DOMINGO 32B

…Ella echó todo lo que tenía para vivir.


Monición de entrada

Amigas y amigos, sed bienvenidos a esta celebración de la misa familiar.

Un domingo más, Jesús nos ha invitado a su fiesta y nosotros hemos acudido con alegría, porque queremos escucharle y participar de su banquete.

Sin darnos cuenta en casa no valoramos lo que tenemos y somos muy exigentes: nuestra frase es “mamá, papá, cómprame esto, por qué no me regalas lo otro, esto no me gusta, ponme de aquello…,

La abundancia impide que apreciemos lo que tenemos.

Hoy, Jesús nos quiere enseñar algo muy importante y práctico. ¿Qué es eso? Muy pronto lo vais saber. Ahora vamos a cantar, pedir perd6n y luego escucharemos a Jesús.


EL SÍMBOLO:


Peticiones de perdón

1. Porque pensamos que ser buenos es tener éxito en los deportes, destacar entre nuestros amigos, en lugar de tener buen corazón decimos, Señor, ten piedad.

2. Porque admiramos a la gente famosa y no nos fijamos en las personas buenas que viven a nuestro alrededor sin llamar la atención decimos, Cristo, ten piedad.

3. Porque nos dejamos llevar por los que más hablan, sin embargo, no prestamos la más mínima atención a los que son sencillos te decimos, Señor, ten piedad.


Evangelio
Mc 12, 38-44

Jesús: (Se dirige a sus discípulos) Mirad esa plaza y decidme qué es lo que veis.

Discípulo 1: Gente importante que compra en el mercado, que se llena la tripa en los banquetes y que entra a rezar en el templo.

Jesús: ¿Qué os parece su comportamiento?

Discípulo 2: Muchos de ellos son muy presumidos; algunos incluso son bastante abusones y orgullosos.

Jesús: Yo os digo: cuidado con los letrados; le encanta pasearse con trajes elegantes y que les hagan reverencias en las plazas. Buscan los primeros puestos en los templos y en los banquetes y se quedan con el dinero de las viudas.

Jesús: ¿Qué veis ahora, entre la gente que acude al templo?

Discípulo 3: Tres señores importantes y una pobre viuda.

Jesús: ¿Podéis averiguar qué limosna han dado?

Discípulo 4: Los tres señores ricos han entregado cantidades elevadas de dinero; la viuda ha dado muy poco.

Jesús: Amigos, esa pobre viuda ha echado en la bandeja más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra y ella ha dado lo que necesitaba para vivir.


JUEGO DE LOS CORAZONES

un obispo en una visita pastoral a una parroquia preguntó a una niña: “Si todo lo bueno que haces en tu vida se pintara de color blanco, y todo lo malo que haces se pintara de color negro, ¿Tú de qué color serías?- y ella respondió: Yo sería a rayas.”


Peticiones

1- Por nuestros padres, por nuestra familia y por nuestros amigos, por todos aquellos que nos quieren de verdad y que sin embargo no apreciamos como se merecen, roguemos al Señor.

2- Por todos los niños y niñas de nuestra parroquia. Para no nos dejemos deslumbrar por las apariencias, por la riqueza y la ostentación y valoremos más la entrega de la gente sencilla, roguemos al Señor.

3- Por todos los que participamos en esta celebración eucarística, para que no caigamos en la tentación de valorar sólo a los que son importantes y tienen prestigio… y sepamos rodearnos de gente de buen corazón, roguemos al Señor.

4- Por las personas más necesitadas: los pobres, los que tienen dificultad para llegar a fin de mes, los enfermos, los que no tienen trabajo…, roguemos al Señor.


UNA CANCIÓN:

Qué suerte es tener un corazón sin puertas

Qué suerte es tener las manos siempre abiertas.


DOS HISTORIAS:

-Un domingo un niño miraba a su madre que echaba en el cestillo de la colecta una moneda de cinco céntimos.

Cuando volvían a casa la madre criticaba el aburrido sermón del cura.

El niño le contestó: ¿qué más puedes pedir por cinco céntimos?


-Dos peregrinos caminan por el desierto. A uno de ellos se le acabó el agua. Y le dice al otro: «Dame agua de tu cantimplora» A pesar de que él también la necesitaba, le dio su agua.

Los dos siguieron caminado en silencio. El que había recibido el agua rompió el silencio y le dijo a su compañero: «Dame, por favor, un poco de esa fuerza interior que te ha empujado a darme el agua que tú necesitabas»


TRES LECCIONES

-Ser generosos incluso en la necesidad.
-Llenar la vida de detalles hacia los otros (cada día)
-Mirar con ojos positivos a los demás.


DARLO TODO

El hombre que estaba tras el mostrador, miraba la calle distraídamente. Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto. Entró en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul. “Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?”, -dice ella-.

El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó: “¿Cuánto dinero tienes?” Sin dudar, ella sacó de su bolsillo un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos. Los colocó sobre el mostrador y dijo feliz: “¿Esto alcanza?”

Eran apenas algunas monedas que ella exhibía orgullosa: «Sabe, quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella misma. Hoy es su cumpleaños y este regalo la hará muy feliz porque el collar tiene el mismo color de sus ojos».

El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, lo envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde. Y dijo a la niña: “Toma. Llévalo con cuidado”. Ella salió feliz corriendo y saltando calle abajo.

Aún no había terminado el día, cuando una linda joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho y preguntó: “¿Este collar fue comprado aquí?” -Respondió el dueño de la tienda: «Sí señorita». Ella preguntó de nuevo: “¿Y cuánto costo?” «¡Ah!», -exclamó el hombre-. “El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente”. La joven continuó: “¡Pero mi hermana tenía sólo algunas monedas! Este collar es verdadero, ¿no? Ella no tendría dinero para pagarlo”.

El hombre tomó el estuche, rehízo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta y lo devolvió a la joven diciéndole: “Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar. ¡ELLA DIO TODO LO QUE TENIA!”

El silencio llenó la pequeña tienda y cuatro lágrimas rodaron por las caras emocionadas de la joven y del dueño de la tienda, en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio.

(Anónimo)


DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA

Los billetes no van al cielo

Me llega, por correo electrónico, la siguiente historia:

Cuentan que un día se mueren todos los billetes y se van al cielo. San Pedro los recibe y piden permiso para entrar, pero les dice que ninguno de ellos puede hacerlo.

¡No fastidies! Pero ¿cómo que no? -dice el de 500 €

Yo soy poderoso y tengo las puertas abiertas pues en todas partes me quieren.

