CRESARRHIPERVINCULOOO

Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de devorarlo todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón.
Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia.
Dar limosna para salir de la necesidad de vivir y de acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece.
Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir, a amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero y encontrar en este amor la verdadera felicidad.

<doc4722|left>

NUEVO PÁRROCO

.

El señor Arzobispo ha nombrado párroco de nuestra parroquia a José Luis Latorre, destinado a la Comunidad Claretiana de Zaragoza, Goya 67.

Estáis todos invitados a participar en la Eucaristía el próximo domingo día 3 de septiembre a las 12.00 horas en nuestro Templo Parroquial.

Ese día y a esa hora, José Luis recibirá su nombramiento como párroco de manos del sr. Vicario General.

Damos las gracias al P. Tomás Tobes, que durante nueve años ha estado al frente de la Parroquia, por su trabajo, su dedicación y su buen hacer.

Acojamos con corazón abierto y espíritu disponible a José Luis. Nuevo párroco, nuevo curso pastoral y ánimos renovados para emprender, con fuerza, el trabajo en misión compartida.

Gracias a Dios que hace posible todo esto. Y gracias a todos vosotros. De corazón.


UNA PARROQUIA, UN ÓRGANO

Palabras de presentación al Concierto con motivo de la última restauración del Órgano.

Estamos celebrando el cincuentenario de esta Parroquia del “Corazón de María”.
Cuatro son los pilares que hacen que una parroquia sea tal: la Evangelización, la catequesis o formación, la caridad y la liturgia (o celebración de los sacramentos).

Desde siempre los cristianos han compuesto himnos litúrgicos para ser catados en sus celebraciones comunitarias. Y desde tiempo inmemorial, también estos himnos han sido acompañados y sostenidos por instrumentos musicales, siendo el órgano el principal.

No podemos imaginar una catedral, una iglesia sin su órgano. Así ocurre en nuestra parroquia.

Al poco tiempo de ser erigida hace ya cincuenta años, los claretianos vieron la oportunidad de hacerse con un órgano y no dudaron ante la oferta de los PP. Filipenses de Barcelona. No estaba en buen estado, pero el P. Jesús Velasco, gran organista, supo aprovechar todas sus bondades durante muchos años

Con el paso de los años se vio la necesidad de acometer una restauración en condiciones. El momento no llegaba y el órgano se iba poco a poco deteriorando. El organista actual, P. Ignacio Bandrés, lo mantenía como podía y trataba de hacerlo útil al menos para acompañar dignamente el canto. Pero era poco menos que imposible tocar algo que se saliera de lo ordinario.

Así la cosas, hace ya cuatro años, nos vimos en el dilema de abandonarlo por completo y venderlo como chatarra o restaurarlo a pesar de su elevado coste.

El Gobierno Provincial de los Claretianos, después de sopesar los pros y los contras, optó por la restauración, pues no le parecía decoroso desprenderse de un órgano cuyas piezas tenían mucho valor. Pero suponía una gran inversión.

Asesorados por varios técnicos decidimos restaurar únicamente aquellas partes del órgano que fueran suficientes para acompañar con dignidad los cantos de la liturgia y poco más.

La restauración comprendería solamente dos terceras partes del total. El resto de la tubería, (casi mil tubos) queda almacenado en el coro como pueden ahora mismo contemplar los cantores de la coral que nos deleitará con sus voces en breves momentos.

Del presupuesto, reducido a poco más de la mitad, el mismo Gobierno Provincial se ofrecía a poner la parte mayor. La Comunidad Claretiana de Zaragoza y la parroquia aportarían su parte proporcional aunque fuera pequeña. Cabe reseñar y agradecer las sustanciosas y extraordinarias ayudas de dos personas amigas.

Ha sido, pues, un largo y laborioso proceso que concluye hoy, al menos en parte, con esta solemne inauguración. Es el momento para reconocer el trabajo lento pero eficaz de los organeros de Murchante, hermanos Orta.

Hasta aquí la sucinta historia de nuestro órgano. El presente lo tenemos aquí esta tarde.

En el coro están José María Berdejo, maestro de Capilla de las dos catedrales y el Coro de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza.

