DOMINGO 3ºB

 

Hablaba junto al lago, en la ribera.
Al primer pescador le llama amigo,
al segundo le dice, ven conmigo,
mar adentro remad, pero a mi vera.

Soñaremos la pesca verdadera
pescaremos al pobre y al mendigo,
sembraremos del reino el mejor trigo,
la más apasionante sementera.

Pescadores de noches y de días
se dejaron pescar a la alborada,
con las artes y redes del Mesías.

Pescador, marcharemos en cordada
a pescar esa pesca que decías.


MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a esta celebración. Dios llama y tenemos que saber para qué. Cuando tu mamá te llama, enseguida sabes para qué: para desayunar, para ir al colegio, para hacer recados, para dejar de hacer ruido… También Dios llamaba a los profetas y les encomendaba distintas misiones.

Cuando Jesús llamó a los apóstoles les dijo para qué los necesitaba. Y a nosotros nos sigue hablando y llamando. Abramos nuestro corazón para escucharle.


ACTO PENITENCIAL

Jesús nos llama, pero a veces no le escuchamos. Nos vamos a poner un momento de espaldas al altar en silencio, y luego nos volvemos para pedir perdón por no escuchar la llamada de Jesús.

-Tú, Señor, que siempre esperas un cambio en nuestras actitudes. Señor, ten piedad.
-Tú, Señor, que nos traes la Buena Noticia de un Reino de verdad, de justicia y de paz. Cristo, ten piedad.
-Tú, Señor, que nos llamas para que colaboremos contigo en la construcción de un mundo más humano. Señor, ten piedad.


MONICIÓN A LAS LECTURAS

Dios es salvación y vida. Su presencia siempre es un cambio para el que cree y espera en El. Por ello mismo, si creemos en El, todos somos iguales, somos hermanos. Que el Evangelio de hoy, además, nos ayude a escuchar al Señor y a seguirle con todo su corazón. Su Reino merece la pena ser anunciado, querido y proclamado en el mundo.


Primera lectura

Lectura de la profecía de Jonás (3,1-5.10):
En aquellos días, vino la palabra del Señor sobre Jonás: «Levántate y vete a Nínive, la gran ciudad, y predícale el mensaje que te digo.»
Se levantó Jonás y fue a Nínive, como mandó el Señor. Nínive era una gran ciudad, tres días hacían falta para recorrerla.
Comenzó Jonás a entrar por la ciudad y caminó durante un día, proclamando: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!»
Creyeron en Dios los ninivitas; proclamaron el ayuno y se vistieron de saco, grandes y pequeños.
Y vio Dios sus obras, su conversión de la mala vida; se compadeció y se arrepintió Dios de la catástrofe con que había amenazado a Nínive, y no la ejecutó.       
                                                                                                 Palabra de Dios

Salmo


Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (7,29-31):
Digo esto, hermanos: que el momento es apremiante. Queda como solución que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que están alegres, como si no lo estuvieran; los que compran, como si no poseyeran; los que negocian en el mundo, como si no disfrutaran de él: porque la representación de este mundo se termina.
                                          Palabra de Dios

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,14-20):
Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios. Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago.
Jesús les dijo: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.»
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.       Palabra del Señor


LA TAZA DE CAFÉ

Unos profesionales todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntaron para visitar a su antiguo profesor.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y regreso con una cafetera grande y tazas de distintas clases y colores. Les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco de café recién preparado. El maestro se dio cuenta de que iban escogiendo las tazas más bonitas y llamativas, dejando aparte las más sencillas.

» Les aseguro que la taza no le añade calidad al café»

» Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar la tazas de los demás»

«Ahora piensen en esto: la vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social… son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida..»

«A menudo, por concentrarnos solo en la taza dejamos de disfrutar el café.. ¡disfruten el café! La gente más feliz no es la que tiene lo mejor, sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, que vivan de manera sencilla»

«¡Que disfruten el café»


A PARTIR DE HOY…

Durante la segunda guerra mundial un pueblecito de Baviera fue destruido por las bombas.

La iglesia también quedó reducida a escombros. Entre las ruinas, los vecinos encontraron una imagen de Jesús sin brazos ni piernas.

Terminada la guerra reconstruyeron el pueblo y la iglesia. Dudaban entre reconstruir la imagen o dejarla tal como la encontraron. Optaron por dejarla como la encontraron y le pusieron esta inscripción: «Ahora no tengo manos ni pies.

A partir de hoy, ustedes serán mis brazos y mis pies para ayudar y curar este mundo roto.»


PETICIONES

Presentemos al Señor nuestras súplicas diciendo: -Cuenta conmigo, Señor.

1. Queremos que la Iglesia sea la casa grande en la que todos los que seguimos a Jesús vivamos unidos. Oremos.
2. Queremos sentirnos orgullosos de seguir a Jesús, de ser sus apóstoles, sus enviados en esta época de la historia. Oremos.
3. Queremos construir el Reino de Dios, ayudar a que la vida, la justicia y la paz sean más reales. Oremos.
4. Queremos que el Señor nos dé un corazón enorme para querer a todas las personas. Oremos.
5. Queremos ser mensajeros de Jesús, anunciar la Buena Noticia del Reino, de que Dios nos ama como Padre y que todos somos hermanos. Oremos.
6. Queremos recordar a los misioneros que han seguido la llamada de Jesús a ir a países lejanos, para que sirvan con amor a los pueblos a los que han sido enviados. Oremos.


 


 

DOMINGO 4ºB

Jesús, el nuevo predicador, hacía afirmaciones sorprendentes, tan sorprendentes que asombraban por su atrevimiento y su novedad.

-“Cállate y sal de él”.
-“Antes de que Abrahán existiera, existía yo”.
-“Sin mí no podéis hacer nada”.
-“Nadie va al Padre sino por mí”.

____________________

El mal suele provocar más ruido y es más impactante que el bien. Su grito tiene más eco, más repercusión, sobre todo si el fondo del paisaje es de piedra.

Sólo un «corazón de carne» puede asumir el grito que se retuerce y su eco ensordecedor.

Necesitamos pronunciar palabras comprometidas y prácticas renovadoras que aplaquen los ruidos y creen cauces de liberación.


PARA LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA


1. MOTIVACIÓN

Amigos: Bienvenidos a la misa del domingo.
En tiempos de Jesús había muchas enfermedades desconocidas. No había médicos ni una medicina como la de ahora.
Por eso cuando una persona se volvía loca, o depresiva, o tenía ataques de epilepsia, decían que estaba “poseída del demonio”.

