MAYO-1-

MARÍA, MUJER
Y MADRE TRABAJADORA.
FIESTA DE SAN JOSÉ OBRERO.

 

“… se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.” (Lc 1, 39-40)

Te contemplo, en este día en honor de tu esposo San José, a quien veneramos por su trabajo bien hecho y vemos siempre discreto, responsable, como la mujer del Carpintero.

Tú amasaste en tus entrañas el mejor Pan, el Hijo de Dios. En el Evangelio leemos: “No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo” (Jn 6, 32-33).

Yo te suplico, como aquellos que escucharon de tu Hijo el discurso en Cafarnaúm: “Danos de ese Pan”, del pan de tus entrañas, el pan amasado y cocido en tu seno, el Pan de Vida, Mujer del Carpintero, Mujer trabajadora y solidaria. (Ángel Moreno)

ORACIÓN

María:

Te ofrezco mi trabajo
el trabajo que me cansa y me aburre,
ese trabajo monótono y pesado.

Te pido que me ayudes a trabajar como tú
a no tener miedo a los difícil,
a poner amor en todo lo que hago.

Acuérdate especialmente de los que no lo tienen
para que no desesperen
ni pierdan su dignidad al encontrarlo.

Que el amor y la alegría
envuelva mi trabajo de cada día.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.