Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO III (A) LA PALABRA

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

El papa Francisco en la carta apostólica Aperuit illis:

DESEO que el III Domingo del Tiempo Ordinario esté dedicado a la celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios.

PORQUE la relación entre el Resucitado, la comunidad de creyentes y la Sagrada Escritura es intensamente vital para nuestra identidad cristiana.

CÓMO: Las comunidades encontrarán el modo de vivir este Domingo como un día solemne.


.

1. Qué importancia tiene para mí la Biblia leída como palabra de Dios? ¿Oro todos los días con la Palabra?

.

2. ¿Qué puedo hacer para que en mi comunidad parroquial crezca la sensibilidad hacia la Palabra de Dios?

.


.

En estos primeros domingos del Tiempo Ordinario, la Liturgia nos presenta el inicio de la vida pública de Jesús, con el ANUNCIO DEL REINO y la LLAMADA de los primeros discípulo.

La voz de Juan Bautista se apaga. Surge una nueva voz, la de Jesús.

- UNA LUZ LES BRILLÓ

- CONVERTÍOS...

- OS HARÉ PESCADORES...



Jesús COMENZÓ
su actividad

en una región pobre y oprimida, en el interior de la región, lejos del centro económico, político y religioso de su país.
Una región despreciada por los judíos como "Galilea de los paganos".

Jesús deja Nazaret
y se dirige a Cafarnaún,
a la orilla del Lago,
que se convertirá en el centro
de su actividad apostólica.

Comienza con el mismo anuncio de Juan Bautista: "Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos"


EL REINO DE DIOS

- Es una llamada del Señor para que los hombres formen comunión con el Padre y entre sí.

- Es una presencia de Dios en los hombres y en el mundo.

- Es una invitación para ser más, más auténtico, más sincero, más de Dios...


PARA LA EUCARISTÍA


SALUDO:

Celebramos el Domingo Tercero del tiempo ordinario. El Papa Francisco ha querido que sea este el DOMIGO DE LA PALABRA DE DIOS.

Celebramos también, hoy, el día de la Infancia Misionera, es decir, el día que los niños recuerdan que son misioneros.

El evangelio nos presenta a Jesús predicando la Buena Noticia. Él mismo elige a un grupo de discípulos para que le acompañen y se hagan discípulos-misioneros con Él, prediquen la buena noticia y estén atentos a las dolencias y enfermedades especialmente de los más pobres.

Todos, pequeños y mayores, estamos invitados a llevar esa Buena Noticia a los demás.

Comenzamos cantando..

PERDÓN:

1. -Tú, Jesús, que eres la luz y nos invitas a ser mejores. Señor, ten piedad.

2. -Tú, Jesús, que nos llamas, a ser tus apóstoles, mensajeros de la Buena Noticia. Cristo, ten piedad.

3. -Tú, Jesús, que nos llamas para hacer juntos un mundo mejor. Señor, ten piedad.


PETICIONES

1. Por todos los que formamos la Iglesia para que nos animemos a escuchar la Palabra de Dios y a ser misioneros anunciando a Jesús con la palabra y el ejemplo. Roguemos al Señor.

2. Por los gobernantes del mundo para que trabajen por su gente, promuevan la paz y la concordia y respeten la naturaleza. Roguemos al Señor.

3. Por todos los que sufren, especialmente los niños, por causa de las guerras, la emigración, la pobreza, la ausencia de la familia. Roguemos al Señor.

4. Por los que nunca han escuchado la Buena Noticia de Jesús ni ha oído hablar de Él, por los que no creen ni esperan, por los que no quieren a nadie porque nunca se han sentido queridos. Roguemos al Señor.

5. Por nosotros para que anunciemos a Jesús con nuestra vida. Roguemos al Señor.


.

ECHA LAS REDES
(José Luis Martín Descalzo)

Desde que Tú te fuiste
no hemos pescado nada.
¿Llevamos veinte siglos
echando inútilmente
las redes de la vida,
y entre sus mallas
solo pescamos el vacío.

Vamos quemando horas
y el alma sigue seca.
Nos hemos vuelto estériles
lo mismo que una tierra
cubierta de cemento.

¿Estaremos ya muertos?
¿Desde hace cuántos años no nos hemos reído?
¿Quién recuerda la última vez que amamos?

Y una tarde Tú vuelves y nos dices:
«Echa la red a tu derecha,
atrévete de nuevo a confiar,
abre tu alma,
saca del viejo cofre
las nuevas ilusiones,
dale cuerda al corazón,
levántate y camina».
Y lo hacemos solo por darte gusto.

Y, de repente, nuestras redes rebosan alegría,
Nos resucita el gozo
y es tanto el peso de amor
que recogemos
que la red se nos rompe cargada
de ciento cincuenta esperanzas.

¡Ah, Tú, fecundador de almas:
llégate a nuestra orilla,
camina sobre el agua
de nuestra indiferencia,
devuélvenos, Señor, a tu alegría.


.

PUEDES CONSULTAR TAMBIÉN ESTA PAGINA: DOMINGO III (A) INFANCIA MISIONERA

Martes 21 de enero de 2020, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« marzo de 2020 »
L M M J V S D
24 25 26 27 28 29 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
Próximamente...

  • ORACIÓN (Coronavirus)-(30 de marzo)