Para Jesús eso mismo significaba que muchas veces se nos mete dentro como un “demonio” que nos hace decir o hacer lo que no queremos.
Jesús nos enseña hoy, a vencer sin miedo el mal, en nosotros y en los demás.
Hoy se nos va a pedir que cada uno de nosotros, que, en nuestro pequeño ambiente, seamos “profetas” para decir a todos con palabras y hechos, que Jesús nos quiere y nos ayuda.

Vamos a celebrar, vamos a sentirnos familia de Jesús.


PETICIONES DE PERDÓN

Perdón 1. Por las veces que no damos buen ejemplo a los amigos. Señor, ten piedad.

Perdón 2. Por las veces que somos egoístas y no ayudamos. Cristo, ten piedad.

Perdón 3. Por las veces que no nos acordamos de los enfermos y necesitados.
Señor, ten piedad


Primera lectura

Lectura del Deuteronomio (18,15-20):
Moisés habló al pueblo, diciendo: «Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: «No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir.» El Señor me respondió: «Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca, y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá”.»
                                                          Palabra de Dios

Salmo


Segunda lectura

Lectura de la primera carta de san Pablo a los Corintios (7,32-35):

Quiero que os ahorréis preocupaciones: el soltero se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.
                                               Palabra de Dios

Evangelio

 
Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,21-28):

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.
Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»
Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él.»
El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»
Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.
Palabra del Señor


PRECES

1. Para que todos los cristianos nos comprometamos a “ser profetas” en nuestra ciudad, en nuestro pueblo, en nuestra familia, en nuestro colegio. Roguemos al Señor.

2. Para que las naciones busquen la paz y la concordia. Roguemos al Señor.

3. Por todos los que formamos la Comunidad Parroquial, para que cada día seamos mejores cristianos y demos ejemplo con nuestra forma de vivir, roguemos al Señor.

4. Por todos los niños y niñas, para que nuestra conducta resulte verdaderamente atractiva a todos los demás, roguemos al Señor.

5. Por todos los que sufren, por los enfermos, por los que se encuentran solos, por los que no tienen trabajo… para que la Palabra de Dios les sirva de alivio y consuelo, roguemos al Señor.


ACCIÓN DE GRACIAS

Tú, Señor, necesitas nuestros pies para caminar,
nuestras lenguas para hablar,
nuestras manos para trabajar.

Nuestro destino y nuestra misión
es hacerte presente a Ti en nuestro mundo.
A veces las personas no pueden encontrarte
porque nosotros les hemos fallado.

Ayúdanos para que sepamos cumplir nuestra misión
y sembremos la alegría cristiana
en un mundo que necesita esperanza e ilusión.

DOMINGO 2ºB


Tras el Tiempo de Navidad, que terminó el domingo pasado con la fiesta del Bautismo del Señor, iniciamos el tiempo ordinario. Dos discípulos de Juan Bautista siguen a Jesús de Nazaret, tras declarar Juan: “Este es el cordero de Dios…”

Jesús les pregunta: “¿Qué buscáis?” …. “¿Dónde vives, Maestro?”. «venid y lo veréis» y.. «se quedaron a vivir con él»

Este domingo de celebra la Jornada de la INFANCIA MISIONERA. (Video para los pequeños de la familia)

 “Con Jesús a Nazaret, ¡somos familia!”.


«Este es el Cordero de Dios….» No hay peor sordo que el que no quiere oír.

«Lo triste de ser un sordo voluntario es que uno no se da cuenta de que su infelicidad reside justamente en no querer escuchar las verdades que le despejarían el sendero de la vida, evitando así desperdiciar el tiempo en causas perdidas.»

 


¿Dónde vives?

Millones de personas se dicen cristianas, pero no han experimentado un verdadero contacto con Jesús. No saben cómo vivió, ignoran su proyecto. No aprenden nada especial de él.
Mientras tanto, en nuestras Iglesias no tenemos capacidad para engendrar nuevos creyentes. Nuestra palabra ya no resulta atractiva ni creíble. Al parecer, el cristianismo, tal como nosotros lo entendemos y vivimos, interesa cada vez menos. Si alguien se nos acercara a preguntarnos «dónde vivís» «qué hay de interesante en vuestras vidas», ¿cómo responderíamos?
Es urgente que los cristianos se reúnan en pequeños grupos para aprender a vivir al estilo de Jesús escuchando juntos el evangelio. Él es más atractivo y creíble que todos nosotros. Puede engendrar nuevos seguidores, pues enseña a vivir de manera diferente e interesante. (Pagola)

PARA LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA


SALUDO:

Amigas y amigos: bienvenidos a esta celebración. Atrás han quedado los días de Navidad, en que hemos celebrado al Dios hecho hombre, niño pequeño y entramos en el Tiempo Ordinario (hoy en su II domingo), la vida «normal» también en el ámbito cristiano. 
Hoy todavía no iniciamos la lectura de Marcos. Cada año en este segundo domingo escuchamos el evangelio de Juan en unas páginas que vienen a ser como una prolongación de las «manifestaciones» del tiempo de Navidad y Epifanía.
En este domingo se nos propone la Jornada Mundial de la Infancia Misionera, con el lema: «CON JESÚS A NAZARET, SOMOS FAMILIA».

PERDÓN:

1. Todos los días nos invitas, Señor, a ser mejores: a estudiar más, a no despreciar a los demás, a ser responsables en el trabajo, a…. muchas veces no lo hacemos bien. Señor, ten piedad.

2. Ayer me enfadé, no quise hablar con nadie, al final estaba más triste. Cristo, ten piedad.

3. En clase tengo un niño que es de otro país. Somos un poco amigos pero aún no le he invitado a mi casa a jugar con mis juguetes. Señor, ten piedad.


