NOVENA AL CORAZÓN DE MARÍA

ENSÉÑAME, MARÍA

A ser dulce y entrañable
en todos los acontecimientos de mi vida;
en los desengaños,
en el descuido de los otros hacia mí,
en la falta de sinceridad de aquellos en quienes creí,
en la deslealtad de aquellos en quienes confié.
Ayúdame a olvidarme de mí misma, 

 para pensar en la felicidad de otros;
a ocultar mis pequeños sufrimientos
Enséñame a sacar provecho de ellos,
a usarlos de tal modo que me suavicen,
no me endurezcan ni me amarguen;
que me hagan paciente y no irritable;
Que nadie sea menos bueno,
menos sincero,
menos amable,
menos noble,
menos santo
por haber sido mi compañero de viaje
en este camino Hacia Dios.
Amén


DÍA PRIMERO 

Desliza el cursor por el fondo izquierdo de cada página para ver más…
1.SEMANACDMDÍA1

DÍA SEGUNDO

2.SEMANACDMDÍA2

DÍA TERCERO

3.SEMANACDMDÍA3

DÍA CUARTO

4. SEMANACDMDÍA4

 

DÍA QUINTO

5.SEMANACDMDÍA5

ORACIÓN (Coronavirus)



<doc4742|left>

¿Quién ha dicho que no salen
esta cuaresma los santos?
Es verdad que sin salir
quedarán tronos y pasos.

No habrá coronas de oro
ni cetros ni esos calvarios
sobre los que se levanta
un Cristo crucificado..

………




<doc4741|left>

Para orar y celebrar la Fe en tiempos de dificultad


ORACIÓN DE PAPA

“Oh María,
tú resplandeces siempre en nuestro camino
como signo de salvación y de esperanza.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos,
que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús,
manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos,
sabes de qué tenemos necesidad
y estamos seguros que proveerás,
para que, como en Caná de Galilea,
pueda volver la alegría y la fiesta
después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor,
a conformarnos a la voluntad del Padre
y a hacer lo que nos dirá Jesús,
quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos
y ha cargado nuestros dolores para conducirnos,
a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios.
No desprecies nuestras súplicas
que estamos en la prueba
y libéranos de todo pecado,

 Oh Virgen gloriosa y bendita”.


Conexión en directo 24 horas con el camarín de la Virgen del Pilar.

Será posible unirse en directo a la misa todos los días a las 9.00 horas, excepto domingos y festivos, que se celebrará a las 10.00.

http://24horasconlavirgendelpilar.online/


DIBUJO QUE NOS ENVÍA UNA NIÑA DE PRIMERA COMUNIÓN

¡¡¡Gracias, Marisol!!


Para no aburrirse y disfrutar


SEMANA DEL CORAZÓN DE MARÍA

Celebración de la Semana de preparación a la fiesta del Corazón de María.

Durante la semana en todas las Eucaristía se hará una mención especial, siguiendo el díptico preparado para cada día. Con saludo, preces y oraciones especiales para cada día.


PRECES 1

Dirijamos a Dios Padre nuestra oración confiada por mediación del Inmaculado Corazón de María, que intercede, sin cesar, por sus hijos necesitados.

Por la santa Iglesia: para que, confiada en el Corazón de María, sea hogar acogedor, donde toda persona experimente el amor de Dios Padre, roguemos al Señor.

Por los que se entregan al servicio de los demás: para que con el ejemplo del Corazón de María en la visita a su prima Santa Isabel, se alienten y fortalezcan en su entrega, roguemos al Señor.

Por las familias cristianas: para que, puestos los ojos en Nazaret, donde el Corazón de María educó a Jesús, mantengan su fidelidad y eduquen en la fe a sus hijos, roguemos al Señor.

Por los consagrados a Cristo Jesús: para que siguiendo las huellas del Corazón de María, sepan ofrecer al Pueblo cristiano un ejemplo de entrega generosa y serena, roguemos al Señor.

Por los jóvenes: para que el Corazón de María los acompañe en su vida y los eduque en el amor limpio, fuente de paz y de verdadera alegría, roguemos al Señor.

Por nosotros aquí reunidos: para que aprendamos a confiar en la Palabra de Dios y a guardarla en nuestro corazón, roguemos al Señor.


PRECES 2

Dirijamos a Dios Padre nuestra oración confiada por mediación del Inmaculado Corazón de María, que intercede, sin cesar, por sus hijos necesitados.

P: Señor, Tú que nos diste a María por madre, …
T: concede por su mediación salud a los enfermos, consuelo a los tristes, perdón a los pecadores y a todos la abundancia de salud y de paz.

P: Haz, Señor, que tu Iglesia tenga un solo corazón y una sola alma por el amor….
T: Y que todos perseveremos unánimes en el servicio a los demás y en la oración con María, la madre de Jesús.