José María va a tener el honor de probar el nuevo instrumento y ofrecernos todas sus posibilidades actuales. Pero no ha querido hacerlo solo. Viene acompañado de Ascensión Milagro, Mª Gloria Pérez-Colomina y de Juan Carlos Roldán.

BODAS DE ORO DE LA PARROQUIA

La parroquia celebra sus bodas de Oro. (1964-2014)


En la página Web hemos querido hacernos eco de este acontecimiento.

Os ofrecemos una pequeña historia que seguro que leeréis con mucho interés. Historia completa abriendo el PDF.

<doc955|center>

Si tenéis interés en adquirir el folleto impreso podéis pedirlo en secretaría

La familia claretiana: https://youtu.be/s5as6RObj0A

<iframe width=»427″ height=»309″ src=»https://www.youtube.com/embed/s5as6RObj0A» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>


El día 9 de mayo de 2014 se cumplen los 50 años de la creación de la Parroquia “Corazón de María” por el arzobispo, electo ya de Madrid, D. Casimiro Morcillo. El actual equipo directivo de la parroquia no quiere que la fecha pase desapercibida. Considera que es una buena ocasión para valorar lo realizado a lo largo de estos años y pensar en lo que nos queda por hacer.

Al cumplirse los primeros 25 años (1964-1989), el equipo directivo de la parroquia celebró esa efeméride con toda solemnidad. A tal efecto se organizaron actos religiosos, conferencias, excursiones y conciertos. El arzobispo de la diócesis, monseñor Elías Yanes, inauguró las actividades con una misa en el templo parroquial.

Fue muy bien recibida la publicación de dos folletos explicativos de la vida parroquial durante esos 25 años. En el primero, titulado: 25 años de comunidad parroquial Corazón de María, se cuenta la historia de la parroquia desde su inicio, así como la organización y su funcionamiento.

El padre Ernesto Azofra, párroco en aquellos años, concluye el folleto con estas palabras: “Tenemos razones múltiples para agradecer al Señor tanto bien logrado durante estos 25 años, y que haya querido contar con nosotros, seglares y claretianos, como instrumentos corresponsables”.

El segundo folleto, titulado: Análisis de la realidad. Parroquia Corazón de María, es un estudio pormenorizado de las calles que componen la parroquia: historia, situación demográfica y social, y de propuestas aprobadas por la Asamblea parroquial para los próximos años.

La presencia entre nosotros durante varios días, del cardenal D. Vicente Enrique y Tarancón, despertó gran interés en la ciudad. Durante los días 15-20 de mayo de 1989, el cardenal Tarancón pronunció varias conferencias en el salón parroquial, englobadas en el título genérico de “Parroquia evangelizadora”.

La celebración de estos primeros 25 años tuvo carácter lúdico-festivo, pero también reflexivo. En efecto, los organizadores no ocultaron que estaban pasando por un “momento de cierto pesimismo y desánimo, pero que era conveniente aprovechar este momento para relanzar la parroquia”.



Todo esto fue posible gracias a la dedicación de sus tres párrocos: Evencio Zubiri (1964-68), Ernesto Azofra (1968-80 / 1986-89) y Jacinto Simón (1980-86), quienes, en colaboración con 22 sacerdotes claretianos, 5 hermanos coadjutores y un gran número de seglares, trabajaron por hacer realidad el ideal de convertir nuestra Parroquia en una “comunidad de comunidades evangelizadoras”.

 

1.-ANTECEDENTES

1.1 Construcción de la primera capilla dedicada al Corazón de María
El día 11 de abril de 1942 comenzaron los Claretianos el culto en una modesta capilla situada en la calle del Carmen, actualmente calle de San Antonio Mª Claret, número 11.

 

 Pronto se quedó insuficiente para atender a las personas que acudían, en número cada vez mayor. Por ello, sopesaron la posibilidad de construir una iglesia digna y capaz para esa zona de la ciudad. Se llamaría: “Santuario del Corazón de María de Fátima”. Con este fin comienzan la adquisición de terrenos colindantes. Este sueño se hizo realidad en mayo de 1956, pero con el nombre de “Templo o Santuario del Corazón de María”.