Primera lectura

Lectura del primer libro de Samuel (3,3b-10. 19):

En aquellos días, Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde estaba el arca de Dios. El Señor llamó a Samuel, y él respondió: «Aquí estoy.»
Fue corriendo a donde estaba Elí y le dijo: «Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Respondió Elí: «No te he llamado; vuelve a acostarte.»
Samuel volvió a acostarse. Volvió a llamar el Señor a Samuel.
Él se levantó y fue a donde estaba Elí y le dijo: «Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Respondió Elí: «No te he llamado, hijo mío; vuelve a acostarte.»
Aún no conocía Samuel al Señor, pues no le había sido revelada la palabra del Señor.
Por tercera vez llamó el Señor a Samuel, y él se fue a donde estaba Elí y le dijo: «Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Elí comprendió que era el Señor quien llamaba al muchacho, y dijo a Samuel: «Anda, acuéstate; y si te llama alguien, responde: «Habla, Señor, que tu siervo te escucha.»»
Samuel fue y se acostó en su sitio.
El Señor se presentó y le llamó como antes: «¡Samuel, Samuel!»
Él respondió: «Habla, que tu siervo te escucha.»
Samuel crecía, y el Señor estaba con él; ninguna de sus palabras dejó de cumplirse.
Palabra de Dios


Salmo

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (6,13c-15a.17-20):

El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor; y el Señor, para el cuerpo. Dios, con su poder, resucitó al Señor y nos resucitará también a nosotros. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor es un espíritu con él. Huid de la fornicación. Cualquier pecado que cometa el hombre queda fuera de su cuerpo. Pero el que fornica peca en su propio cuerpo. ¿O es que no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo? Él habita en vosotros porque lo habéis recibido de Dios. No os poseéis en propiedad, porque os han comprado pagando un precio por vosotros. Por tanto, ¡glorificad a Dios con vuestro cuerpo!
     Palabra de Dios


Evangelio

 Lectura del santo evangelio según san Juan (1,35-42):

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Éste es el Cordero de Dios.»
Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús.
Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?»
Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?»
Él les dijo: «Venid y lo veréis.»
Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).»
Y lo llevó a Jesús.
Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).»

Palabra del Señor


PETICIONES

1. Te pedimos que la Iglesia sea una comunidad sin fronteras, madre de todos, lugar de acogida donde se pone en práctica la fiesta y el perdón, la alegría y la ternura, la fuerza y la fe.  Roguemos al Señor
2.. Por todos los que formamos la Iglesia, para que seamos fieles a la misión que Jesús nos ha encomendado a cada uno. Roguemos al Señor.
3. Por nuestra comunidad eclesial para que acoja cordialmente a los pequeños, a los jóvenes inmigrantes y a sus padres, trate de comprender sus necesidades y de favorecer su integración. Roguemos al Señor.
4. Por todas aquellas personas que pierden su vida en su intento de llegar como sea a un nuevo país en busca de mejores condiciones de vida para sus personas y sus familias. Roguemos al Señor.
5. Por todos los que han decidido seguir a Jesús y se forman para ser sacerdotes para que sean fieles amigos de Jesús. Roguemos al Señor.


 




BAUTISMO DE JESÚS (B)

BAUTISMO DE JESÚS.

Jesús se solidariza con la humanidad deshumanizada por el desamor y la injusticia.

Se mete en el mismo agua turbia de los que necesitan conversión. Se pone a la cola.

 


SUGERENCIAS PARA LA MISA DE LA FAMILIA.


Al comienzo de la misa, en torno de la pila bautismal en la que se habrán colocado tantas candelitas como familias de catequesis. Cada familia encenderá la candela en la que estará escrito el nombre de cada niño.

Familia 1ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua de la fuente cantarina y fresca que nos recuerda tu Espíritu Santo que es como una fuente de agua viva en nuestro corazón que canta tus canciones… (Yo soy la Iglesia…)

Familia 2ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua del río Jordán donde Jesús se bautizó.

Por ese río pasó también el Pueblo judío para entrar en la tierra prometida. Por el agua de nuestro bautismo entramos también nosotros a formar parte de la Iglesia. (Yo soy la Iglesia….)

Familia 3ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua de nuestro bautismo, por nuestros padres que así lo quisieron y por todas las oportunidades que nos das para seguir los pasos de Jesús y ser felices. (Yo soy la Iglesia….)


Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (42,1-4.6-7):

Así dice el Señor: «Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará, hasta implantar el derecho en la tierra, y sus leyes que esperan las islas. Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado, y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan las tinieblas.»
  Palabra de Dios


Salmo


Segunda lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (10,34-38):

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: «Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas, anunciando la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos. Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.»
Palabra de Dios


Evangelio del domingo

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,7-11):

En aquel tiempo, proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»

Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma.

Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»   
                      Palabra del Señor


SÍMBOLOS:
Los elementos esenciales del Bautismo. Agua, óleo, vestidura blanca. Cirio.
En torno a la pilar Bautismal: Santiguarse (bautismo) Velitas.. invitar a encender… entregarlas al final….


PETICIONES:

R/ENVÍANOS, SEÑOR TU ESPÍRITU.

1. Para que todos los que formamos la Iglesia de Jesús trabajemos por transmitir el mensaje de Jesús con alegría y esperanza. Oremos.

2. Para que no nos avergoncemos de nuestro bautismo y sepamos transmitir a los demás valores de amor, justicia, fraternidad, solidaridad y esperanza. Oremos.

3. Para que los padres que pidan el bautismo para sus hijos los eduquen como cristianos y se comprometan a ayudarles a vivir como tales. Oremos.

4. Para que todos los que mueren cada día a causa del odio, el hambre o la guerra, tengan el consuelo de ser acogidos por Dios que es el Padre bueno de todos los hombres .Oremos.

Peticiones libres….


REFLEXIÓN:

El bautismo de los cristianos es un gran acontecimiento en nuestra vida como lo fue en la vida de Jesús. No oímos la voz del Padre, pero nos dice también: “Tú eres mi hijo, yo te quiero”. No vemos bajar al Espíritu, pero llena nuestro corazón.

El bautismo nos señala la dirección del camino hacia Dios, primer paso hacia la meta.

Bautizar, en estos tiempos de increencia y de alejamiento de la Iglesia, es un ministerio más inquietante que alegre. Problema que la Iglesia no se atreve a enfrentar. Gracia a Dios algunos padres nos solucionan el problema al no bautizar ya a sus hijos, les basta con darles de alta en el registro civil.

Muchos padres que nunca pisan la iglesia siguen pidiendo para sus hijos la tarjeta de socios del club de Jesús al que nunca invocarán, piden un seguro que les libre del infierno, un lavado inicial o un rito cultural sin contenido religioso.

Félix Jiménez Tutor.



Un niño de cinco años salva la vida a su padre que sufrió un ataque al corazón

Fue a buscar ayuda con su bicicleta en mitad de la noche.
Un conductor se cruzó con él y avisó a los servicios de emergencia.

Kevin-Djéné, de cinco años, no lo dudó ni un segundo. Tenía que hacer algo para ayudar a su padre, que estaba sufriendo un ataque al corazón. Él sólo veía que su progenitor estaba muy mal. Por eso, en pijama, bajo la lluvia y en plena noche cogió su bicicleta y se fue a buscar a su madre que trabaja a una docena de kilómetros de la localidad donde reside la familia, en Mayenne, al oeste de Francia.

