DOMINGO DE PASCUA IV (C)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La escena es tensa y conflictiva. Jesús está paseando dentro del recinto del templo. De pronto, un grupo de judíos lo rodea acosándolo con aire amenazador.

Jesús no se intimida, sino que les reprocha abiertamente su falta de fe: «Vosotros no creéis porque no sois ovejas mías». El evangelista dice que, al terminar de hablar, los judíos tomaron piedras para apedrearlo.

Para probar que no son ovejas suyas, Jesús se atreve a explicarles qué significa ser de los suyos. Solo subraya dos rasgos, los más esenciales e imprescindibles: «Mis ovejas escuchan mi voz… y me siguen».

Después de veinte siglos, los cristianos necesitamos recordar de nuevo que lo esencial para ser la Iglesia de Jesús es escuchar su voz y seguir sus pasos.


REFLEXIÓN

Jesús da Vida definitiva porque ha hecho suya la del Padre.
Son dos aspectos eminentemente pascuales.
No se trata de una Vida para el más allá.
Se trata de participar aquí y ahora de la misma Vida de Dios. ....................

Desde la vida biológica, en la que me encuentro,
debo acceder a la Vida Divina, que también está en mí.
A esta VIDA no le afecta la muerte,
por eso, cuando la vida biológica termina, AQUELLA continúa. .....................

Tener fe, consiste en confiar en estas palabras de Jesús.
Es pasar ya, desde ahora, a esa Vida Nueva.
Nacer de nuevo a una Vida que ya no terminará.
Ahí encontraré la verdadera salvación.


Si tú sabes que te amo, te protejo y te defiendo
"Soy Amor;" siempre lo he sido y nunca dejaré de serlo.

Soy tu amigo del cielo, por ti y por los tuyos velo;
aunque tú me seas infiel, Yo siempre fiel permanezco.

¡Es tanto lo que te amo! Nunca podrás comprenderlo,
por eso me gozo en ti cuando me dices: Te quiero.

Me agradas cuando me hablas, cuando te tomas tu tiempo
para confiar en Mí todo lo que llevas dentro. Sigue confiando, espera, sigue amándome y sirviendo;
son aquellos que me aman los que llevarán el premio.

Si sufres persecución por causa del Evangelio
resiste todo temor con el amor que es perfecto.

Recuerda, nunca lo olvides; soy tu amigo y te defiendo;
te amo, te amaré siempre y nunca dejaré de hacerlo.

(Cf. Zaida C de Ramos)


ORACIÓN DE LOS FIELES (Subsidio Vocaciones)

Nuestra vida es conocer, amar y servir al Señor, y en Él a los hermanos. Esa es la auténtica vocación del cristiano, que nos llena de paz, que se concreta luego en las demás vocaciones. Animados por la fe en Cristo resucitado, oremos para ser dignos de la llamada que Dios nos ha hecho.

-Por la Iglesia de Cristo, para que, sintiéndose discípula fiel del Señor resucitado, sepa escuchar con docilidad su palabra de vida, oremos.

- Por el Santo Padre el Papa Francisco, que el Señor ha puesto al frente de su grey, para que viva su ministerio con la ayuda de nuestra plegaria y así nos confirme en la fe que hemos recibido, oremos.

- Por todos los cristianos, para que reconozcamos cada uno nuestra propia vocación a la fe y, por la oración y el testimonio, puedan surgir en nuestras comunidades nuevas vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa, oremos.

- Por los sacerdotes, los religiosos, los misioneros, los laicos consagrados y cuantos dedican su vida al anuncio del Evangelio, para que sepan responder cada día a la mirada de amor misericordioso con la que el Señor los llamó a su seguimiento, oremos.

- Por los jóvenes a quienes el Señor llama a una vida de especial consagración, para que respondan prontamente y sin miedo, ayudados por nuestros testimonio, para colaborar en la edificación del Reino y en la santificación de la humanidad, oremos.

- Por quienes pasan dificultades de cualquier tipo en su vida, especialmente por los que sufren las consecuencias de la crisis económica, para que encuentren en Jesús Resucitado su esperanza y en la Iglesia las manos de sus hermanos tendidas a su sufrimiento, oremos.

- Por nuestra comunidad (parroquial), para que mirando al Señor Resucitado, que ofrece su vida por nosotros, pueda dar abundantes frutos de bondad, amor y servicio gozoso, oremos.

Padre santo, que te sirves de nosotros para reunir a la humanidad, dispersa por el pecado: haz que no dejemos de reconocer tu voz, especialmente en medio de las dificultades que encontremos en el camino. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.


La Iglesia, madre de vocaciones

Queridos hermanos y hermanas:

Cómo desearía que, a lo largo del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, todos los bautizados pudieran experimentar el gozo de pertenecer a la Iglesia.

Ojalá puedan redescubrir que la vocación cristiana, así como las vocaciones particulares, nacen en el seno del Pueblo de Dios y son dones de la divina misericordia.

La Iglesia es la casa de la misericordia y la «tierra» donde la vocación germina, crece y da fruto.


Oración de un niño

Jesús, te miro y me siento bajito...
me siento pequeño ante ti.
¡Eres tan grande!
Por eso, me buscas...
por eso me miras,
por eso quieres tocar mi corazón.
Alcánzame Tú a mí, Jesús.
Mírame, tócame, transfórmame,
como a tu amigo Zaqueo

Amén.


ORACIÓN DEL PAPA FRANCISCO

Padre de misericordia,
que has entregado a tu Hijo por nuestra salvación
y nos sostienes continuamente
con los dones de tu Espíritu,

concédenos comunidades cristianas
vivas, fervorosas y alegres,
que sean fuentes de vida fraterna
y que despierten entre los jóvenes
el deseo de consagrarse a Ti
y a la evangelización.

Sostenlas en el empeño
de proponer a los jóvenes
una adecuada catequesis vocacional
y caminos de especial consagración.
Dales sabiduría para el necesario discernimiento
de las vocaciones de modo que en todo brille
la grandeza de tu amor misericordioso.

Que María, Madre y educadora de Jesús,
interceda por cada una de las comunidades cristianas,
para que, hechas fecundas por el Espíritu Santo,
sean fuente de auténticas vocaciones
al servicio del pueblo santo de Dios.

Francisco

Ver más en esta misma página web DOMINGO DE PASCUA IV

Viernes 15 de abril de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...

  • DOMINGO XXXIII (A)-(19 de noviembre)