Igual yo -dice el de 100 €

Todos me quieren tener, ¿por qué no podemos entrar?
Y yo -dice el de 20 €.

No insistan -dice San Pedro, -no pueden entrar al cielo, mmmm…. tal vez el de 5 € pueda hacerlo…..

En eso se oye un raro ruido, son todas las moneditas de 1, 5, 10, 20 y 50 céntimos que también habían muerto…

Pasen, pasen -les dice San Pedro- Las puertas del cielo están abiertas para ustedes.

Los billetes se ponen muy enojados y reclaman, -¿por qué razón ellas que valen menos sí y nosotros no?

San Pedro les responde:

¡¡¡ Porque ellas sí van a Misa los domingos !!!

DOMINGO 31B

Lo primero nos dice Jesús es

Amar a Dios

y al prójimo

Amar a Dios

en el prójimo

Amar a Dios

amando al prójimo

No se puede amar a Dios sin hacer nada por los demás.

-Aprender a escuchar al otro

-Aprender a dar

-Aprender a perdonar

La última palabra la tiene siempre el amor.


TRUCOS PARA LA BELLEZA DE TU ALMA

Para conseguir unos labios atractivos di palabras de ternura.

Para conseguir unos ojos preciosos, busca lo que hay de bueno en la gente.

Para conseguir una silueta esbelta comparte tu comida con los que pasan hambre.

Para tener un pelo bonito deja que un niño pase sus dedos por tu cabello una vez al día.

Para tener una buena pose camina sabiendo que nunca caminas solo.

La gente, mucho más que las cosas, debe ser restaurada, revivida, reclamada y redimida; nunca deseches a nadie.

Recuerda, siempre que necesites una mano que te ayude, la encontraras en el extremo de tu brazo.

Cuando vayas envejeciendo descubrirás que tienes dos manos: una para ayudarte a ti mismo y la otra para ayudar a los demás.

La belleza de una persona no está en la ropa que lleve, la figura que tenga o en cómo se peine.

La belleza de una persona debe ser buscada en sus ojos, que son la puerta de acceso a su corazón, el lugar donde reside el amor.

La belleza de una persona no está en los rasgos de su cara, su verdadera belleza se refleja en su alma.

Está en el cuidado que da con amor, en la pasión que muestra.

La belleza de una persona aumenta con el paso de los años.


SALUDO

Bienvenidos a esta celebración. Hoy la Palabra de Dios nos recuerda por dónde tenemos que caminar y en qué se resume su doctrina: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. Y amarás al prójimo como a ti mismo”.

No es un camino fácil de recorrer; por eso vamos a estar atentos para entenderlo un poco mejor. Comenzamos esta Eucaristía como todos los días reconociéndonos limitados y pidiéndole perdón al Señor.


PETICIONES DE PERDÓN

Perdón1. – Porque nos olvidamos de querer a los demás como Dios desea le decimos.
Señor, ten piedad.

Perdón2- Tenemos unos compañeros y una familia a la que demostrar nuestro amor, con hechos y detalles concretos. Porque a veces no lo hacemos así le decimos.
Cristo, ten piedad.

Perdón3- Porque somos muy cómodos y rechazamos hacer lo que nos cuesta le decimos,
Señor, ten piedad.


EVANGELIO Mc 12, 28b-34

Cronista: Un escriba que oyó la discusión, viendo lo acertado de la respuesta, se acercó a Jesús y le preguntó:

Escriba: «¿Qué mandamiento es el primero de todos?».

Cronista: Respondió Jesús:

Jesús: «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos».

Cronista: El escriba replicó:

Escriba: «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».

Cronista: Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:

Jesús: «No estás lejos del reino de Dios».

Cronista: Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.


PETICIONES

P1- Por la Iglesia, para que fiel al mandato de Jesús, manifieste su amor a las personas, de forma especial a las que Él llama bienaventurados. ROGUEMOS AL SEÑOR

P2- Por nuestra familia y nuestros amigos, que son los más cercanos que tenemos para que les queramos de verdad y les tratemos como a nosotros mismos,
roguemos al Señor.

P3- Además de querer a nuestro prójimo tenemos que amar a Dios. Él nos ha creado y es nuestro Padre. Para que le sintamos cercano en nuestras vidas y nos dirijamos a Él como a un verdadero amigo, roguemos al Señor.

P4- Por todos los que participamos en esta celebración eucarística, para que no busquemos disculpas diciendo que es muy complicado el cristianismo. Para que amemos a Dios y a las personas que tenemos a nuestro lado, roguemos al Señor.

P5- Por aquellos que más necesitan de nuestra oración: los que no tienen trabajo, las familias rotas, los que no se quieren, los que sufren por cualquier causa…, roguemos al Señor.


DINÁNICA PARA LA HOMILIA

Las leyes de Dios abren caminos y dan luz al comportamiento humano.

En Jesús el amor de Dios dio el máximo.

Cristo es el puente entre Dios y los hombres.


DICHOSO EL QUE TE ENCUENTRA

Dichoso el que te encuentra y te descubre.

En cualquier encrucijada te haces encontradizo

Y nos das la gran sorpresa,

Dichoso el que te sigue encontrando cada día.

La mayor ganancia eres tú.

Las demás no valen.

Todo lo bueno va contigo,

todo lo que buscamos lo llevas tú:

verdad, justicia, cambio, hombre nuevo…

Todo tiene su rostro,

tu voz, tu nombre.

Eres el tesoro de la vida.

Los demás no tienen brillo ni valor.

Son como basura

y se pierden.

Tú no te pierdes, ni te gastas.

A ti no te roba nadie,

Vale la pena venderlo todo para tenerte.

¡Ojalá te encuentre y me vaya contigo

dejándolo todo!

Pensándolo me alegro

Y te canto esta canción

En la asamblea de tus amigos.

Me buscarás y me encontrarás,

te buscaré y te encontraré, te preferí a ti.

Nos iremos juntos.

MI HERENCIA ES EL SEÑOR

Nadie me quitará esa alegría.


ORACIÓN FINAL

Antes de marchar a la vida, Señor,

Queremos recordarte, Padre, Dios:

No nos abandones en el camino de la vida (todos)

Enséñanos a ser tus amigos (todos)

Ayúdanos a querer a los que nos rodean (todos)

Que no nos olvidemos de tu cercanía y amistad (todos)

Que no nos cansemos de hacer el bien (todos)

Que no olvidemos que tú eres nuestro Padre. (todos)

DOMINGO 29B /DOMUND


.