El pequeño recorrió tres kilómetros antes de ser recogido por un conductor que avisó a una ambulancia. «Estaba en pijama y en zapatillas. Empapado y tembloroso», aseguró el hombre con el que el menor tuvo la suerte de encontrarse por el camino.

El niño dejó a su hermana de dos años junto a su padre inconsciente.

Cuando se encontró con Pinot, Kevin le dijo: «Mi papá se está muriendo». El pequeño era incapaz de dar su apellido o su dirección. «Estaba llorando».

Finalmente, lograron contactar con la familia del niño, y una ambulancia trasladó a tiempo al padre al hospital.



DOMINGO 33B

Al final, la Verdad. Al final, Dios. Al final, el Padre. No el juez castigador.

SALUDO

Buenos días a todos y bienvenidos a esta misa de la una.

Estamos llegando al final del año litúrgico, del año de la Iglesia. Dentro de muy poco empezará el tiempo de Adviento, el tiempo de preparación a la Navidad.

Nuestra vida es un camino que llega hasta Dios, la Eucaristía es el alimento que Jesús nos ofrece para poder caminar.

Prestemos atención al mensaje que Jesús nos presenta en este día.


OBSERVACIONES

Jesús anuncia que este no es el fin del mundo, sino el tiempo de anunciar el evangelio a todo el mundo.

1. Advierte de lo muncho que tendrán que sufrir para mantenerse fieles a Jesús. (templo destruido)

2. Final de los tiempos. Ni el Hijo del Hombre lo sabe, sólo el Padre.
Falsos profetas.

3. Todo lo anterior prólogo al mensaje verdadero. Estamos viviendo hacia un futuro que necesariamente viene. La vida del ser humano no se explica sin mirar al futuro. (Creo en la resurrección ….. en la vida eterna…)
Nada de la vida cristiana ni nada de Jesús tiene sentido si olvidamos el destino de todo.
Al final, la Verdad. Al final, Dios. Al final, el Padre. No el juez castigador.

Sor Isabel de la Trinidad:

Dios mío, si tú estás en todas partes.

¿cómo me las arreglo yo para estar siempre en otro sitio?

No caminamos hacia la nada y el vacío. Nos espera el abrazo de Dios.


PERDÓN

1. Porque solemos vivir centrados en nosotros mismos y nos creemos los mejores, sin preocuparnos de los demás, SEÑOR, TEN PIEDAD.

2. Porque nos atamos a muchas cosas que no nos dejan ser libres,
CRISTO, TEN PIEDAD.

3. Porque nos cuesta perdonar al que nos ha hecho mal,
SEÑOR, TEN PIEDAD.

Señor, Dios nuestro, concédenos vivir siempre alegres en tu servicio, porque el servirte y trabajar por los demás es el mayor gozo que podemos tener en nuestra vida. PJNS.


EVANGELIO Mc 13, 24-32

Discípulo 1: ¡Mira, Maestro, cómo brillan las cúpulas del templo! ¿Y dices que todo eso será destruido?

Jesús: Sí, el día de la gran angustia.

Discípulo 2: ¿Cómo será ese día? ¿Qué pasará después?

Jesús: En aquellos días, después de la gran tribulación, el Sol irá oscureciéndose hasta hacerse tinieblas. La Luna no dará su resplandor. Las Estrellas caerán del cielo. Los ejércitos celestes temblarán.

Discípulo 1: ¿Y qué pasará con la gente? ¿Cómo premiará Dios a los buenos?

Jesús: Entonces verán venir al Hijo del Hombre con gran poder y majestad, que enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, del extremo de la tierra al extremo del cielo.

Discípulo 2: ¿Cómo sabremos que va a pasar?

Jesús: ¿Sabéis qué es una higuera? ¿En qué estación del año brota la higuera y salen las ramas tiernas?

Discípulo 1: En primavera.

Jesús: Pues cuando veáis suceder esto que os he anunciado, sabed que él está cerca, a la puerta. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.


SÍMBOLOS-HOMILIA

Un “reloj” que marca el día y la hora. Cada uno/a de nosotros tenemos que poner a punto el día y la hora de nuestro encuentro con Jesús.


Un filósofo después de ver el telediario se encerró en su habitación con libros para estudiar cuál era la razón de lo mal que va el mundo, pero su hijo pequeño no le dejaba concentrarse, entonces le da a su hijo un rompecabezas del mundo, pensando que así lo dejaría tranquilo mucho rato, al poco llega el niño con el rompecabezas perfectamente resuelto..

Le pregunta el padre ¿Cómo lo has hecho, si tú no has estudiado todavía geografía?.

y el niño le contesta: papá, por detrás de la página están dibujadas las formas de un hombre y una mujer, cuando he arreglado al hombre y a la mujer, se ha arreglado el mundo…


Otros recursos: El cuento de las ranas. Estamos construyendo una catedral…

Mi amigo Juanjo me propone esta:

El Laurel

Cerca de un arroyo de aguas frescas, había un pequeño bosque. Todos gastaban las energías en ser más altos, grandes, floreados y perfumados, sin importarles la debilidad de sus raíces.

En cambio un laurel dijo:

«Yo, mejor, voy a invertir mi savia en tener una buena raíz: así creceré y podré dar mis hojas a todos los que me necesiten“.

Los otros árboles estaban muy orgullosos de ser los más bellos, olorosos y perfumados. Y no dejaban de enorgullecerse y reírse de los demás.

El laurel sufría porque se reían de él, pavoneándose de sus flores y perfumes.

– «¡Laurel!” – (le decían) ¿Para qué quieres tanta raíz? Las raíces nadie las ve. Mira a nosotros; todos nos alaban por nuestra belleza. ¡Deja de pensar en los demás! ¡Preocúpate sólo de ti!»

Pero el laurel estaba convencido de lo contrario; deseaba darse a los demás y por eso trabajaba día y noche en tener raíces fuertes.

Un buen día vino una gran tormenta y sacudió, sopló y resopló sobre el bosque. Los árboles más grandes, que tenían un ramaje inmenso, se vieron tan fuertemente golpeados, que por más que gritaban no pudieron evitar que el viento los tumbara.

En cambio el pequeño laurel, como tenía pocas ramas y mucha raíz, sólo perdió algunas hojas.

Entonces todos comprendieron que lo que nos mantiene firmes en los momentos difíciles, no son las apariencias, sino las raíces ocultas cuando han entrado hondo en la tierra fecunda del amor.


