¡HOLA, EDUARDO!

Bautizo de Eduardo en la Eucaristía de las familias de catequesis, a las 13.00h. ¡Bienvenido, Eduardo!

 


María, una niña de catequesis de Primera Comunión te dedicó estas entrañables palabras:

¡Hola, Eduardo!

Tú aún no lo entiendes, porque eres chiquitito, pero hoy es un día muy importante para ti.

Al recibir el Bautismo, pasas a formar parte de la familia de Dios, eso nos ha contado en clase la catequista.

También es un día muy importante para tus padres y padrinos, que hoy se comprometen a educarte en la fe, para que cuando seas mayor, seas un buen cristiano.

Y también es un día muy importante para todos nosotros, porque la familia de Dios, la Iglesia, tiene un nuevo miembro: EDUARDO, una persona insustituible en los planes de Dios.

Los niños y mayores de la Parroquia Del Corazón de María te decimos: Bienvenido, Eduardo. ¿Hoy es un día feliz!

La yaya Pilar, además de prepararte este recordatorio, rezaba a Dios por ti de esta manera:

Junto al pan y el vino, Señor, te presentamos a Eduardo, que llegó a nuestras vidas y las llenó de alegría

Ahora en nuestra casa parece primavera.

En Ti. Padre Santo, están todas nuestras fuentes, nos has enviado a Eduardo, un regalo deseado y soñado.

Un niño ha llegado al banquete de la fiesta del Señor, sea bienvenido.

En tus manos de ternura depositamos a Eduardo para que lo cuides, lo mimes y lo llenes de ternura.

Padre, santo, pon un ángel a su lado para que lo guíe por el sendero del BIEN y de la PAZ.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.