DOMINGO III (C)

Érase una familia feliz que vivía en una casita de suburbio. Pero una noche estalló de improvisto en la cocina un incendio espantoso. Cuando las llamas comenzaron a propagarse, padres e hijos salieron fuera corriendo. Se abrazaron e impotentes, contemplaban desconsolados su hogar envuelto en llamas y humo.

Entonces, con horror y pena indescriptibles, cayeron en la cuenta de que faltaba el más pequeño, un niño de cinco años. En el momento de salir, asustado por el crepitar de las llamas y sintiéndose ahogar por la acidez del humo, volvió atrás y subió al piso de arriba. ¿Qué hacer? El padre y la madre se miraron desesperados e impotentes, las dos hermanitas comenzaron a llorar: lanzarse a aquel horno era imposible. Y los bomberos no acababan de llegar…
Pero he aquí que arriba, en lo alto, se abrió la ventana del desván, y el niño se asomó gritando con fuerza: “¡Papá, papá!”

El padre, esperanzado, respondió: “¡Salta hijo, salta!” Debajo de sí el niño sólo veía fuego y humo, pero oyó la voz de su padre y contestó:

“¡Papá, no te veo!…”
“Te veo yo, hijo, y basta. ¡Salta!” gritó el hombre con toda su alma. El niño saltó y cayó sano y salvo en los cariñosos brazos de su padre, que lo había recogido al vuelo.


LITURGIA DEL DOMINGO


SALUDO
Bienvenidos a esta celebración.
El domingo pasado comentábamos la escena de las bodas de Caná. 

Hoy el evangelista nos quiere presentar el programa de vida y actuación de Jesús: Él viene para anunciar el Reino de Dios, para hacer el bien. En este domingo dedicado a la PALABRA DE DIOS, el papa expresa un deseo:

«Que el domingo dedicado a la Palabra haga crecer en el pueblo de Dios la familiaridad con la Sagrada Escritura, como el autor sagrado lo enseñaba ya en tiempos antiguos: esta Palabra “está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca, para que la cumplas” (Dt 30, 14)» (Aperuit illis, n. 15).

Vamos a rezar también pidiéndole a Jesús que nos ayude a todos los cristianos a sentirnos todos hermanos hijos del Padre Dios. 


PERDÓN

1. Tú, que eres la Palabra que siempre nos empuja a crecer, a mejorar y a soñar : Señor, ten piedad.
2. Tú, que eres la Palabra que nos convoca a formar familia, a sentirnos hijos e hijas amados de Dios, y a construir fraternidad con todos: Cristo, ten piedad.
3. Tú, que eres la Palabra que nos impulsa a llevar la Buena Noticia del reino a todos los rincones de nuestro mundo: Señor, ten piedad.


Primera lectura

Lectura del libro de Nehemias (8,2-4a.5-6.8-10):

EN aquellos días, el día primero del mes séptimo, el sacerdote Esdras trajo el libro de la ley ante la comunidad: hombres, mujeres y cuantos tenían uso de razón. Leyó el libro en la plaza que está delante de la Puerta del Agua, desde la mañana hasta el mediodía, ante los hombres, las mujeres y los que tenían uso de razón. Todo el pueblo escuchaba con atención la lectura de la ley.
El escriba Esdras se puso en pie sobre una tribuna de madera levantada para la ocasión.
Esdras abrió el libro en presencia de todo el pueblo, de modo que toda la multitud podía verlo; al abrirlo, el pueblo entero se puso de pie. Esdras bendijo al Señor, el Dios grande, y todo el pueblo respondió con las manos levantadas:

«Amén, amén».

Luego se inclinaron y adoraron al Señor, rostro en tierra.
Los levitas leyeron el libro de la ley de Dios con claridad y explicando su sentido, de modo que entendieran la lectura.
Entonces, el gobernador Nehemias, el sacerdote y escriba Esdras, y los levitas que instruían al pueblo dijeron a toda la asamblea:
«Este día está consagrado al Señor, vuestro Dios: No estéis tristes ni lloréis» (y es que todo el pueblo lloraba al escuchar las palabras de la ley).
Y añadieron:
«Andad, comed buenas tajadas, bebed vino dulce y enviad porciones a quien no tiene, pues es un día consagrado a nuestro Dios.

No estéis tristes, pues el gozo en el Señor es vuestra fortaleza». Palabra de Dios



Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (12,12-30):

Hermanos:
Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo.
Pues todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres,

hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo.

Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.
Pues el cuerpo no lo forma un solo miembro sino muchos.
Si el pie dijera: «No soy mano, luego no formo parte del cuerpo», ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si el oído dijera: «No soy ojo, luego no formo parte del cuerpo», ¿dejaría por eso de ser parte del cuerpo? Si el cuerpo entero fuera ojo, ¿cómo oiría? Si el cuerpo entero fuera oído, ¿cómo olería? Pues bien, Dios distribuyó el cuerpo y cada uno de los miembros como él quiso.
Si todos fueran un mismo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?
Los miembros son muchos, es verdad, pero el cuerpo es uno solo.
El ojo no puede decir a la mano: «No te necesito»; y la cabeza no puede decir a los pies: «No os necesito». Más aún, los miembros que parecen más débiles son más necesarios. Los que nos parecen despreciables, los apreciamos más. Los menos decentes, los tratamos con más decoro. Porque los miembros más decentes no lo necesitan.
Ahora bien, Dios organizó los miembros del cuerpo dando mayor honor a los que menos valían. Así, no hay divisiones en el cuerpo, porque todos los miembros por igual se preocupan unos de otros. Cuando un miembro sufre, todos sufren con él; cuando un miembro es honrado, todos se felicitan. Pues bien,

vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro.

Y Dios os ha distribuido en la Iglesia: en el primer puesto los apóstoles, en el segundo los profetas, en el tercero los maestros, después vienen los milagros, luego el don de curar, la beneficencia, el gobierno, la diversidad de lenguas.
¿Acaso son todos apóstoles? ¿O todos son profetas? ¿O todos maestros? ¿O hacen todos milagros? ¿Tienen todos don para curar? ¿Hablan todos en lenguas o todos las interpretan?   Palabra de Dios


Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1,1-4;4,14-21):

Ilustre Teófilo:
Puesto que muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han cumplido entre nosotros, como nos los transmiteron los que fueron desde el principio testigos oculares y servidores de la palabra, también yo he resuelto escribírtelos por su orden, después de investigarlo todo diligentemente desde el principio, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.
En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan.
Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el rollo del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

Y, enrollando el rollo y devolviéndolo al que lo ayudaba, se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos clavados en él.
Y él comenzó a decirles:
«Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír».   Palabra de Dios


ORACIÓN UNIVERSAL

1. Para que, iluminados por la Palabra de Dios y unidos en la oración, caminemos en comunión y participemos abiertamente en el cumplimiento de nuestra misión. Roguemos al Señor.
2. Por quienes colaboramos en las tareas de la evangelización, las celebraciones litúrgicas y el servicio caritativo-social, para que trabajemos confiadamente animados por la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.
3. Para que, alentados por la Palabra de Dios, recemos siempre y sin desfallecer por la unidad de todos los cristianos. Roguemos al Señor.
4. Para que, acogiendo lo que transmitieron los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la palabra, conozcamos la solidez de las enseñanzas que hemos recibido. Roguemos al Señor.
5. Para que la Virgen María, nos acompañe en el camino de la escucha atenta de la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.


DÍA DE LOS REYES (EPIFANÍA)

Hay que viajar y preguntar el camino como los Magos y no descansar hasta encontrar al rey.
Hay que viajar, sin regresar a los Herodes que quieren matar el amor que llevamos todos dentro.
Hay que viajar, ahora que es Navidad, ahora que hay una oferta, ahora que vemos la estrella.

Hay que viajar sin maletas, sin regalos, con el corazón abierto para adorar a Dios.
«Hemos visto su estrella y venimos a adorarlo».

Leer más

MARÍA, MADRE DE DIOS (AÑO NUEVO)

Celebramos varias realidades: el AÑO NUEVO que llega cargado de buenos deseos, la festividad de Santa María MADRE DE DIOS, y la Jornada de Oración Mundial por la PAZ.

Recuerda que nuestro camino cristiano es un andar constante y, aunque avanzar supone un esfuerzo, hay que seguir dejando huellas. Cada día es una nueva oportunidad para el amor, para la sonrisa, para la esperanza.

Leer más

DOMINGO II DESPUÉS DE NAVIDAD

Este domingo, un tanto atípico, no contiene ninguna fiesta especial.

Hemos celebrado ya la Sagrada Familia, Santa María, Madre de Dios, y a la vuelta de la esquina la Epifanía o los Reyes Magos.

La liturgia retorna una y otra vez al portal de Belén, escuchamos de nuevo textos que ya leímos la víspera, la noche y el día de Navidad, descubriéndonos nuevos aspectos.