P: Tú que hiciste de María la madre de la misericordia…
T: Haz que todos los que viven en peligro o tienen dificultades sientan su protección maternal.

P: Tú que encomendaste a María la misión de madre de familia en el hogar de Jesús y de José..
T: haz que por su intercesión las madres fomenten en sus hogares el amor y la unidad.

P: Tu que encomendaste a María el cuidado de Jesús para que le ayudará a crecer en edad, sabiduría y gracia…

T: Concede, por su intercesión, a nuestros catequistas luz, fortaleza y mucha fe para que transmitan con alegría, a los niños, el mensaje del reino del amor.

Padre, escucha nuestra oración que te dirigimos por medio de Jesucristo nuestro Señor.


PRECES 3

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.

Para que mi fe sea más fuerte que mis pensamientos.
Para que mis dudas no se impongan a la fe.

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.

Para que mi fuerza no se resista a la invitación de Dios.
Para que no me conforme con los mínimos.

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.

Para que no me embargue el pesimismo.
Para que, lejos de decir «no» siempre diga «sí».

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.

Para que la alegría me anime en el seguimiento a Jesús.
Para que la esperanza me ayude a seguir hacia adelante.

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.

Para que la gratitud sea consecuencia de dejarme llevar por Dios.
Para que pueda más Dios que la debilidad para responderle

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA

Para que la fe y la esperanza nos hagan dejar en segundo plano los sentimientos de temor o de temblor.
Para que sepamos corresponder a su Amor, siendo fieles.

DAME, SER FIEL COMO TÚ, MARÍA.


PRECES 4

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA

Camina con nosotros. enséñanos a proclamar al Dios vivo.
Ayúdanos a dar testimonio de Jesús.
Haznos serviciales con el prójimo.

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA

Aurora de un mundo nuevo.
¡Muéstrate, Madre de la esperanza y vela por nosotros!
Cuida de la Iglesia en el mundo, que sea transparencia del evangelio.

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA

Vela por todos los cristianos:
Que prosigan confiados por la vía de la unidad
Como fermento para la concordia universal.
Vela por los jóvenes, esperanza del mañana.

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA

María, ¡danos a Jesús! ¡Haz que lo sigamos y amemos!
Sólo Él es la esperanza de la humanidad.
Él vive con nosotros, entre nosotros, en su Iglesia.

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA

Impulsa nuestras acciones y deseos para hacer que esta tierra
sea cada vez más habitable para todos.
Que no haya, en nuestras vidas,
Lugar para el egoísmo y la indiferencia.

MARÍA, MADRE DE LA ESPERANZA


PRECES 5

Proclamemos las grandezas de Dios, Padre Todopoderoso, que quiso que todas las generaciones felicitaran a María, Madre de su Hijo. Unámonos a cada petición diciendo:

QUE LA LLENA DE GRACIA INTERCEDA POR NOSOTROS.

Por la Iglesia Católica…, por todas las iglesias y comunidades cristianas: Para que el Espíritu Santo nos fortalezca, ilumine y guíe los esfuerzos hacia la unidad. Oremos.

Por los que viven angustiados y en la oscuridad por la falta de fe y de esperanza: Para que la Virgen María sea luz y camino que les ayude a superar su situación. Oremos.

Por nuestras familias, padres, abuelos, hijos, nietos…: Para que en tan importantes etapas de la vida permanezcan unidos a María. Oremos.

Por la paz en las naciones y los pueblos…, por el mundo que sufre: enfermos, ancianos marginados, los que pasan hambre, los que no tienen trabajo, los matrimonios mal avenidos… Oremos.

Por nuestra COMUNIDAD PARROQUIAL: Para que sea un hogar donde impere el amor fraterno… Y para que de la mano maternal de María llevemos consuelo a cuantos se acerquen a nosotros en busca de esperanza. Oremos.

Y por nosotros en particular: Para que sintamos la necesidad de orar, y a ejemplo de María vivamos en encuentro permanente con Dios. Oremos.

Escucha, Padre, las oraciones de tus hijos… Te las presentamos por intercesión del CORAZÓN DE MARÍA, a quien constituiste especial mediadora al lado de tu Hijo, Jesús, que vive y reina por los siglos de los siglos. AMÉN.

JORNADA DE ORACIÓN (2)

Pedro 3:8:

Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.


Hoy quiero pedirte, mi Señor,
que me muestres los caminos de la esperanza.

Que deje de mirar la oscuridad,
que no escuche a los profetas del mal,
que deje a un lado la basura
para ir fijándome constantemente
en el lado bueno de las cosas.

Espero, Señor, que la vida
es una fiesta gozosa,
que los hombres no han nacido
para morir, sino para resucitar.

Espero en que un día
los hombres seremos hermanos,
y viviremos en paz,
unidos por el lazo de la tolerancia.

Espero que los pobres
vayan encontrando raudales
de justicia y solidaridad
entre sus hermanos, los hombres.