PETICIONES

1. Hoy celebramos el día de la Iglesia Diocesana. Para que nos sintamos miembros vivos de la parroquia y la ayudemos con nuestra participación, colaboración y aportación. Roguemos al Señor

2. Estamos en la semana de la familia. Pedimos por nuestros padres, familiares y amigos, para que escuchen la voz de Dios y sean para nosotros modelos de cómo tenemos que actuar en nuestra vida, roguemos al Señor.

3.- Por todos los niños y niñas de nuestra Parroquia, para que no olvidemos nunca que Dios es nuestro Padre, que no está en las nubes sino a nuestro lado, y que nos habla como un amigo, roguemos al Señor.

4. Para que todos digamos a Jesús que le queremos seguir con valentía.
Roguemos al Señor.

5. Tenemos un recuerdo, en nuestra oración, por aquellas personas más necesitadas: los matrimonios con problemas de convivencia, los niños y niñas abandonados, los que se encuentran solos en los hospitales…, roguemos al Señor.

DOMINGO 32B

…Ella echó todo lo que tenía para vivir.


Monición de entrada

Amigas y amigos, sed bienvenidos a esta celebración de la misa familiar.

Un domingo más, Jesús nos ha invitado a su fiesta y nosotros hemos acudido con alegría, porque queremos escucharle y participar de su banquete.

Sin darnos cuenta en casa no valoramos lo que tenemos y somos muy exigentes: nuestra frase es “mamá, papá, cómprame esto, por qué no me regalas lo otro, esto no me gusta, ponme de aquello…,

La abundancia impide que apreciemos lo que tenemos.

Hoy, Jesús nos quiere enseñar algo muy importante y práctico. ¿Qué es eso? Muy pronto lo vais saber. Ahora vamos a cantar, pedir perd6n y luego escucharemos a Jesús.


EL SÍMBOLO:


Peticiones de perdón

1. Porque pensamos que ser buenos es tener éxito en los deportes, destacar entre nuestros amigos, en lugar de tener buen corazón decimos, Señor, ten piedad.

2. Porque admiramos a la gente famosa y no nos fijamos en las personas buenas que viven a nuestro alrededor sin llamar la atención decimos, Cristo, ten piedad.

3. Porque nos dejamos llevar por los que más hablan, sin embargo, no prestamos la más mínima atención a los que son sencillos te decimos, Señor, ten piedad.


Evangelio
Mc 12, 38-44

Jesús: (Se dirige a sus discípulos) Mirad esa plaza y decidme qué es lo que veis.

Discípulo 1: Gente importante que compra en el mercado, que se llena la tripa en los banquetes y que entra a rezar en el templo.

Jesús: ¿Qué os parece su comportamiento?

Discípulo 2: Muchos de ellos son muy presumidos; algunos incluso son bastante abusones y orgullosos.

Jesús: Yo os digo: cuidado con los letrados; le encanta pasearse con trajes elegantes y que les hagan reverencias en las plazas. Buscan los primeros puestos en los templos y en los banquetes y se quedan con el dinero de las viudas.

Jesús: ¿Qué veis ahora, entre la gente que acude al templo?

Discípulo 3: Tres señores importantes y una pobre viuda.

Jesús: ¿Podéis averiguar qué limosna han dado?

Discípulo 4: Los tres señores ricos han entregado cantidades elevadas de dinero; la viuda ha dado muy poco.

Jesús: Amigos, esa pobre viuda ha echado en la bandeja más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra y ella ha dado lo que necesitaba para vivir.


JUEGO DE LOS CORAZONES

un obispo en una visita pastoral a una parroquia preguntó a una niña: “Si todo lo bueno que haces en tu vida se pintara de color blanco, y todo lo malo que haces se pintara de color negro, ¿Tú de qué color serías?- y ella respondió: Yo sería a rayas.”


Peticiones

1- Por nuestros padres, por nuestra familia y por nuestros amigos, por todos aquellos que nos quieren de verdad y que sin embargo no apreciamos como se merecen, roguemos al Señor.

2- Por todos los niños y niñas de nuestra parroquia. Para no nos dejemos deslumbrar por las apariencias, por la riqueza y la ostentación y valoremos más la entrega de la gente sencilla, roguemos al Señor.

3- Por todos los que participamos en esta celebración eucarística, para que no caigamos en la tentación de valorar sólo a los que son importantes y tienen prestigio… y sepamos rodearnos de gente de buen corazón, roguemos al Señor.

4- Por las personas más necesitadas: los pobres, los que tienen dificultad para llegar a fin de mes, los enfermos, los que no tienen trabajo…, roguemos al Señor.


UNA CANCIÓN:

Qué suerte es tener un corazón sin puertas

Qué suerte es tener las manos siempre abiertas.


DOS HISTORIAS:

-Un domingo un niño miraba a su madre que echaba en el cestillo de la colecta una moneda de cinco céntimos.

Cuando volvían a casa la madre criticaba el aburrido sermón del cura.

El niño le contestó: ¿qué más puedes pedir por cinco céntimos?


-Dos peregrinos caminan por el desierto. A uno de ellos se le acabó el agua. Y le dice al otro: «Dame agua de tu cantimplora» A pesar de que él también la necesitaba, le dio su agua.

Los dos siguieron caminado en silencio. El que había recibido el agua rompió el silencio y le dijo a su compañero: «Dame, por favor, un poco de esa fuerza interior que te ha empujado a darme el agua que tú necesitabas»


TRES LECCIONES

-Ser generosos incluso en la necesidad.
-Llenar la vida de detalles hacia los otros (cada día)
-Mirar con ojos positivos a los demás.


DARLO TODO

El hombre que estaba tras el mostrador, miraba la calle distraídamente. Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto. Entró en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul. “Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?”, -dice ella-.

El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó: “¿Cuánto dinero tienes?” Sin dudar, ella sacó de su bolsillo un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos. Los colocó sobre el mostrador y dijo feliz: “¿Esto alcanza?”

Eran apenas algunas monedas que ella exhibía orgullosa: «Sabe, quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella misma. Hoy es su cumpleaños y este regalo la hará muy feliz porque el collar tiene el mismo color de sus ojos».

El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, lo envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde. Y dijo a la niña: “Toma. Llévalo con cuidado”. Ella salió feliz corriendo y saltando calle abajo.

Aún no había terminado el día, cuando una linda joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho y preguntó: “¿Este collar fue comprado aquí?” -Respondió el dueño de la tienda: «Sí señorita». Ella preguntó de nuevo: “¿Y cuánto costo?” «¡Ah!», -exclamó el hombre-. “El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente”. La joven continuó: “¡Pero mi hermana tenía sólo algunas monedas! Este collar es verdadero, ¿no? Ella no tendría dinero para pagarlo”.

