CUARESMA V (B)


PARA LA EUCARISTÍA CON LAS FAMILIAS


SALUDO

A tan sólo siete días de la Semana Santa, los cristianos nos encontramos cara a cara con el misterio de la cruz.
Hoy, el Evangelio nos habla de que Jesús se acerca a Jerusalén y siente, y sabe, que está cercana su muerte en la Cruz:

“Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto”.
Con estas palabras, Jesús está anunciando su muerte próxima y el fruto de ella: nuestra salvación


PERDÓN

1. – Por las veces que hemos hecho sufrir a nuestros familiares y amigos. Por ser egoístas y por no saber perdonar, Señor, ten piedad.

2. – Porque en ocasiones hablamos mal de los demás, porque decimos mentiras . Por el daño que causamos a las personas que nos rodean decimos, Cristo, ten piedad.

3. – Porque nos echamos atrás cuando las cosas cuestan o exigen esfuerzo, porque no cumplimos con nuestros deberes como estudiantes y como hijos de Dios le decimos, Señor, ten piedad.


Un hombre arriesgó su vida lanzándose a las aguas turbulentas de un río para salvar a un muchacho que era arrastrado por la furiosa corriente. Cuando el muchacho se recuperó de su trágica experiencia le dijo al hombre: «Gracias por salvarme la vida»

El hombre le miró a los ojos y le dijo: Está bien muchacho, pero procura que haya merecido la pena salvar tu vida.

Habrá merecido la pena salvar tu vida si una vez salvado la vives bien, la pones al servicio de los demás y no la guardas para ti mismo.


Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *