Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO XIX (A)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La tempestad, el viento y sobre todo el miedo nos hacen confundir a Jesús con un fantasma.

Dios no crea los fantasmas, ni las tormentas, ni el sufrimiento, ni las amenazas de muerte; de todo eso se encarga la dura realidad…El miedo, ayer y hoy, crea fantasmas. Pero del interior de lo que toman por un fantasma sale una voz conocida: “No temáis, soy yo”.


El episodio evangélico de hoy tiene validez en todo tiempo tanto a nivel personal como comunitario. Es una lección de la necesidad de la fe ante las crisis, las dudas y los fantasmas del miedo. Nos ronda el miedo, la desesperanza, la desconfianza,....

«Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!».


- Una barca de los discípulos zarandeada por el mar de fondo
- en medio de una noche cerrada y
- muy lejos de tierra.
- El «viento contrario» que les impide avanzar.
- Los discípulos están solos; no está Jesús en la barca.


JESÚS SE ACERCA

- Los discípulos no lo reconocen
- aterrados, comienzan a gritar llenos de miedo.
- su miedo no está provocado por la tempestad, sino por su incapacidad para descubrir la presencia de Jesús en medio de aquella noche horrible.

El verdadero drama del cristiano, de la Iglesia, comienza cuando su corazón es incapaz de reconocer la presencia salvadora de Jesús en medio de la crisis, y de escuchar su grito:

«Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!».


Lunes 24 de julio de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...