El hombre tomó el estuche, rehízo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta y lo devolvió a la joven diciéndole: “Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar. ¡ELLA DIO TODO LO QUE TENIA!”

El silencio llenó la pequeña tienda y cuatro lágrimas rodaron por las caras emocionadas de la joven y del dueño de la tienda, en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio.

(Anónimo)


DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA

Los billetes no van al cielo

Me llega, por correo electrónico, la siguiente historia:

Cuentan que un día se mueren todos los billetes y se van al cielo. San Pedro los recibe y piden permiso para entrar, pero les dice que ninguno de ellos puede hacerlo.

¡No fastidies! Pero ¿cómo que no? -dice el de 500 €

Yo soy poderoso y tengo las puertas abiertas pues en todas partes me quieren.

Igual yo -dice el de 100 €

Todos me quieren tener, ¿por qué no podemos entrar?
Y yo -dice el de 20 €.

No insistan -dice San Pedro, -no pueden entrar al cielo, mmmm…. tal vez el de 5 € pueda hacerlo…..

En eso se oye un raro ruido, son todas las moneditas de 1, 5, 10, 20 y 50 céntimos que también habían muerto…

Pasen, pasen -les dice San Pedro- Las puertas del cielo están abiertas para ustedes.

Los billetes se ponen muy enojados y reclaman, -¿por qué razón ellas que valen menos sí y nosotros no?

San Pedro les responde:

¡¡¡ Porque ellas sí van a Misa los domingos !!!

DOMINGO 31B

Lo primero nos dice Jesús es

Amar a Dios

y al prójimo

Amar a Dios

en el prójimo

Amar a Dios

amando al prójimo

No se puede amar a Dios sin hacer nada por los demás.

-Aprender a escuchar al otro

-Aprender a dar

-Aprender a perdonar

La última palabra la tiene siempre el amor.


TRUCOS PARA LA BELLEZA DE TU ALMA

Para conseguir unos labios atractivos di palabras de ternura.

Para conseguir unos ojos preciosos, busca lo que hay de bueno en la gente.

Para conseguir una silueta esbelta comparte tu comida con los que pasan hambre.

Para tener un pelo bonito deja que un niño pase sus dedos por tu cabello una vez al día.

Para tener una buena pose camina sabiendo que nunca caminas solo.

La gente, mucho más que las cosas, debe ser restaurada, revivida, reclamada y redimida; nunca deseches a nadie.

Recuerda, siempre que necesites una mano que te ayude, la encontraras en el extremo de tu brazo.

Cuando vayas envejeciendo descubrirás que tienes dos manos: una para ayudarte a ti mismo y la otra para ayudar a los demás.

La belleza de una persona no está en la ropa que lleve, la figura que tenga o en cómo se peine.

La belleza de una persona debe ser buscada en sus ojos, que son la puerta de acceso a su corazón, el lugar donde reside el amor.

La belleza de una persona no está en los rasgos de su cara, su verdadera belleza se refleja en su alma.

Está en el cuidado que da con amor, en la pasión que muestra.

La belleza de una persona aumenta con el paso de los años.


SALUDO

Bienvenidos a esta celebración. Hoy la Palabra de Dios nos recuerda por dónde tenemos que caminar y en qué se resume su doctrina: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. Y amarás al prójimo como a ti mismo”.

No es un camino fácil de recorrer; por eso vamos a estar atentos para entenderlo un poco mejor. Comenzamos esta Eucaristía como todos los días reconociéndonos limitados y pidiéndole perdón al Señor.


PETICIONES DE PERDÓN

Perdón1. – Porque nos olvidamos de querer a los demás como Dios desea le decimos.
Señor, ten piedad.

Perdón2- Tenemos unos compañeros y una familia a la que demostrar nuestro amor, con hechos y detalles concretos. Porque a veces no lo hacemos así le decimos.
Cristo, ten piedad.

Perdón3- Porque somos muy cómodos y rechazamos hacer lo que nos cuesta le decimos,
Señor, ten piedad.


EVANGELIO Mc 12, 28b-34

Cronista: Un escriba que oyó la discusión, viendo lo acertado de la respuesta, se acercó a Jesús y le preguntó:

Escriba: «¿Qué mandamiento es el primero de todos?».

Cronista: Respondió Jesús:

Jesús: «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos».

Cronista: El escriba replicó:

Escriba: «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».

Cronista: Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:

Jesús: «No estás lejos del reino de Dios».

Cronista: Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.


PETICIONES

P1- Por la Iglesia, para que fiel al mandato de Jesús, manifieste su amor a las personas, de forma especial a las que Él llama bienaventurados. ROGUEMOS AL SEÑOR

P2- Por nuestra familia y nuestros amigos, que son los más cercanos que tenemos para que les queramos de verdad y les tratemos como a nosotros mismos,
roguemos al Señor.

P3- Además de querer a nuestro prójimo tenemos que amar a Dios. Él nos ha creado y es nuestro Padre. Para que le sintamos cercano en nuestras vidas y nos dirijamos a Él como a un verdadero amigo, roguemos al Señor.

P4- Por todos los que participamos en esta celebración eucarística, para que no busquemos disculpas diciendo que es muy complicado el cristianismo. Para que amemos a Dios y a las personas que tenemos a nuestro lado, roguemos al Señor.

P5- Por aquellos que más necesitan de nuestra oración: los que no tienen trabajo, las familias rotas, los que no se quieren, los que sufren por cualquier causa…, roguemos al Señor.


DINÁNICA PARA LA HOMILIA

Las leyes de Dios abren caminos y dan luz al comportamiento humano.

En Jesús el amor de Dios dio el máximo.

Cristo es el puente entre Dios y los hombres.


DICHOSO EL QUE TE ENCUENTRA

Dichoso el que te encuentra y te descubre.

En cualquier encrucijada te haces encontradizo

Y nos das la gran sorpresa,

Dichoso el que te sigue encontrando cada día.

La mayor ganancia eres tú.

Las demás no valen.

Todo lo bueno va contigo,

todo lo que buscamos lo llevas tú:

verdad, justicia, cambio, hombre nuevo…

Todo tiene su rostro,

tu voz, tu nombre.

Eres el tesoro de la vida.

Los demás no tienen brillo ni valor.

Son como basura

y se pierden.

Tú no te pierdes, ni te gastas.

A ti no te roba nadie,

Vale la pena venderlo todo para tenerte.

¡Ojalá te encuentre y me vaya contigo

dejándolo todo!

Pensándolo me alegro

Y te canto esta canción

En la asamblea de tus amigos.