La Jornada Mundial de las Misiones, el Domund, que hoy celebramos, nos invita a trabajar por “cambiar
el mundo”.

Estamos, invitados a anunciar la
Buena Noticia y contribuir a formar una sociedad más justa y más fraterna, así el mundo cambiará.

Hagámoslo unidos a los misioneros, a quienes tenemos muy presentes en nuestra celebración.


ORACIÓN DEL DOMUND 2018

Señor, ayúdame a cambiar

para cambiar el mundo.

Necesito renovar el corazón,

la mirada, mis modos de hacer,

para no terminar en un museo.

Y no es solo renovar lo viejo:

es permitir que el Espíritu Santo

cree algo nuevo.

Señor, vacíame de mis esquemas

para hacer sitio a tu Espíritu

y dejar que sea Él

quien haga nuevas todas las cosas.

Él nos envía, nos acompaña, nos inspira;

Él es el autor de la misión,

y no quiero domesticarlo ni enjaularlo.

Haz que no tenga miedo

de la novedad que viene de Ti,

Señor Crucificado y Resucitado.

Que mi misión sea comunicar tu vida,

tu misericordia, tu santidad.

Enséñame a amar como Tú

para cambiar el mundo.

Amén.

(Cf. Francisco, Discurso 1-6-2018



Oración de los fieles

Respondemos a cada petición
diciendo: “Padre, haznos descubrir tu amor”.

1. Para que las Iglesias locales de África, América, Asia, Europa y Oceanía caminen unidas en la
única misión de la Iglesia, y sigan transmitiendo el Evangelio a todos los que aún no lo han descubierto.
Roguemos al Señor.

2. Por los misioneros, para que, a pesar de las dificultades, no desfallezcan en su labor de cambiar el
mundo y sigan contagiando el amor que han recibido de Dios. Roguemos al Señor.

3. Pidamos por los jóvenes, para que no tengan miedo de buscar, descubrir y anunciar a Jesús, y,
como Él, entregarse generosamente al servicio de los hermanos. Roguemos al Señor.

4. Por los padres de familia, por los educadores, los profesores y los acompañantes, para que sean servidores de aquellos a quienes cuidan. Roguemos al Señor.

5. Por nuestra comunidad cristiana. Que vivamos en fraternidad sirviendo a los demás con los pequeños gestos de cada día.humana. Roguemos al Señor.


DOMUND: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA



DOMUND 2015: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA


RELATO DE MATERIALES DEL DOMUND

¿Qué hago para anunciarles el amor que Dios les tiene?

MIrarles como Jesús. ¿Has sentido tú su mirada? Es una mirada llena de ternura, de cariño, de perdón…

SErvirles como Jesús. ¿Recuerdas cómo Él servía a los más pequeños y más necesitados?

Escogía a los

RIcos en pobreza, no a los ricos en bienes materiales. Y para todo esto, yo le pido que me dé su mismo

CORazón, para amar a todos, sin distinción, como Él nos ama; y hacerlo

DIA a día, sin cansarme.


PARA LA MISA CON LAS FAMILIAS DE CATEQUESIS

SALUDO

Buenos días a todos y bienvenidos. La Iglesia celebra hoy el día del Domund, la jornada mundial de las misiones con el lema: MISIONEROS DE LA MISERICORDIA.

En nuestra reunión de hoy vamos a recordar a los misioneros y a pedir a Dios por ellos.

También vamos a pedir por nuestros catequistas, auténticos misioneros en nuestra parroquia.

Todos formamos parte de la Iglesia Misionera y debemos colaborar, pequeños y mayores, para dar a conocer a Jesús.

En esta celebración pedimos al Señor que nos ayude para que los cristianos reflejen la misericordia de Dios, y las parroquias “lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia” nos dice el Papa.

Estamos todos muy atentos.

+ Lectura del Santo Evangelio según San Marcos.

NARRADOR: En aquel tiempo se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:

DISCÍPULOS:– Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

JESÚS: – ¿Qué queréis que haga por vosotros?

DISCÍPULOS: – Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

JESÚS: – No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?

DISCÍPULOS: – Lo somos.

NARRADOR: Jesús les dijo:

JESÚS: – El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado.

NARRADOR: Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo.

JESÚS: – Sabéis que los que son reconocidos jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.

Palabra del Señor

ORACIÓN DE LOS FIELES

A Dios, rico en misericordia, presentamos nuestra oración como hijos suyos.

Respondemos:
Dios, nuestro Padre, escúchanos.

1. Por la Iglesia universal, para que sepa renovarse desde la experiencia de la misericordia del Padre y emprender una nueva etapa de evangelización. Roguemos al Señor.

2. Por los Pastores de la Iglesia, para que, con su ejemplo y su palabra, acerquen el Evangelio a todos los alejados de Cristo y de su Iglesia. Roguemos al Señor.

3. Por los fieles y sus comunidades cristianas, para que la fuerza de la misericordia de Dios renueve su compromiso bautismal y misionero. Roguemos al Señor.

4. Por la evangelización del mundo, para que todos los cristianos demos testimonio, con mayor entusiasmo y convicción, de la propia fe. Roguemos al Señor.

5. Por la misión universal de la Iglesia, para que, impulsada por la misericordia de Dios, no tema ir a las situaciones más difíciles y necesitadas de evangelización. Roguemos al Señor.

6. Por los misioneros y misioneras en todo el mundo, para que sean “misioneros de la misericordia” y signos de la solicitud materna de la Iglesia por todos. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre santo, la oración que te presentan tus hijos, por los cuales Jesús se ofreció
completamente a Ti para que confiemos siempre en tu misericordia. Por el mismo Jesucristo,
nuestro Señor.

Ver más en esta misma página web DOMUND 14


DOMINGO 28B

Yo no me acabo de creer que todo quedará así con el «joven rico» después de su charla con el Señor, estoy segura que volvió y siguieron charlando…


El libro «Las sonrisas de Jesús», dice que el joven rico después de dejar a Jesús, tuvo que viajar y cuando regresó se enteró de que Jesús había sido crucificado. Deambulando tristemente y sin rumbo, el Señor puso en su camino al apóstol Juan, que le miro y le sonrió, el joven rico vio en los ojos de Juan la mirada de nuestro Señor, entonces vendió todo lo que tenía y lo siguió para siempre.


Un niño de 7 años antes de acostarse solía leer el Nuevo Testamento. Una noche leía el evangelio del joven rico y se asustó. Bajó corriendo a la cocina y con lágrimas en los ojos le dijo a su madre: Mamá, no nos vamos a salvar. Su madre le dijo: Vete a la cama.