1.2. Actividades apostólicas

Durante estos años, las preocupaciones apostólicas de los Claretianos se centraron en cuatro frentes:

-1º La devoción a la Virgen de Fátima. Varios miembros de la comunidad pasearon triunfalmente la imagen de Fátima por los pueblos de la archidiócesis de Zaragoza y de otras ciudades de España e Hispanoamérica.
-2º Los Jueves eucarísticos. Se formaron 10 coros de adoradores del santísimo.
-3º Visita domiciliaria. Contaba con 65 urnas.
-4º Juventudes Cordimarianas masculinas. Compuesto por 60 miembros.
-5º Catequesis para niños de primera comunión.

1.3. Construcción del Templo / Santuario del Corazón de María

En julio de 1954 el arzobispo, D. Rigoberto Doménech, bendice las obras del nuevo Templo, cuya fachada da a la actual Avda Goya, 65.

Dos años más tarde, mayo de 1956, se inicia el culto en el nuevo Templo, pero únicamente los domingos.

 

 

2.- PRIMEROS AÑOS DE VIDA PARROQUIAL

2.1. Cambio de denominación

-El nuevo arzobispo de Zaragoza, D. Casimiro Morcillo, dio luz verde a la erección de la Parroquia “Corazón de María”, la cual comenzó a regir el día 9 mayo de 1964. A partir de entonces el Santuario o Templo del “Corazón de María” pasa a denominarse “Parroquia del Corazón de María”.

Abarca una zona geográfica bastante poblada. En su gran mayoría son personas de clase media-baja.

El primer párroco fue el padre Evencio Zubiri, quien contó desde el principio con la colaboración de la comunidad de Claretianos para confesar, celebrar la misa, catequizar, cantar, atender el despacho, dirigir grupos, etc.

2.2. Nuevo impulso parroquial

A partir de 1980 la vida parroquial, al frente de la cual estuvieron los padres Ernesto Azofra y Jacinto Simón, sufre un cambio considerable como efecto de la aplicación de las directrices del Capítulo General de los Claretianos (Roma, 1979). Allí se nos pide que la parroquia sea esencialmente “parroquia de evangelización” y “que comparta las angustias y esperanzas de las personas”. Es una invitación a abrirnos a horizontes más amplios.

Se establecen como “sujetos preferentes” a las Familias (pastoral prematrimonial, bautismos, primeras comuniones) y a los Jóvenes (confirmación, Grupo 72, Pascua juvenil, Campamentos…).

La parroquia adquiere un fuerte compromiso social a través de estas actividades:

Caritas, Conferencias de S. Vicente de Paúl, Club “Nuestros Mayores”, Patronato Goya, Equipo de “Pastoral de enfermos”, Encuesta 3ª Edad, Viudas, Mujeres separadas, Misiones “Taller de Tercer Mundo”, Voluntariado Internacional Claret, Comité Oscar Romero y Teléfono de la Esperanza.

Existe también un Equipo de animación misionera que se encarga de mantener vivo el espíritu de hermanamiento que se firmó entre esta Parroquia y la Misión claretiana de Yhu (Paragay).

Por último, destacamos la existencia de un Equipo de limpieza del Templo y la Junta de economía, encargada de realizar toda la gestión administrativa de la comunidad, y de mantenernos informados mensualmente del estado de cuentas.

2.3. Personal colaborador

Además de los tres párrocos anteriormente citados, colaboraron como Coadjutores o Vicarios parroquiales un buen número de Claretianos, algunos de los cuales ya han fallecido. Entre éstos figuran los padres: Teodoro Dublán, José Mª Palau, Gabriel Campo Villegas, Enrique Arenas y Jesús Velasco, notable organista que animó con su arte durante bastantes años las funciones litúrgicas de la parroquia.

Merece ser destacada la labor oculta y perseverante en la sacristía y en el cuidado del templo de los Hermanos coadjutores claretianos: Félix Aguado, Mariano Bergua y Florencio Poza.

Fueron muchas las personas seglares que a lo largo de estos 25 años …….

FOTOS PARA EL RECUERDO

Capítulo (1983)

Sentados: Jacinto Simón, Narciso Gª Garcés, JA. Clemente, B. Forcano, A. Vidales, JMª Vigil, A. Elpuente.