Me buscarás y me encontrarás,

te buscaré y te encontraré, te preferí a ti.

Nos iremos juntos.

MI HERENCIA ES EL SEÑOR

Nadie me quitará esa alegría.


ORACIÓN FINAL

Antes de marchar a la vida, Señor,

Queremos recordarte, Padre, Dios:

No nos abandones en el camino de la vida (todos)

Enséñanos a ser tus amigos (todos)

Ayúdanos a querer a los que nos rodean (todos)

Que no nos olvidemos de tu cercanía y amistad (todos)

Que no nos cansemos de hacer el bien (todos)

Que no olvidemos que tú eres nuestro Padre. (todos)

DOMINGO 29B /DOMUND


.

La Jornada Mundial de las Misiones, el Domund, que hoy celebramos, nos invita a trabajar por “cambiar
el mundo”.

Estamos, invitados a anunciar la
Buena Noticia y contribuir a formar una sociedad más justa y más fraterna, así el mundo cambiará.

Hagámoslo unidos a los misioneros, a quienes tenemos muy presentes en nuestra celebración.


ORACIÓN DEL DOMUND 2018

Señor, ayúdame a cambiar

para cambiar el mundo.

Necesito renovar el corazón,

la mirada, mis modos de hacer,

para no terminar en un museo.

Y no es solo renovar lo viejo:

es permitir que el Espíritu Santo

cree algo nuevo.

Señor, vacíame de mis esquemas

para hacer sitio a tu Espíritu

y dejar que sea Él

quien haga nuevas todas las cosas.

Él nos envía, nos acompaña, nos inspira;

Él es el autor de la misión,

y no quiero domesticarlo ni enjaularlo.

Haz que no tenga miedo

de la novedad que viene de Ti,

Señor Crucificado y Resucitado.

Que mi misión sea comunicar tu vida,

tu misericordia, tu santidad.

Enséñame a amar como Tú

para cambiar el mundo.

Amén.

(Cf. Francisco, Discurso 1-6-2018



Oración de los fieles

Respondemos a cada petición
diciendo: “Padre, haznos descubrir tu amor”.

1. Para que las Iglesias locales de África, América, Asia, Europa y Oceanía caminen unidas en la
única misión de la Iglesia, y sigan transmitiendo el Evangelio a todos los que aún no lo han descubierto.
Roguemos al Señor.

2. Por los misioneros, para que, a pesar de las dificultades, no desfallezcan en su labor de cambiar el
mundo y sigan contagiando el amor que han recibido de Dios. Roguemos al Señor.

3. Pidamos por los jóvenes, para que no tengan miedo de buscar, descubrir y anunciar a Jesús, y,
como Él, entregarse generosamente al servicio de los hermanos. Roguemos al Señor.

4. Por los padres de familia, por los educadores, los profesores y los acompañantes, para que sean servidores de aquellos a quienes cuidan. Roguemos al Señor.

5. Por nuestra comunidad cristiana. Que vivamos en fraternidad sirviendo a los demás con los pequeños gestos de cada día.humana. Roguemos al Señor.


DOMUND: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA



DOMUND 2015: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA


RELATO DE MATERIALES DEL DOMUND

¿Qué hago para anunciarles el amor que Dios les tiene?

MIrarles como Jesús. ¿Has sentido tú su mirada? Es una mirada llena de ternura, de cariño, de perdón…

SErvirles como Jesús. ¿Recuerdas cómo Él servía a los más pequeños y más necesitados?

Escogía a los

RIcos en pobreza, no a los ricos en bienes materiales. Y para todo esto, yo le pido que me dé su mismo

CORazón, para amar a todos, sin distinción, como Él nos ama; y hacerlo

DIA a día, sin cansarme.


PARA LA MISA CON LAS FAMILIAS DE CATEQUESIS

SALUDO

Buenos días a todos y bienvenidos. La Iglesia celebra hoy el día del Domund, la jornada mundial de las misiones con el lema: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA.

En nuestra reunión de hoy vamos a recordar a los misioneros y a pedir a Dios por ellos.

También vamos a pedir por nuestros catequistas, auténticos misioneros en nuestra parroquia.

Todos formamos parte de la Iglesia Misionera y debemos colaborar, pequeños y mayores, para dar a conocer a Jesús.

En esta celebración pedimos al Señor que nos ayude para que los cristianos reflejen la misericordia de Dios, y las parroquias “lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia” nos dice el Papa.

Estamos todos muy atentos.

+ Lectura del Santo Evangelio según San Marcos.

NARRADOR: En aquel tiempo se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:

DISCÍPULOS:– Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

JESÚS: – ¿Qué queréis que haga por vosotros?

DISCÍPULOS: – Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

JESÚS: – No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

DISCÍPULOS: – Lo somos.

NARRADOR: Jesús les dijo:

JESÚS: – El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado.

NARRADOR: Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo.

JESÚS: – Sabéis que los que son reconocidos jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.

Palabra del Señor

ORACIÓN DE LOS FIELES

A Dios, rico en misericordia, presentamos nuestra oración como hijos suyos.

Respondemos:
Dios, nuestro Padre, escúchanos.

1. Por la Iglesia universal, para que sepa renovarse desde la experiencia de la misericordia del Padre y emprender una nueva etapa de evangelización. Roguemos al Señor.

2. Por los Pastores de la Iglesia, para que, con su ejemplo y su palabra, acerquen el Evangelio a todos los alejados de Cristo y de su Iglesia. Roguemos al Señor.

3. Por los fieles y sus comunidades cristianas, para que la fuerza de la misericordia de Dios renueve su compromiso bautismal y misionero. Roguemos al Señor.

4. Por la evangelización del mundo, para que todos los cristianos demos testimonio, con mayor entusiasmo y convicción, de la propia fe. Roguemos al Señor.

5. Por la misión universal de la Iglesia, para que, impulsada por la misericordia de Dios, no tema ir a las situaciones más difíciles y necesitadas de evangelización. Roguemos al Señor.

6. Por los misioneros y misioneras en todo el mundo, para que sean “misioneros de la misericordia” y signos de la solicitud materna de la Iglesia por todos. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre santo, la oración que te presentan tus hijos, por los cuales Jesús se ofreció
completamente a Ti para que confiemos siempre en tu misericordia. Por el mismo Jesucristo,
nuestro Señor.

