UN DÍA PARA EL SEÑOR

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

NOTA DE LA HOJA PARROQUIAL

Tendremos un día de Adoración con el Santísimo expuesto.

Comenzaremos al terminar la misa de diez y haremos la reserva al comenzar la Misa de las ocho de la tarde.

Tener un día de Adoración con el Santísimo es una de las "acciones especiales" que propuso el Papa Francisco para ser llevadas a cabo en el Año de la Misericordia, Como recordaréis esta acción la llevamos ya a cobo en el mes de Marzo, pero nos ha parecido conveniente hacerlo de nuevo cuando quedan pocas semanas para clausurar el Año Jubilar.

Estas líneas quieren ser una llamada para avivar el deseo de que, en la parroquia, el viernes, día 4,sea una fecha verdaderamente Jubilar, por la gran misericordia derramada por el Señor sobre cada uno de nosotros.

Quisiéramos agradecer y alabar en una oración ,intima y a la vez comunitaria. Para ello tendremos todas las horas del día. Elija usted la suya.

¡Ánimo! No desaprovechemos esta oportunidad.



Elenco de oraciones para ayudar a la reflexión


Abre el documento en PDF

PDF - 1.7 MB

.

.

.


Sigue curvado sobre mí, señor
remodelándome,
aunque yo me resista.

Sigue curvado sobre mí
tallándome.

Lábrame los ojos y las manos,
la mente y la memoria,
y el corazón,- que es mi sagrado-.

Entra, Señor, sin llamar, sin mi permiso.
........
allá en mi dentro.
Y empiece a ser hermano,
a ser humano, a ser persona


PADRE:

Te adoramos,
Es una bendición para nosotros poderte llamar Padre,
y damos gracias a tu Hijo por habernos revelado tu nombre.
Ahora sabemos cómo te llamas.
El eco paadree.. recorre y habita nuestras vidas.
Y nuestro corazón de hijos-niños se hace clamor de ternura y cariño.

PADRE NUESTRO:

Padre nuevo, distinto, de todos, con todos, para todos, común a todos.
Tú nos arrastras inevitablemente a la unidad, a la oración sin fronteras,
a la comunión sin límites, a la filiación gratuita y universal.

QUE ESTÁS EN EL CIELO:

En la tierra que es tuya y nuestra, Padre nuestro
En ningún sitio y en todos.
En el espacio abierto de un corazón humilde y contrito de cada hombre y mujer que te busca.
Tú te haces cielo para nosotros, casa y morada, patria y bandera.

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE:

Te reconocemos Santo.
Es cuestión de vida nuestra y gloria tuya.
Deseamos profundamente que tu nombre sea santificado en todos y por todos.
Restituye en nosotros tu imagen pintada de ternura y admítenos en el hogar de tu santidad, conságranos en la verdad y haznos himnos de alabanza a tu gloria.

VENGA A NOSOTROS TU REINO:

Acércanos un reino de justicia, paz y gozo en el espíritu. Un reino de corazones comprometidos con tu obra en el mundo.
Desde lo más profundo te decimos: “¡Marana tha!”.
¡Ven, Señor, Jesús!.
Alarga el fuego de Pentecostés hasta nosotros y reconstruye en medio de nuestra humanidad una mesa redonda que apresure tu presencia.

HÁGASE TU VOLUNTAD ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO:

Que no se cumplan sólo los deseos de los poderosos,
que el cielo de la tierra lo construyan tus elegidos,
que las palomas de la paz hagan círculo en torno a los planetas.
Que llueva agua y luz y felicidad sobre los países pobres.
Que las armas de conviertan en arados, los desiertos en viñedos y la paz dure eternamente.

DANOS, HOY, NUESTRO PAN DE CADA DÍA:

Danos, Padre, a todos los hombres y mujeres del mundo,
Nuestro pan; uno para todos, uno para muchos.
Dales su pan para cada día, pan de justicia, de vida
Pan de paz, pan, pan, y sed de la Palabra.
Hoy, cada día, reciente, cada día.
Hecho Eucaristía, palabra, Resurrección.
Pan cotidiano, pan tierno, pan grande, cada día,
Hoy, Padre.

PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN:

Reconocemos nuestro pecado hecho discordia,
Desesperanza, desunión, silencio, complicidad.
Confesamos nuestras debilidades y abrimos las compuertas de nuestro
corazón para que nos desbordes de tu misericordia.
Perdónanos más y mejor de lo que nosotros perdonamos.
Enséñanos a perdonar, de verdad, hasta a los enemigos.
No queremos más deudas que las del mutuo amor.

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN:

Del cansancio, el aburguesamiento, la suficiencia, el egoísmo, el placer.
Somos débiles, acércanos a las expresiones de ternura, comprensión, tolerancia.
Haznos positivos, alegres, con miradas de esperanza.
Cambia de rumbo nuestros caminos y vuelve nuestros ojos hacia horizontes abiertos y libres, hacia Ti.
Llénanos de tu amor, que salgamos victoriosos del desierto cotidiano
Y que podamos encontrar la paz en nuestra amistad contigo.

Y LÍBRANOS DEL MAL:

Libra a la humanidad de todo los que se cruza en tus designios,
de todos los males que la abruman: la guerra, la explotación, el poder...
Concédenos el don precioso de la paz y la gracia de tu espera
Para que ayudados de tu misericordia vivamos libres de pecado
Y protegidos de toda perturbación.

¡¡Líbranos del mal!!
Amén, cada día, ¡Abba, Padre!
De corazón. Todos hijos.
Tú, nuestro Padre.
Padre nuestro.

Javier G. C. /Fragua/


Abre el documento en PDF

PDF - 106.7 KB

Martes 1ro de noviembre de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...