DOMINGO DE PASCUA VI (C)


Estamos en el último domingo antes de la Ascensión,
que encierra la presencia humana de Cristo en la tierra.
El anuncio de esa separación provoca tristeza a los apóstoles.
Cristo les asegura que no los dejará solos, por lo contrario, CONTINUARÁ PRESENTE, aunque de otra forma.

La comunidad, que ama, se convierte en una MORADA de Dios
El Evangelio presenta el final del discurso de la despedida. Cristo promete
a sus discípulos enviar el ESPÍRITU SANTO:

“Él os lo ENSEÑARÁ todo y os irá RECORDANDO todo lo que os he dicho» Y vendrá a morar en el corazón del hombre con el PADRE: La verdadera vivienda de Dios es el corazón humano.
Ahí donde menos nos imaginamos que está.
Ahí donde menos lo solemos visitar.

Ahí donde menos creemos encontrarle. Es que el verdadero hogar de Dios no es el templo de cemento, de ladrillo o de piedra. Dios quiere templos vivos. A Dios le gusta la vida.


Un turista americano visitó a un famoso rabino …

Se acercó a su casa y se quedó asombrado al ver que la morada del rabino consistía, sencillamente, en una habitación atestada de libros.

El único mobiliario lo constituían una cama, una mesa y una banqueta.
–“Rabino, ¿ dónde están sus muebles?”, preguntó el turista.
–“¿Dónde están los suyos?”, replicó el rabino.
–“¿Los míos?”, respondió, sorprendido… “pero si yo sólo soy un visitante… estoy aquí de paso”, dijo el americano.
–“Yo también”, dijo el rabino


PARA LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA


Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan 14,23-29):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo.

Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: «Me voy y vuelvo a vuestro lado.» Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo.»  Palabra del Señor


SALUDO 1

Celebramos la Eucaristía en el sexto y último domingo de Pascua con el gozo de la resurrección del Señor.

En el evangelio que hoy vamos a proclamar Jesús nos ofrece la promesa de enviar su Espíritu para fortalecer nuestra fe y su Paz, que concede a quienes escuchan su palabra.
Celebramos en este domingo el “día del enfermo”. Recordamos a los enfermos, a sus familias y a quienes cuidan de ellos, para que no les falte la fortaleza y el amor que necesitan.


SALUDO 2

-Niño: Mamá, mamá ¿Todavía seguimos en Pascua?
-Mamá: ¡Sí, hijo! La Pascua dura 50 días.  Nos encontramos en el VI Domingo de Pascua.
-Niño: Me gusta venir a Misa cada domingo.
¡Qué contento estoy!   Voy a poder comulgar.
Mamá, ¿Cuál es la buena noticia de hoy?
-Mamá: Jesús se queda en nuestros corazones. No nos dejará nunca y nos regala su paz. “La paz os dejo, mi paz os doy”.
-Niño: Este rato que pasamos aquí, me llena de paz y alegría. Voy a procurar ser un instrumento de paz en el cole, en casa y con mis amigos.


PETICIONES 2

  1. Te pedimos Jesús por los que formamos la Iglesia: laicos, religiosos y sacerdotes, para que con tu ayuda nos queramos más y mejoremos el mundo entre todos. Roguemos al Señor.
  2. Te pedimos Jesús, que cambies el corazón de los jefes de gobierno, para que busquen siempre el bien común de todas las personas. Roguemos al Señor.
  3. Te pedimos Jesús por la paz en el mundo, que todos los conflictos se puedan solucionar con el diálogo y no con las armas. Roguemos al Señor.
  4. Te pedimos Jesús, por los enfermos y por todas las personas que sufren para que encuentren, apoyo, consuelo y cercanía en la comunidad cristiana. Roguemos al Señor.
  5. Te pedimos Jesús, por los niños que han recibido el Sacramento de la Eucaristía, para que sigan participando cada domingo de la mesa de la Palabra y de la mesa del Pan de Vida. Roguemos al Señor.

         Y en un texto de Teresa de Calcuta

PETICIONES 1

1. – Por la Iglesia para que sea un hogar abierto; donde la única ley sea el amor, encontremos paz y quepamos todos. ROGUEMOS AL SEÑOR…

2. – Por los enfermos para que encuentren fuerza en Jesús y atención y cariño en los que están a su alrededor. ROGUEMOS AL SEÑOR…

3. – Por los que asisten a los enfermos y luchan contra la enfermedad, para que sean fortalecidos en su servicio y entrega. ROGUEMOS AL SEÑOR…

4. – Por los niños que hacen la primera comunión Para que la celebración de la Eucaristía sea para ellos y sus familias un encuentro con Jesús y con los hermanos. ROGUEMOS AL SEÑOR…

5. – Te pedimos por todas las madres del mundo, sobre todos por las madres que viven en los países más pobres, para que nunca les falte el pan para sus hijos. Roguemos al Señor.

6. – (Niño) Te pedimos padre Dios por nuestras mamás. Que sientan tu apoyo en sus necesidades. Dales muchas fuerzas para que sigan cuidándonos y queriéndonos como siempre lo hacen. Roguemos al Señor.

7. – (Madre) Te pido que bendigas nuestras familias. Danos fuerzas para educar a nuestros hijos. Haz de ellos personas de buen corazón. Y a nosotras, las madres enséñanos a guardar, todos los días, tu Palabra en el corazón, como lo hacía la Virgen. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.



Ver en esta misma página web PASTORAL DE LA SALUD archivos – (cormariazaragoza.es)

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.