Ver más en esta misma página web DOMUND 14


DOMINGO 28B

Yo no me acabo de creer que todo quedará así con el «joven rico» después de su charla con el Señor, estoy segura que volvió y siguieron charlando…


El libro «Las sonrisas de Jesús», dice que el joven rico después de dejar a Jesús, tuvo que viajar y cuando regresó se enteró de que Jesús había sido crucificado. Deambulando tristemente y sin rumbo, el Señor puso en su camino al apóstol Juan, que le miro y le sonrió, el joven rico vio en los ojos de Juan la mirada de nuestro Señor, entonces vendió todo lo que tenía y lo siguió para siempre.


Un niño de 7 años antes de acostarse solía leer el Nuevo Testamento. Una noche leía el evangelio del joven rico y se asustó. Bajó corriendo a la cocina y con lágrimas en los ojos le dijo a su madre: Mamá, no nos vamos a salvar. Su madre le dijo: Vete a la cama.


SALUDO

Es frecuente escuchar: no, no,no, no matarás, no robarás, no mentirás, no dirás palabrotas … si quieres ser buen cristiano.

Pero Jesús, sin quitar ningún valor a todos estos mandamientos, va más allá, nos presenta la vida en positivo.
El evangelio de hoy nos presenta a un joven bueno que se acerca a Jesús y le dice “veo que eres bueno pero te falta una cosa” ¿Qué cosa?

En el evangelio escucharemos la respuesta. Comenzamos, con alegría, cantando.


Peticiones de perdón

1. Porque nos olvidamos de hablar con Jesús. Señor, ten piedad.

2. Porque sólo queremos a los papás para que nos den caprichos.
Cristo, ten piedad.

3. Porque a veces lloramos cuando no nos dan lo que queremos.
Señor, ten piedad


Evangelio Mc 10, 17-30

NARRADOR: Cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó:

JOVEN: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?».

NARRADOR: Jesús le contestó:

JESÚS: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre».

NARRADOR: Él replicó:

JOVEN: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud».

NARRADOR: Jesús se quedó mirándolo con cariño y le dijo:

JESÚS: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego ven y sígueme».

NARRADOR: A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó triste porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:

JESÚS: «¡Qué difícil les será entrar en el reino de Dios a los que tienen riquezas!».

NARRADOR: Los discípulos quedaron sorprendidos de estas palabras. Pero Jesús añadió:

JESÚS: «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios».

NARRADOR: Ellos se espantaron y comentaban:

DISCIPULOOS: «Entonces, ¿ quién puede salvarse?».

NARRADOR: Jesús se les quedó mirando y les dijo:

JESÚS: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo».

NARRADOR: Pedro se puso a decirle

PEDRO: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».

NARRADOR: Jesús dijo:

JESÚS: «En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más —casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones— y en la edad futura, vida eterna.


PETICIONES

1.- Por la Iglesia, para que dé testimonio del desprendimiento generoso que todos desean ver en ella. Roguemos al Señor.

2.- Para que Dios nos ayude a saber compartir nuestros bienes, nuestras cualidades, con los más necesitados. Roguemos al Señor.

3.- Por los ricos, los que tienen mucho dinero. Para que pongan al servicio de los más necesitados aquellos medios que son necesarios para promover la justicia y el desarrollo de las personas. Roguemos al Señor.

4.- Por todas las personas que sufren y están tristes, por las que son víctimas de la violencia y de la guerra, Roguemos al Señor.

5.- Por aquellos que no aceptan la invitación de Jesús a reunirse para celebrar la Eucaristía cada domingo, para que nuestro ejemplo les anime a acercarse a la fiesta de la Eucaristía, roguemos al Señor.

6.- Por todos nosotros, los que celebramos esta Eucaristía, para que no desoigamos la invitación del Señor a seguirle, como hizo el joven del Evangelio, sino que le aceptemos con generosidad. Roguemos al Señor.


APUESTA POR EL SOL Y EL VIENTO

Cuentan que mientras un viajero iba por su camino, el Sol y el Viento lo hicieron el blanco de una apuesta: vencería quien lograse primero que se quitara el abrigo.

Empezó el Viento a soplar furiosamente, empujando montañas de nubes y remolinos de polvo. Pero el viajero apretaba fuerte el abrigo contra sí mismo para que no le volase por los aires, agarrando muy fuerte el abrigo con todas sus fuerzas.

Cuando el Viento se cansó y perdió toda esperanza de vencer, entonces el Sol empezó a descubrir su hermoso rostro de oro, calentando la tierra con sus rayos encendidos.

Enseguida el viajero, resoplando por el excesivo calor y sudando hasta la médula, para no ahogarse de calor, se quitó su abrigo.

Obtuvo, pues, la victoria el Sol, aquel que empleó las buenas maneras, y no el Viento, que pretendía vencer con la violencia y la furia.


DEVÚELVEME MIS CANCIONES

Un millonario pasaba gran parte de su tiempo contando sus monedas de oro.

Muy cerca de su mansión vivía un zapatero que pasaba el día arreglando zapatos y cantando bellas baladas. Canciones que irritaban al hombre rico. Un día decidió regalarle unas monedas a ver si se callaba.

El zapatero muy feliz dejó de cantar y de trabajar. Ahora pasaba su tiempo escondiendo las monedas, cambiándolas de sitio para que nadie se las robara.

Un buen día cayó en la cuenta de que las monedas le habían robado sus canciones y su paz. Se fue a la casa del millonario y le dijo: yo te devuelvo tus monedas y tú devuélveme mis canciones.


COMPRAR UN SARI MÁS BARATO

Una anécdota de la Madre Teresa de Calcuta

Cuenta ella que una señora hindú, muy rica, fue a verla un día y le dijo:
-Madre, yo quisiera tomar parte en su ayuda a los necesitados.

La madre le respondió:
-Eso está muy bien.

Y comenzaron a hablar sobre la vida de la señora. La señora le dijo:
-Madre, a mí me gustan mucho los saris y los compro caros y elegantes.

Ese día, la señora llevaba un traje que valía 800 rupias, mientras que el de la madre Teresa apenas costaba 8 rupias.

La madre Teresa se quedó en silencio y preparó la respuesta correcta a la petición de ayuda de la señora, y le dijo:
-Creo que podemos empezar por el sari. La próxima vez que vaya a comprar uno no lo compre de 800 cómprelo de 500 y el dinero que ahorre tráigamelo para ayudar a los pobres.

La señora rica siguió el consejo y empezó a comprar vestidos más baratos.

Contaba la madre Teresa que la señora llegó a comprarse saris de sólo 100 rupias y no bajó más el precio porque le dijo que ya era suficiente.

La señora confesó a la madre Teresa que había cambiado su vida. Que había entendido lo que significaba compartir y que tenía la sensación de haber recibido mucho más de lo que había dado.