Leer más

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA

En medio de este tiempo entrañable de Navidad, celebramos el día de la Sagrada Familia. ¡Dios quiso escoger, una de ellas, para nacer y estar en medio de nosotros!

La familia de Nazaret, nos sirve de marco de referencia para nuestras familias, el modelo para dibujar y llevar adelante en ellas su amor, su entrega, perdón, paciencia, generosidad, alegría, fe, esperanza, etc.,

Leer más

NAVIDAD FELIZ 21-22



LA COMUNIDAD PARROQUIAL DESEA A TODOS   

¡FELIZ NAVIDAD! 



Solemnidad de la Natividad del Señor


Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (52,7-10):

¡QUÉ hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que proclama la paz, que anuncia la buena noticia, que pregona la justicia
que dice a Sión: «¡Tu Dios reina!». Escucha: tus vigías gritan, cantan a coro, porque ven cara a cara al Señor, que vuelve a Sión.
Romped a cantar a coro, ruinas de Jerusalén, porque el Señor ha consolado a su pueblo, ha rescatado a Jerusalén.
Ha descubierto el Señor su santo brazo a los ojos de todas las naciones, y verán los confines de la tierra la salvación de nuestro Dios.
                                                                                    Palabra de Dios

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (1,1-6):
EN muchas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a los padres por los profetas.
En esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo, al que ha nombrado heredero de todo, y por medio del cual ha realizado los siglos.
Él es reflejo de su gloria, impronta de su ser. Él sostiene el universo con su palabra poderosa. Y, habiendo realizado la purificación de los pecados, está sentado a la derecha de la Majestad en las alturas; tanto más encumbrado sobre los ángeles, cuanto más sublime es el nombre que ha heredado.
Pues, ¿a qué ángel dijo jamás: «Hijo mío eres tú, yo te he engendrado hoy»; y en otro lugar: «Yo seré para él un padre, y el será para mi un hijo»?
Asimismo, cuando introduce en el mundo al primogénito, dice: «Adórenlo todos los ángeles de Dios».
                                                                                   Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):

EN el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio junto a Dios.
Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio d él. No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz.
El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo. En el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de él, y el mundo no lo conoció.
Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron. Pero a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre.
Estos no han nacido de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de varón, sino que han nacido de Dios.
Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Este es de quien dije: el que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo». Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad nos ha llegado por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Unigénito, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.
                                                                                                                  Palabra del Señor


UN BELÉN EN CADA HOGAR
«Que vengan las madres, que vengan los hijos
que acudan el buey y el pastor,
que vayan llegando mayores y niños
el músico y el director.
*
Que venga ese ángel que cuida un enfermo,
que acudan obrero y patrón
que venga el parado que busca trabajo
el juez, el cartero, el actor.
*
Tú también, yo también, todos juntos a hacer un belén.
*
En cada hogar un belén y nosotros en él compartiendo alegría
pon en tu hogar un belén que contagie de paz al belén de la vida.
Recordaremos en él, a los que ahora no están pero nunca se olvidan
y así podremos hacer que parezca que es Navidad cada día.
*
Que vengan los pobres, que vengan los ricos
que avisen al pescador.
Que acudan cajeras, que vuelva de fuera
aquel que hace tiempo marchó.
*
Que vengan los médicos, las enfermeras,
alumnos y algún profesor.
Que acuda el taxista y las costureras,
el técnico y el conductor.
*
Tú también, yo también, todos juntos a hacer un belén.
*
En cada hogar un belén y nosotros en él compartiendo alegría
pon en tu hogar un belén que contagie de paz al belén de la vida.
Recordaremos en él, a los que ahora no están pero nunca se olvidan
y así podremos hacer que parezca que es Navidad cada día. (bis)
*
Y así podremos hacer que parezca que es……
*
Navidad cada día.

Precioso villancico compuesto por el cantautor riojano Chema Purón, para la Asociación de Belenistas de La Rioja en su 25 aniversario. El villancico fue presentado en la Navidad 2008.


FELICITACIÓN DE UNA NIÑA PARA LA NAVIDAD

Iremos subiendo a la página web las fotos de vuestros Belenes. Los que se apuntaron recibirán un simpático belencico cada uno.



OTRAS PÁGINAS QUE PUEDES CONSULTAR

1. ¡FELIZ NAVIDAD! – (cormariazaragoza.es)
2. !!FELIZ NAVIDAD¡¡ – (cormariazaragoza.es)
3. NAVIDAD, NAVIDAD… – (cormariazaragoza.es)