SALUDO

Es frecuente escuchar: no, no,no, no matarás, no robarás, no mentirás, no dirás palabrotas … si quieres ser buen cristiano.

Pero Jesús, sin quitar ningún valor a todos estos mandamientos, va más allá, nos presenta la vida en positivo.
El evangelio de hoy nos presenta a un joven bueno que se acerca a Jesús y le dice “veo que eres bueno pero te falta una cosa” ¿Qué cosa?

En el evangelio escucharemos la respuesta. Comenzamos, con alegría, cantando.


Peticiones de perdón

1. Porque nos olvidamos de hablar con Jesús. Señor, ten piedad.

2. Porque sólo queremos a los papás para que nos den caprichos.
Cristo, ten piedad.

3. Porque a veces lloramos cuando no nos dan lo que queremos.
Señor, ten piedad


Evangelio Mc 10, 17-30

NARRADOR: Cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó:

JOVEN: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?».

NARRADOR: Jesús le contestó:

JESÚS: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre».

NARRADOR: Él replicó:

JOVEN: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud».

NARRADOR: Jesús se quedó mirándolo con cariño y le dijo:

JESÚS: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego ven y sígueme».

NARRADOR: A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó triste porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:

JESÚS: «¡Qué difícil les será entrar en el reino de Dios a los que tienen riquezas!».

NARRADOR: Los discípulos quedaron sorprendidos de estas palabras. Pero Jesús añadió:

JESÚS: «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios».

NARRADOR: Ellos se espantaron y comentaban:

DISCIPULOOS: «Entonces, ¿ quién puede salvarse?».

NARRADOR: Jesús se les quedó mirando y les dijo:

JESÚS: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo».

NARRADOR: Pedro se puso a decirle

PEDRO: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».

NARRADOR: Jesús dijo:

JESÚS: «En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más —casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones— y en la edad futura, vida eterna.


PETICIONES

1.- Por la Iglesia, para que dé testimonio del desprendimiento generoso que todos desean ver en ella. Roguemos al Señor.

2.- Para que Dios nos ayude a saber compartir nuestros bienes, nuestras cualidades, con los más necesitados. Roguemos al Señor.

3.- Por los ricos, los que tienen mucho dinero. Para que pongan al servicio de los más necesitados aquellos medios que son necesarios para promover la justicia y el desarrollo de las personas. Roguemos al Señor.

4.- Por todas las personas que sufren y están tristes, por las que son víctimas de la violencia y de la guerra, Roguemos al Señor.

5.- Por aquellos que no aceptan la invitación de Jesús a reunirse para celebrar la Eucaristía cada domingo, para que nuestro ejemplo les anime a acercarse a la fiesta de la Eucaristía, roguemos al Señor.

6.- Por todos nosotros, los que celebramos esta Eucaristía, para que no desoigamos la invitación del Señor a seguirle, como hizo el joven del Evangelio, sino que le aceptemos con generosidad. Roguemos al Señor.


APUESTA POR EL SOL Y EL VIENTO

Cuentan que mientras un viajero iba por su camino, el Sol y el Viento lo hicieron el blanco de una apuesta: vencería quien lograse primero que se quitara el abrigo.

Empezó el Viento a soplar furiosamente, empujando montañas de nubes y remolinos de polvo. Pero el viajero apretaba fuerte el abrigo contra sí mismo para que no le volase por los aires, agarrando muy fuerte el abrigo con todas sus fuerzas.

Cuando el Viento se cansó y perdió toda esperanza de vencer, entonces el Sol empezó a descubrir su hermoso rostro de oro, calentando la tierra con sus rayos encendidos.

Enseguida el viajero, resoplando por el excesivo calor y sudando hasta la médula, para no ahogarse de calor, se quitó su abrigo.

Obtuvo, pues, la victoria el Sol, aquel que empleó las buenas maneras, y no el Viento, que pretendía vencer con la violencia y la furia.


DEVÚELVEME MIS CANCIONES

Un millonario pasaba gran parte de su tiempo contando sus monedas de oro.

Muy cerca de su mansión vivía un zapatero que pasaba el día arreglando zapatos y cantando bellas baladas. Canciones que irritaban al hombre rico. Un día decidió regalarle unas monedas a ver si se callaba.

El zapatero muy feliz dejó de cantar y de trabajar. Ahora pasaba su tiempo escondiendo las monedas, cambiándolas de sitio para que nadie se las robara.

Un buen día cayó en la cuenta de que las monedas le habían robado sus canciones y su paz. Se fue a la casa del millonario y le dijo: yo te devuelvo tus monedas y tú devuélveme mis canciones.


COMPRAR UN SARI MÁS BARATO

Una anécdota de la Madre Teresa de Calcuta

Cuenta ella que una señora hindú, muy rica, fue a verla un día y le dijo:
-Madre, yo quisiera tomar parte en su ayuda a los necesitados.

La madre le respondió:
-Eso está muy bien.

Y comenzaron a hablar sobre la vida de la señora. La señora le dijo:
-Madre, a mí me gustan mucho los saris y los compro caros y elegantes.

Ese día, la señora llevaba un traje que valía 800 rupias, mientras que el de la madre Teresa apenas costaba 8 rupias.

La madre Teresa se quedó en silencio y preparó la respuesta correcta a la petición de ayuda de la señora, y le dijo:
-Creo que podemos empezar por el sari. La próxima vez que vaya a comprar uno no lo compre de 800 cómprelo de 500 y el dinero que ahorre tráigamelo para ayudar a los pobres.

La señora rica siguió el consejo y empezó a comprar vestidos más baratos.

Contaba la madre Teresa que la señora llegó a comprarse saris de sólo 100 rupias y no bajó más el precio porque le dijo que ya era suficiente.

La señora confesó a la madre Teresa que había cambiado su vida. Que había entendido lo que significaba compartir y que tenía la sensación de haber recibido mucho más de lo que había dado.

DOMINGO 27B

Sólo el amor convierte en milagro el barro
sólo el amor alumbra lo que perdura


“NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTÉ SOLO, VOY A HACERLE ALGUIEN COMO ÉL QUE LE AYUDE»


Debes amar la arcilla que va en tus manos

debes amar su arena hasta la locura

y si no, no la emprendas que será en vano

sólo el amor alumbra lo que perdura

sólo el amor convierte en milagro el barro

sólo el amor alumbra lo que perdura

sólo el amor convierte en milagro el barro.

