miedos y nuestros complejos. Es necesario dejar muchas palabras en nuestras casas y empezar a hablar el lenguaje de los hechos. Señor, es tiempo de despertar.

Mientras subes, Señor, nosotros levantamos nuestras vidas sin sentido, nuestros fracasos en silencio, nuestro corazón en soledad, nuestros problemas y cansancio.

Te vas, pero no permitas que sigamos viviendo sin razones.

Guarda nuestra vida y súbela a la altura de la tuya.
Guarda nuestra vida y dale alas que superen las caídas.
Guarda nuestras entradas y salidas, nuestras ganas de comenzar de nuevo y vivir desde la altura.

¡ Adiós, Jesús !, ¡ Buen viaje !.


SAN VALERO

.

FIESTA DE SAN VALERO, patrono de esta ciudad.
EN LA PARROQUIA:
HORARIO DE MISAS como los Domingos y festivos


San Valero, ventolero y rosconero, dice la tradición popular. Su fiesta se celebra el 29 de enero, este santo varón es el patrón de la ciudad de Zaragoza y su reliquia permanece en La Seo de San Salvador.

En tiempos del emperador Diocleciano fue obispo de Zaragoza y le persiguieron por predicar a cara descubierta la fe cristiana, por este motivo fue desterrado al pueblo de Anet donde se entregó a la oración hasta su muerte.

El viento suele ser protagonista de esta jornada junto con los roscones. Desde hace unos años se realiza el reparto de un roscón gigante en la Plaza del Pilar, un acto que antecede a la programación festiva del día del patrón de Zaragoza.

San Valero, obispo de Zaragoza, nació en esta ciudad y murió desterrado en Anet el año 315.

Fue elegido obispo de Zaragoza y alcanzó una larga longevidad. Hubo de resistir, por tanto, durante su episcopado, la persecución de Diocleciano y Maximiano. Pero no dejó nunca de predicar y de reconfortar a los perseguidos.

Llegó a oídos de Daciano, gobernador de Hispania, que el obispo Valero y su diácono Vicente andaban predicando a cara descubierta la fe cristiana.

Mandó detenerlos y conducirlos cargados de cadenas a Valencia, donde residía. No se arredró Valero ante Daciano; pero éste, que entendía que darles mártires a los cristianos era fortalecer su fe, en vez de debilitarla; y no deseando ensañarse con un pobre anciano, lo condenó al destierro, reteniendo preso en Valencia a su discípulo Vicente.

Se retiró, pues, al pueblo de Anet, donde se entregó a la oración. Murió lleno de años y méritos. Su cuerpo fue sepultado cerca de Anet, en el castillo de Strada, de donde fue trasladado a Rota en 1065 y de allí a Zaragoza en 1170 por orden del rey Alfonso II de Aragón.

La tradición posterior, más novelesca, nos dice que San Valero era de difícil palabra, acaso un poco tartamudo; y que, en el tribunal valenciano, ello dirigió la atención principal al fogoso Vicente, que quiso hablar por ambos y pagó con la vida su atrevido discurso.

<doc723|center>


ORACIÓN: SALMO PARA DAR LA VIDA

Señor, dame la valentía
de arriesgar la vida por Ti.
el goza desbordante
de gastarme en tu servicio.

Dame, Señor, alas para volar
y pies para caminar
al paso de los hombres.

Entrega, Señor, entrega
para dar la vida,
desde la vida,
la de cada día.

Infúndenos, Señor,
el deseo de darnos y entregarnos,
de dejar la vida
en el servicio a los débiles.

Señor, haznos constructores de tu vida,
propagadores de tu reino,
ayúdanos a poner la tienda en medio de los hombres
y llevarles el tesoro de tu amor que salva.

Haznos, Señor, dóciles a tu espíritu
para ser conducidos a dar la vida desde la cruz,
desde la vida que brota
cuando el grano muere en el surco.


VER MÁS EN LA PAGINA 306