Espero que nuestros campos,
y nuestras montañas, y nuestros mares,
y nuestras playas, y nuestras ciudades
sigan siendo hermosas y limpias.

Espero que los niños puedan crecer
amparados por el amor entrañable de un hogar,
en el que no falte comida, juguetes y ternura.

Espero que los viejecitos
vean cumplida su hambre de caricias,
y que sientan siempre la compañía
de quienes todo lo recibieron de ellos.

Espero que tu llamada a la generosidad
irá encontrando eco en el corazón
de miles de jóvenes y adultos
que van por el mundo
intentando hallar el sentido a la vida.

Espero que tu Palabra
siga dando vida a los creyentes,
para que en el mundo no se oiga
el tremendo silencio de Dios
que tanto se pregona
en nuestras universidades.

Espero que las flores sigan adornando
los jardines, los prados y los campos.
Y que !os pájaros sigan fabricando sus nidos,
mientras entonan el himno de sus amores.

Espero que desaparezcan las guerras,
los odios y los rencores,
las competencias desleales
y las zancadillas alevosas

Espero que los poetas
mantengan el sueño de lo imposible.
Y que los músicos no se cansen
de llenar nuestros espacios
de melodías sugerentes.

Espero que tu Espíritu
siga iluminando mi corazón
para que jamás niegue
la existencia de la ESPERANZA.

Amén.


Consultar la pagina

 

JORNADA DE ORACIÓN/ 456

UNAMUNO

SALMO I:
____________________________

❝Señor, Señor, ¿por qué consientes
que te nieguen ateos?
¿Por qué, Señor, no te nos muestras
sin velos, sin engaños?
¿Por qué, Señor, nos dejas en la duda,
duda de muerte?
¿Por qué te escondes?
¿Por qué encendiste en nuestro pecho el ansia
de conocerte,
el ansia de que existas,
para velarte así a nuestras miradas?
¿Dónde estás, mi Señor; acaso existes?
¿Eres tú creación de mi congoja,
o lo soy tuya?
¿Por qué, Señor nos dejas
vagar sin rumbo
buscando nuestro objeto?
¿Por qué hiciste la vida?
¿Qué significa todo, qué sentido
tienen los seres?
¿Cómo del poso eterno de las lágrimas,
del mar de las angustias,
de la herencia de penas y tormentos
no has despertado?
Señor, ¿por qué no existes?,
¿dónde te escondes?
si es, oh mi Dios, que vives. (…)

Erramos sin ventura
sin sosiego y sin norte,
perdidos en un nudo de tinieblas,
con los pies destrozados,
manando sangre,
desfallecido el pecho,
y en él el corazón pidiendo muerte.
Ve, ya no puedo más, de aquí no paso,
de aquí no sigo,
aquí me quedo,
yo ya no puedo más, ¡oh Dios sin nombre!
Ya no te busco,
ya no puedo moverme, estoy rendido;
aquí, Señor, te espero,
aquí te aguardo,
en el umbral tendido de la puerta
cerrada con tu llave.
Yo te llamé, grité, lloré afligido,
te di mil voces;
llamé y no abriste,
no abriste a mi agonía;
aquí, Señor, me quedo,
sentado en el umbral como un mendigo
que aguarda una limosna;
aquí te aguardo.


AGRANDA LA PUERTA, PADRE

“Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar;
la hiciste para los niños,
yo he crecido a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad,
vuélveme a la edad bendita
en que vivir es soñar.

Gracias, Padre, que ya siento
que se va mi pubertad;
vuelvo a los días rosados
en que era hijo no más.

De mis hijos, hijo ahora
y sin masculinidad
siento nacer en mi seno
maternal virginidad”.

14-3-1928

(Hallada en su escritorio el día que falleció)

BIENAVENTURADOS

Bienaventurados los que se vacían de pensamientos, imágenes y sentimientos porque ellos serán llenados por Dios.

Bienaventurados los que aprenden a estarse quietos, porque descubrirán la fuerza de Dios que se mueve en su interior.

Bienaventurados: los que se cultivan por dentro, porque quedarán limpios de toda sombra y actuarán con libertad.

Bienaventurados los hambrientos de ser, puesto que sólo ellos alcanzarán la auténtica humanidad.

Bienaventurados los compasivos, pues han comprendí que el destino de cualquier persona es el propio.

Bienaventurados los silenciosos, puesto que han descubierto su verdadero hogar.

Bienaventurados los pacificados, porque darán al mundo lo que el mundo realmente necesita.

Bienaventurados los orantes, porque han comprendido que si nos preocupamos por las cosas de Dios, Él se preocupa por las nuestras.

Bienaventurados vosotros cuando os reprochen que huis del compromiso para retiraros a vuestra soledad.

Yo os digo que vuestra recompensa
será grande en este mundo pues lo veréis en su verdadero color.

Palabra y vida 13/09/2017 (Pablo D’Ors)