Debes amar el tiempo de los intentos

debes amar la hora que nunca brilla

y si no, no pretendas tocar lo cierto

sólo el amor engendra la maravilla

sólo el amor consigue encender lo muerto

sólo el amor engendra la maravilla

sólo el amor consigue encender lo muerto.

Silvio Rodriguez


TRAJE A CASA LO QUE MÁS ME GUSTA

Joaquín y Rebeca llevaban 10 años de casados y no tenían descendientes. Joaquín decidió divorciarse y fue a ver al rabino para hacer los trámites del divorcio.

El rabino le dijo:

Joaquín, recuerda que celebramos una gran fiesta el día de tu boda; es justo que también celebremos otra gran fiesta para tu divorcio.

Durante la fiesta, y siguiendo los consejos del rabino, Rebeca ofreció a su esposo el mejor vino.

Y éste mientras bebía le dijo:

Amor mío, puedes elegir lo que más te guste de la casa y llevártelo a la casa de tu padre.

Y se quedó dormido. Rebeca lo acostó en la cama y con la ayuda de los invitados lo llevaron en su cama a la casa del padre de Rebeca.

Cuando se despertó al día siguiente, preguntó:

¿Qué estoy haciendo aquí?

Y Rebeca le contestó:

Sólo he cumplido tus órdenes. Traje a la casa de mi padre lo que más me gusta y eso eres tú.

Joaquín la abrazó y se olvidó del divorcio. Semanas más tarde Rebeca quedó embarazada.> (Félix Jiménez)


Nasrudin se encontró un día con un amigo y éste le dijo: “Estoy a punto de casarme. Soy muy feliz. ¿Y tú has pensado en casarte?

Cuando era joven solía pensarlo y lo deseaba ardientemente, pero decidí esperar hasta encontrar la mujer perfecta. Así que viajé a Damasco y allí encontré una mujer muy hermosa, amable y espiritual, pero estaba desconectada de las cosas del mundo. Viajé a Alejandría y encontré una joven que era espiritual y conocedora de los asuntos del mundo, pero no logramos comunicarnos bien. Finalmente fui al Cairo y allí encontré la mujer perfecta.

¿Y te casaste?, le preguntó el amigo.

Desgraciadamente no. Ella buscaba al hombre perfecto.


Aquel rabino que escribía cierto día: “Y Dios dijo: “no es bueno que el hombre esté solo, porque vive demasiado feliz; hagámosle alguien semejante a él que le haga la vida imposible”. Y Dios creó a la mujer.

El texto habla de que la vocación del hombre no es la soledad: “no es bueno que el hombre esté sólo; que no puede realizarse, sino con alguien semejante a él, hacia quien surge el amor desde la diferenciación, que lleva a la complementariedad, y a la perfecta unidad: “serán los dos una sola carne”

Jesús remite a este ideal, como proyecto de Dios, como lo que favorece y hace crecer al hombre, lo que da felicidad a la pareja.

Jesús invita a mirar y a enamorarse de este ideal, para tender hacia él con todas las fuerzas, para meterlo en el corazón y luchar por alcanzarlo.



Cuenta Tagore la siguiente historia:

Era un matrimonio pobre. Ella hilaba a la puerta de su choza pensando en su marido. Todo el que pasaba se quedaba prendado de la belleza de su cabello negro, largo, como hebras brillantes salidas de su rueca. El iba cada día al ?mercado a vender algunas frutas. A la sombra de un árbol se sentaba a esperar, sujetando entre los dientes una pipa vacía. No llegaba el dinero para comprar un pellizco de tabaco.

Se acercaba el día del aniversario de la boda y ella no cesaba de preguntarse qué podría regalar a su marido. Y, además, ¿con qué dinero

Una idea cruzó su mente. Sintió el escalofrió al pensarlo, pero al decidirse todo su cuerpo se estremeció de gozo: vendería su pelo para comprarle tabaco.

Ya imaginaba a su hombre en la plaza, sentado ante sus frutas, dando largas bocanadas a su pipa: aromas de incienso y de jazmín darían al dueño del puestecillo la solemnidad y prestigio de un verdadero comerciante.

Sólo obtuvo por su pelo unas cuantas monedas, pero eligió con cuidado el más fino estuche de tabaco. El perfume de las hojas arrugadas compensaba largamente el sacrificio de su pelo.

Al llegar la tarde regresó el marido. Venía cantando por el camino. Traía en su mano un pequeño envoltorio: eran unos peines para su mujer, que acababa de comprar, tras vender su pipa.


SI EL AMOR NOS HICIERA

Si el amor nos hiciera poner

hombro con hombro,

fatiga con fatiga

y lágrima con lágrima.

Si nos hiciéramos unos.

Unos con otros.

Unos junto a otros.

Por encima del oro y de la nieve,

aún más allá del oro y de la espada.

Si hiciéramos un bloque sin fisura

con los seis mil millones

de rojos corazones que nos laten…

¡qué hermosa arquitectura

se alzaría del lodo!

Angela Figueira Aymerich


ORACIÓN 1 ________

Señor, Tú eres el amor con el que amamos,

aunque nuestro amor sea torpe y pequeño.

Es una chispa de tu ser.

Ayúdanos a ser coherentes y responsables

del amor que hemos recibido.

ORACIÓN 2________

Cuando la familia se junta para comer,

bendecimos el pan y bebemos con alegría

el vino de la mesa.

Lo que nos une es el amor.

Que no rompamos nunca,

por nuestro egoísmo ni nuestro desamor,

el amor con que nos unes

y al que Tú siempre has sido y eres fiel.

ORACIÓN 3________

Gracias, Padre nuestro,

por el amor que es nuestra misma vida.

Sin él no podríamos vivir.

Haz que el amor sea siempre

justicia, libertad, paz y compromiso.

Enséñanos a amar.



SALUDO

En tiempos de Jesús las mujeres y los niños estaban entre los últimos de la escala social. Hoy el evangelio escucharemos cómo Jesús sale en su defensa.
Defiende un matrimonio basado en la igualdad y el amor incondicional y que el Reino de Dios es de los que no cuentan, mostrando la preferencia de Dios por los que nada pueden ni valen humanamente.
Todos somos iguales para Dios y juntos le cantamos hoy…

SALUDO (Dos niños)

1. Terminaron las vacaciones. Comenzó el curso. Comienza la catequesis.

2. Hoy volvemos a encontrarnos. Queremos que nuestra parroquia sea cada domingo nuestra casa común donde quepamos todos. Que nadie se sienta marginado y solo.

