Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > FESTIVIDADES

CORPUS CHRISTI /CARIDAD 2016

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Introducción

Celebramos la fiesta del Cuerpo de Cristo. ¡Gran misterio de fe! Misterioso acontecimiento de amor. No te acostumbres. No pierdas el asombro. De rodillas o no, adora el misterio. Déjate fascinar por él.

Por su gran amor Dios se hizo carne.
Por su gran amor Dios se hace pan.
Por su gran amor Dios se ha quedado con nosotros.
Por su gran amor Dios se deja besar.
Por su gran amor Dios se deja partir. Por su gran amor Dios se deja comer.

Por su gran amor Dios nos transforma divinamente, y nos contagia de su divinidad.

No te limites a cantarlo. Celébralo en espíritu y verdad. Déjate contagiar. Ábrete al amor.


ACTO PENITENCIAL

• Porque celebramos la Eucaristía y procesionamos el Cuerpo de Cristo, pero nos falta espíritu y verdad. Señor, ten piedad

• Porque comulgamos con Cristo, pero no comulgamos con los hermanos. Cristo, ten piedad

• Porque nos compadecemos de los pobres, pero no los sentamos a la mesa de Dios. Señor, ten piedad


PARA LA HOMILIA

1. «Esto es mi cuerpo»

Un amor entregado hasta el fin, rompiendo límites, hasta la transcendencia. No nos acostumbremos al misterio. No perdamos nuestra capacidad de asombro.

Dios nos amó tanto que se hizo hombre.
Y más: Dios nos amó tanto, que se quedó con nosotros.
Y más: Dios nos amó tanto, que se hizo pan.
Y más: Dios nos amó tanto, que se partía y se dejaba comer.

Saltos cualitativos

De la tierra y el trabajo del hombre, al pan.
Del pan y el amor del hombre, a la solidaridad.
Del pan y el amor de Dios, a la Eucaristía.
De la Eucaristía y la entrega de Cristo, a la vida eterna anticipada.

Nadie puede ver a Dios y quedar con vida

Después de cada Eucaristía tenemos que salir resucitados. Es el principio del mundo nuevo. Y tenemos que salir con semillas pascuales en las manos. Testigos de amor entregado, sembradores de esperanza, forjadores de paz y de justicia. Cada uno se convierte en fermento del Reino de Dios.

2. Vosotros sois mi cuerpo

Hermosa y dramática misión: «Dadles vosotros de comer». Y vosotros, ¡dejaos comer!

En comunión

Por otra parte, si todos somos cuerpo de Cristo, ¿no estamos llamados a vivir en comunión, unos con otros?

La desunión entre cristianos es escándalo y sacrilegio.

Y si todos somos cuerpos de Cristo, ¿no estamos Llamados a crear fraternidad y ser artífices de solidaridad? (Expertos en comunión», dice el Papa Francisco a los religiosos. Al hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión» (S. Juan Pablo II NM, 6)

3. Estos son mi cuerpo

También lo ha dicho Jesús. Se refiere a los pequeños, a los pobres, a los enfermos, a los descartados, a los ancianos, a los que están solos, a cuantos carecen de dignidad, a todos los que sufren.

• ¿te has acercado al pobre con respeto?
• ¿Te has arrodillado ante un enfermo?
• ¿No has permitido que un excluido sea profanado?
• ¿Sabes que aprovecharse del pobre no solo es una injusticia, sino un sacrilegio?
• ¿Pasas muchos ratos acompañando al que está solo?
• ¿Rezas por los pobres y los que sufren, les pides que recen por ti?

4. Todo será mi cuerpo

Caminamos hacia la Cristogénesis total. Cada partícula de materia tiene que ser cristificada. «Hay más de Dios que de agua en cada gota de agua» (Pascal) Y hay más de Dios que de materia en cada átomo y cada célula.

«Esta hermana (Madre Tierra) clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella (...) Estas situaciones provocan el gemido de la hermana tierra». (Papa Francisco, Laudato si’, 2; 53).


ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos a Dios, Padre de la gracia y la misericordia, desde la fe y la esperanza. Te lo pedimos, Padre.

Para que la Iglesia sea «isla de solidaridad», casa de acogida y samaritana de los caminos. Te lo pedimos, Padre.

• Para que los responsables de los pueblos defiendan la dignidad de todos los ciudadanos y sean promotores de toda justicia y libertad. Te lo pedimos, Padre.

• Para que todos trabajemos por la defensa de la naturaleza y el cultivo de la tierra, nuestra casa común. Te lo pedimos, Padre.

• Para que todos los creyentes, y especialmente los voluntarios y trabajadores de Caritas, sean verdaderos servidores de los pobres y denuncien las causas de tanta miseria y tanto sufrimiento. Te lo pedimos, Padre.

• Para que se respeten los derechos de todos los que sufren: pobres, excluidos, emigrantes, refugiados, prófugos, desplazados, desempleados, encarcelados, enfermos, ancianos, desesperanzados, explotados, violados... Te to pedimos, Padre.

• Para que todos nosotros, que celebramos la Eucaristía, descubramos el cuerpo de Cristo en los hermanos. Te lo pedimos, Padre.

Oremos: Te lo pedimos, Padre, y luz de nosotros, anunciadores y fermento de to Reino.


Ver más en esta misma página web CORPUS

Miércoles 25 de mayo de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...