1ª de pie: O. Herreros, E. Arenas, G. Llorca, G. Campo, I. Jiménez, J. Luna, P. Lacheta, J.Mª Gil, N. Caballero, V. Domingo, Alfredo. Pérez, Ángel Sanz, Vidaurreta, M. Solaesa, E. Zubiri, JMª Albert.

2ª de pie: JMª Ciller, JMª Rodríguez, P. Hernando, Celma, B. Elcano, José Félix.

3ª Última de pie: J. Sagastuy, F. Sesma, A. Gálvez, L. Pastor, E. Peña, S. Pérez, J.L. Latorre, E. Azofra.


Encuentro provincial (1985)


Este texto ha sido recogido en un folleto con motivo de los 50 años de la Parroquia Corazón de María de Zaragoza regentada por la Claretianos. Si deseas hacerte con el folleto, pídelo en la secretaría de la parroquia.


FECHAS GUÍA PARA LA HISTORIA…

-1924: En la Avda Cuéllar
-1940: En el Carmen, hoy Claret.
-1942: Primera capilla pública.
-1946: Ampliación de la capilla.
-1948: Recorrido con la Virgen de Fátima.
-1954: Comienzan las obras del templo.
-1956: Comienzan los cultos dominicales en el templo.
-1964: Constitución como parroquia.

CONTINÚA LEYENDO ABRIENDO EL TEXTO EN PDF.

http://pruebas.cormariazaragoza.es/IMG/pdf/LIBROLIBROFINALFINAP1.pdf

 

 

LA PARROQUIA A LA LUZ DE LA E.G.

 


“PARROQUIA EVANGELIZADORA” Jorge M. Ayala

A la luz de la Exhortación Evangelii gaudium (La alegría del Evangelio)


Te ofrecemos la charla pronunciada por el Claretiano J.M. Ayala con motivo de los cincuenta años de la Parroquia.

<doc1394|left>

Puedes bajarte la charla pinchando en el anagrama de PDF.

FIN DE FIESTA CON MISA Y MESA

MISA Y MESA PARA PONER FIN A LOS FESTEJOS DEL CINCUENTENARIO DE LA PARROQUIA. UNOS TEXTOS Y UNAS FOTOS PARA EL RECUERDO. LA VIDA CONTINUA Y CON MÁS FUERZA.



LA MISA

A las 12 en punto daba comienzo la Eucaristía que ponía fin a los festejos del Cincuentenario.

El párroco saludó a la asamblea con estas palabras:
Esta eucaristía culmina las celebraciones organizadas en torno al Cincuentenario de nuestra Parroquia del Corazón de María.

Es aquí, en la celebración cristiana por excelencia donde culmina todo aquello que hemos querido celebrar: cincuenta años de gracia y misericordia.

Con nuestro Obispo y Pastor, Dn. Manuel, como presidente, y teniendo entre los concelebrantes al Vicario General de la Diócesis, Dn. Manuel Almor y al Provincial de los claretianos, P. Luis Angel de las Heras, deseamos, una vez más, escuchar a Jesús que nos habla en su palabra y se nos entrega en los signos del pan y del vino.

Y quisiéramos, de modo muy especial, que el amor y la misericordia de Dios abarcaran a todos aquellos hermanos nuestros en la fe a quienes, por sectores, hemos ido recordando durante estos quince días.

Hoy nos introducimos de lleno en la comunión de los santos, en la comunicación espiritual con todos aquellos parroquianos que han vivido su vida cristiana muy unidos a esta pila bautismal, a esta mesa eucarística, a esta imagen de la Virgen María y a esta comunidad cristiana.

Esta Eucaristía quiere ser, como la misma palabra indica, una eucaristía de acción de gracias a Dios al Padre por mediación de su Hijo Jesucristo.

Gracias por las personas, gracias por los trabajos apostólicos, gracias por los buenos ejemplos, gracias por las oraciones en favor de los demás, gracias por los sacerdotes, por los abuelos, los padres de familia, los jóvenes, los niños,…..

Gracias, pues, por la historia de salvación que ha escrito esta parroquia, pueblo de Dios en marcha a lo largo de 50 años.


… Y MESA

Qué buenos son los padres claretianos, qué buenos son que nos llevan de excursión.

Alguno no se pudo aguantar y se arrancó por bulerías.

El más pequeño de la clase.