1. Vamos a pedirle a Jesús que sea nuestro compañero de camino y nos ayude a convertir nuestros sueños en realidad.

2. Damos a bienvenida a todas las familias que se han acercado a nuestra reunión con Jesús.

1 y 2. Bienvenidos todos a nuestra fiesta.


PETICIÓNES DE PERDÓN

– Por las veces que te hemos olvidado como amigo durante este verano.
SEÑOR, TEN PIEDAD.

– Por las veces que no hemos visto la mano de Dios en la naturaleza.
CRISTO, TEN PIEDAD.

– Por las veces que hemos reñido en casa, o con los amigos, durante el
verano. SEÑOR, TEN PIEDAD.


Primera Lectura (Carta de Dios)

Querido amigo:
“Qué alegría siento al ver que has venido a la iglesia para celebrar la
eucaristía… Casi te echaba en falta, me daba pena ver que algunos domingos de verano pasaban para ti como un día más… Pero ya has vuelto a esta tu casa y a esta tu misa. Me alegro.

No sé qué me quieres contar hoy de tu verano, aunque ya queda un poco
lejano. ¿Has hecho muchos amigos? Me alegro de que hayas vuelto a casa y a tu ciudad y tu barrio, y que no te haya pasado nada.

Yo he estado también muy cerca de ti, aunque tú no me vieras. Te he protegido. También he estado en esta iglesia, y en las calles por las que tú te
mueves… ya ves que he guardado bien tu casa.

Te quiero decir que este año va a ser para ti muy bonito. Si sigues conmigo te
ayudaré a ser muy feliz. Nunca te dejaré. Feliz curso. Tu Padre Dios”.


«Muchas de ustedes son madres y saben qué significa gestar la vida. Han sabido “cargar” en su seno una vida y la gestaron. La maternidad nunca es ni será un problema, es un don, es uno de regalos más maravillosos que puedan tener.

Y hoy tienen un desafío muy parecido: se trata también
de gestar vida.

Hoy a ustedes se les pide que gesten el futuro. Que lo hagan crecer, que lo ayuden a
desarrollarse. No solamente por ustedes, sino por sus hijos y por la sociedad toda. Ustedes, las mujeres tienen una capacidad increíble de poder adaptarse a las situaciones y salir adelante.

Quisiera hoy
apelar a esa capacidad de gestar futuro, capacidad de gestar futuro que vive en cada una de ustedes, esa capacidad que les permite luchar contra los tantos determinismos “cosificadores», es decir, que
transforman las personas en cosas, que terminan matando la esperanza.

(Saludo del papa Francisco a un Centro Penitenciario femenino en
(Santiago de Chile, 16 de enero de 2018)


PETICIONES:

1. Por la Iglesia, que nos invita a participar de su vida como familia para que nos enseñe a mostrar al mundo el amor grande de Dios.
Te lo pedimos, Jesús.

2. Jesús, te pido por mi papá. Que no le falte nunca el trabajo ni tenga problemas de salud. Ayúdame a confiar mucho en él, a escuchar sus consejos y a obedecer en lo que me pida.
Te lo pedimos, Jesús.

3. Jesús, gracias por mi mamá, yo la quiero mucho y te quiero pedir que siempre la acompañes, y ayúdame a saber pedirle perdón cuando la ofendo.
Te lo pedimos, Jesús.

4. Jesús, te pido por los abuelitos. Ayúdalos para que estén bien, contentos y sanos, y que no les falle nunca la alegría y las ganas de vivir.
Te lo pedimos, Jesús.

5. Jesús acuérdate de mis amigos y mis catequistas, cuídalos de día y de noche, y ayúdanos para que aprendamos a vivir cada día más unidos.
Te lo pedimos Jesús.

6. Por todos los que estamos aquí reunidos; para que cultivemos el amor a nuestras familias y no dejemos que nada ni nadie rompa nuestra unión. Te lo pedimos, Jesús.


OFRENDAS

1. Presentamos como ofrenda estos materiales de catequesis como señal del camino que queremos iniciar en estos días.

2. También presentamos, en este mes del rosario, un Rosario, como signo de que la Virgen María nos guardará durante el curso.

3. Presentamos el pan y el vino. Serán para nosotros Jesús que se hace presente en la celebración para acompañarnos siempre.

DOMINGO 26B

Él verdadero cristiano debe ofrecer a los demás:

– Una mano que los asegure,
– Una mirada que los ilumine,
– Un pie que apoye sus pasos vacilantes.


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,38-43.45.47-48):

(1) El comportamiento con los de fuera de la comunidad

En aquel tiempo, Juan dijo a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no es de nuestro grupo.»

Jesús replicó: «No se lo prohibáis, porque nadie que haga un milagro en mi nombre puede luego hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros está a favor nuestro.

Os aseguro que el que os dé a beber un vaso de agua porque sois del Mesías no quedará sin recompensa.

(2) El comportamiento con los pequeños de la comunidad

Al que sea ocasión de pecado para uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran del cuello una piedra de molino y lo echaran al mar.

(3) El comportamiento consigo mismo

Y si tu mano es ocasión de pecado para ti, córtatela.

Más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al fuego eterno que no se extingue.

Y si tu pie es ocasión de pecado para ti, córtatelo.

Más te vale entrar cojo en la vida, que ser arrojado con los dos pies al fuego eterno.

Y si tu ojo es ocasión de pecado para ti, sácatelo.

Más te vale entrar tuerto en el reino de Dios que ser arrojado con los dos ojos al fuego eterno, donde el gusano que roe no muere y el fuego no se extingue.»


Jesús replicó: «No se lo prohibáis, porque nadie que haga un milagro en mi nombre puede luego hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros está a favor nuestro.

El Espíritu no es prisionero de las instituciones, sino que “sopla donde quiere”, de ahí que se verifique una cierta actividad carismática más allá de las personas “oficialmente cualificadas”.

El verdadero servicio siempre conduce a las demás personas, a una relación más estrecha con Jesús.


Evangelio: Me 9,38-41

Iba Juan caminando con su grupo de amigos y vieron algo que les molestó: vieron que había otro grupo diferente al suyo que andaba ayudando y curando a la gente.


-Imaginaos a dos burros que quieren comer la misma paja pero cada uno va por su lado en dirección contraria…aunque a veces parezca que sí que están unidos….

“Todos son de los nuestros. Aunque no actúen ni piensen como nosotros.

«¿A quién dejo fuera? ¿Le echo de mi grupo? ¿ La cierro las puestas?

-Los discípulos de Jesús sólo pueden funcionar bien colaborando unidos. ¿Por qué?


PETICIONES

1. Por cada cristiano que hay en el mundo, para que viva su fe con alegría y despierte en los demás deseos de conocerte y seguirte. ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por los que tienen poder económico y político, para que sean sensibles a los problemas de su país y trabajen con honradez en su solución. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3. Por los enfermos, los que los cuidan y por los que pasan momentos de dolor y dificultad. ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por todos nosotros, para que seamos acogedores y hagamos de la Parroquia un lugar donde todos se encuentren a gusto. ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por los niños que participamos en la Eucaristía para nos sintamos amigos y juntos celebremos que somos amigos de Jesús. ROGUEMOS AL SEÑOR


ORAMOS JUNTOS

¿Quieres mis manos?

Jesús, ¿quieres mis manos para pasar este día ayudando

a pobres y enfermos que lo necesitan?

Señor, hoy te doy mis manos

Señor, ¿quieres mis pies para pasar este día visitando

a aquellos que tienen necesidad de un amigo?

Señor, hoy te doy mis pies.

Señor, ¿quieres mi voz?

Señor, ¿quieres mi voz para pasar este día hablando

con aquellos que necesitan palabras de amor?

Señor, hoy te doy mi voz

Señor, ¿quieres mi corazón?

Señor, ¿quieres mi corazón para pasar este día amando

a cada hombre sólo porque es hombre?

Señor, hoy te doy mi corazón.


¿NACIONALISMOS?

Tu escritura es latina.

Tus cifras, árabes.

Tu coche, alemán.

Tu ordenador, americano.

Tu pizza, italiana.

Tu democracia, griega.

Tu café, brasileño.

Tus vacaciones, turcas.

Tus alfombras, persas.

Tu té, ceilandés.

Tu cámara, japonesa.

Tu perfume, francés.

Tus electrodomésticos, europeos.

Tus refrescos, caribeños.

Tus safaris, africanos.

Tu güiski, escocés.

Tu oro, sudafricano.

Tu cacao, senegalés.

Tu cuero, argentino.

Tus modales, ingleses.

Tus manteles, portugueses.

Tu incienso, hindú.

Tus puros, cubanos.

Tu porcelana, china.

Tu gato siamés.

Tu perro, siberiano.

Tu acuario, tropical.

Tu petróleo, kuwaití.

Tu reloj, suizo.

Tu marfil, congoleño.

Tu sauna, finlandesa.

Tus siestas, españolas…

Tu Cristo, judío.

Y tu vecino…

¿un despreciable extranjero?


HERMANO PARA TODOS LOS HERMANOS

Humildemente me esforzaré

en amar,

en decir la verdad,

en ser honrado y puro,

en no poseer nada que no sea necesario,

en ganarme la vida con el trabajo,

en vigilar lo que como y bebo,

en no tener jamás miedo,

en respetar las creencias de los demás,

en buscar siempre lo mejor para los demás,

en ser hermano para todos mis hermanos.

DOMINGO 25B

Lo importante en esta vida es ayudar a ganar a otros, aún cuando esto signifique tener que disminuir la velocidad o cambiar el rumbo.


Lo importante no es competir, sino ganar…

Ganar el corazón de los demás.


Lo importante en esta vida va más allá de ganar nosotros mismos.


UNA HISTORIA REAL

Hace algunos años, en los paraolímpicos infantiles de Seattle, nueve concursantes, todos con alguna discapacidad física o mental, se reunieron en la línea de salida para correr los 100 m. lisos.

Al sonido del disparo todos salieron con gran entusiasmo por participar en la carrera, llegar a la meta y ganar.

A pocos metros del punto de salida, uno de ellos, tropezó en el asfalto, se cayó y empezó a llorar.

Los otros ocho oyeron al niño llorar, disminuyeron la velocidad y volvieron hacia atrás.
Todos dieron la vuelta y regresaron… Todos.

Una niña con síndrome de Down se agachó, le dio un beso en la herida y le dijo: «Eso te lo va a curar».

Entonces, los nueve se agarraron de las manos y juntos entraron en la meta.

Lo importante en esta vida es ayudar a ganar a otros, aún cuando esto signifique tener que disminuir la velocidad o cambiar el rumbo.



LES DECÍA:

«El Hijo del hombre

va a ser entregado en manos de los hombres,

y lo matarán;

y, después de muerto,

a los tres días resucitará.»


«Quien quiera

ser el primero,

que sea

el último

de todos

y el servidor

de todos.»


«El que acoge

a un niño como éste

en mi nombre

me acoge a mí;

y el que me acoge a mí

no me acoge a mí,

sino al que me ha enviado.»


Yo no entiendo a la gente grande,

¿por qué tapan la luz del sol?

¿Por qué quitan las flores de las plantas para dejarlas marchitar en un jarrón, ¿ Por qué enjaulan a los pájaros?

-Yo no entiendo a la gente grande,

¿por qué no sienten el placer de perder el tiempo mirando a su alrededor y son incapaces de dar vueltas en un tiovivo?

¿por qué cuando me porto mal me amenazan con una inyección y cuando me pongo enfermo me dicen que una inyección me pondrá bien?

Yo no entiendo a la gente grande,

¿Por qué cuando pregunto algo no me contestan porque soy muy pequeño ¿por qué dicen mentiras y ni ellos mismos se las creen?

Yo no entiendo a la gente grande,

¿por qué me piden que sea bueno y ellos mismos me regalan revólveres y flechas para jugar?

Yo no entiendo a la gente grande…

Por qué cuando hago algo malo, me dicen: «no te quiero más» y tengo miedo de que me dejen de querer en serio.

Los regalos más lindos de la vida son los niños. ¡escúchalos!


SALUDO

Bienvenidos, una vez más, al encuentro con el Señor.
Hoy, por ejemplo, Jesús nos indica que el servicio y la humildad, son características que sus amigos hemos de cultivar.

Muchas personas quieren ser siempre los primeros en todo. Pero, los cristianos, hemos de ser los primeros en ser generosos, en demostrar nuestra alegría y sobre todo en buscar siempre el bien de los demás.

Iniciamos esta celebración, como siempre, con el canto que nos alegra el corazón y nos lleva hasta Dios.


PETICIONES

1. Un recuerdo especial por el Papa Francisco. Por nuestro Obispo. Por los sacerdotes. Por los catequistas. Para que nos animen a buscar siempre, en el servicio, nuestra alegría y nuestro orgullo. Roguemos al Señor.

2. Por las naciones de la tierra y todos sus pueblos, para que desaparezcan las barreras que les separan, fomenten entre ellos la solidaridad y destierren para siempre la explotación y la competitividad. ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por todos los que han comenzado el colegio. Por los alumnos y los profesores. Para que crezcamos en sabiduría. ROGUEMOS AL SEÑOR

3. – Por todos los que colaboran y participan desinteresadamente en la parroquia para que en el servicio encuentren un motivo para vivir con alegría. ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los aquí reunidos para que hagamos de nuestra parroquia y familia un lugar de encuentro con los demás y con Dios.
ROGUEMOS AL SEÑOR


Cuando digo…»Yo soy cristiano»

No estoy gritando «Yo estoy salvado».

Estoy susurrando «Yo estaba perdido»

Por eso elegí este camino.

Cuando digo… «Yo soy cristiano»

No lo digo con orgullo.

Estoy confesando que tropiezo

Y necesito que alguien sea mi guía.

Cuando digo…»Yo soy cristiano»

No pretendo ser fuerte.

Estoy confesando que soy débil

Y oro para poder continuar.

Cuando digo… «Yo soy cristiano»

No estoy presumiendo de mis éxitos.

Estoy admitiendo que he fallado

Y no puedo pagar la deuda.

Cuando digo…»Yo soy cristiano»

No estoy proclamando que soy perfecto.

Mis defectos son demasiado visibles

Pero, Dios cree que soy digno.

Cuando digo… «Yo soy cristiano»

Siento el aguijón del dolor

Y sufro mis dolores de cabeza

Y por esto alabo Su nombre.

Cuando digo… «Yo soy cristiano»

No deseo juzgar,

No tengo autoridad,

Yo sólo sé que soy amado.

DOMINGO 24B

ESCUCHA EL TESTIMONIO DE MIRIAM


Testimonio de una niña cristiana Iraquí

¿Cómo te llamas?

-Miriam

¿Cuántos años tienes?

-Diez

Llevas cuatro meses en este campo de refugiados, qué echas de menos?

-Tenía una casa para jugar y aquí no la hay, pero gracias a Dios, Dios se preocupa de nosotros.

¿Qué quieres decir?

-Que Dios nos ama y no permitió que el ISIS nos matara.

¿Tú sabes cuánto nos ama Dios?

-Sí, Dios nos ama a todos, no sólo a mí. Dios nos ama a todos.

¿Crees que Dios ama también a aquellos que te han hecho mal o no?

-Sí, pero Dios no ama el mal.

¿Qué sientes hacia aquellos que te obligaron a dejar tu casa?

-No quiero hacerles nada, sólo pido a Dios que los perdone.

Y también tú puedes perdonarlos?
_-Sí.

Pero es difícil perdonar a quien me ha hecho sufrir, Miriam, o no.

-Yo no quiero matarlos, por qué matarlos. Sólo estoy triste porque nos han expulsado de nuestras casas. ¿Por qué lo hicieron?

Espero que regreses a una casa aún más bonita que tu primera casa.
_-Si Dios quiere. Pero no se trata de lo que nosotros queremos sino aquello que quiere Dios.

¿No estás triste alguna vez? ¿No te parece que Jesús te ha olvidado?

-No, algunas veces lloro porque hemos dejado nuestra casa, pero no estoy enojada con Dios.
Le doy gracias todos los días porque se ocupa de nosotros.
Aunque aquí estamos sufriendo Él nos da aquello que necesitamos.


¿Crees que Jesús no te abandona nunca?

-El no me abandona nunca. Si crees de verdad en Él no te abandona nunca.


Mi madre dice…

Mi padre siempre me dijo…

Según este libro, según el periódico…

Repetir lo que los otros dicen es muy barato.

QUIERO CREER

Porque, Señor, yo te he visto

y quiero volverte a ver,

quiero creer.

Te vi, sí, cuando era niño

y en agua me bauticé

y, limpio de culpa vieja,

sin velos te pude ver.

Quiero creer.

Devuélveme aquellas puras

transparencias de aire fiel,

devuélveme aquellas niñas

de aquellos ojos de ayer.

Quiero creer.

Limpia mis ojos cansados,

deslumbrados del cimbel,

lastra de plomo mis párpados

y oscurécemelos bien.

Quiero creer.

Ya todo es sombra y olvido

y abandono de mi ser.

Ponme la venda en los ojos.

Ponme tus manos también.

Quiero creer.

Tú que pusiste en las flores

rocío, y debajo miel,

Filtra en mis secas pupilas

dos gotas frescas de fe.

Quiero creer.

Porque, Señor, yo te he visto

y quiero volverte a ver,

creo en Ti y quiero creer.

(Gerardo Diego)


PETICIONES

R.- QUE TU BONDAD NOS AYUDE, SEÑOR

1. – Por la Iglesia, comunidad de bautizados en la fe de Cristo; para que nuestras obras hagan creíble el mensaje del evangelio y seamos capaces de dar la cara cuando tengamos que decir que creemos en Jesús. OREMOS

2.- Por todos los que están sufriendo las consecuencias de la crisis.
Por aquellos hogares donde falta el pan de cada día, el trabajo y la felicidad: para que la fortaleza del Espíritu los anime y encuentren acogida en nuestra caridad. OREMOS

3. – Por todos los que ayudáis de una u otra forma en el trabajo parroquial desde la gratuidad y el amor; para que encontréis la verdadera alegría en el servicio a la comunidad. OREMOS

4. – Por todos los niños y niñas que participarán este año en la catequesis, especialmente por los niños y niñas de catequesis de esta parroquia, para que sepan contagiar su alegría y entusiasmo a sus familias y juntos formemos la gran familia que alaba a Dios, Padre, cada domingo. OREMOS

Dios de misericordia, escucha estas súplicas que humildemente te confiamos, Por Jesucristo Nuestro Señor.


ACCIÓN DE GRACIAS

¿Y TÚ, QUIÉN DICES QUE SOY YO?

¿QUÉ DIGO, SEÑOR?

Si tú sabes que yo sé muy poco

que prefiero llevar mi vida

que estoy sordo/a a tus palabras

si no me molesto en abrir tu evangelio.

Ayúdame a no perderme en medio de la gente

A ponerte en el centro de mi casa

A dar razón de mi fe

A buscarte, aunque algunos se empeñen en despistarme

A rezarte, aunque me cueste centrarme en la oración

A conocerte, aunque me resulte difícil reconocerte

¿QUÉ DIGO, SEÑOR, SOBRE TI?

Ayúdame a gritar a los cuatro vientos:

¡TÚ ERES EL SEÑOR!

Y, entonces, significará una cosa:

que te he encontrado, Señor.