CORPUS CHRISTI 2020

 CORPUS CHRISTI


       CARITAS 2020

HOJA PARROQUIAL 2020   Emilia

DESLIZA EL CURSOR POR EL FINAL DE CADA PÁGINA PARA VER TODO EL TEXTO
CORPUS CRHISTI.(A)


CARITAS, DICE EL PAPA, ES, EN UNA CULTURA DEL DESCARTE:

* LA INSTITUCIÓN DEL AMOR en el corazón  de la Iglesia.
* LA CARICIA DE LA IGLESIA a sus hijos.
* EL AMOR DE LA MADRE que se acerca, acaricia, ama.



COLABORA en este día de varias maneras:

• con tu aportación económica, que es MUY NECESARIA ante la situación provocada por el Coronavirus
• con tu ofrecimiento como voluntario/a
• con tu ofrecimiento como socio/a
• con tu oración por la acción de Cáritas


PARA LA CELEBRACIÓN


Monición inicial
Hermanas y hermanos: En este domingo celebramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el día de la Caridad. Esta situación de la Pandemia nos ha hecho sentir nuestra vulnerabilidad como personas y como sociedad, pero también nos ha hecho valorar más lo que es esencial en la vida… y por lo que vale la pena vivir y dar la vida. «EL PODER DE CADA PERSONA/CADA GESTO CUENTA»
Se nos invita a ser personas con la mirada puesta en los más frágiles de nuestra sociedad, a crecer como comunidad fraterna y a participar en la Eucaristía, sacramento de comunión con Dios y con nuestros semejantes. Con alegría la comenzamos y cantamos unidos.

Acto penitencial
─Tú, que, siendo rico, te hiciste pobre por nosotros: Señor, ten piedad.
─Tú, que te hiciste nuestro hermano: Cristo, ten piedad.
─Tú, que te hiciste alimento para saciar nuestras hambres: Señor, ten piedad.

Monición a las lecturas
        Primera lectura:
Cuando Israel iba a entrar en la Tierra prometida, Moisés le recuerda cómo Dios realizó muchas maravillas en favor de su pueblo durante la travesía del desierto, y cómo le dio el alimento necesa-rio para no desfallecer por el camino.
En la segunda lectura, el apóstol Pablo nos recuerda que la Eucaristía, es signos de unidad y de comunión.


Oración comunitaria

Oremos a Dios, Padre de misericordia, que nos ha manifestado su inmenso amor en Jesucristo.

1. Por la Iglesia, para que seamos comunidades de esperanza donde se acoge y se escucha, comunidades en las que se ora y se celebra el encuentro y el perdón, donde podemos sanar y acoger a las personas más frágiles. Roguemos al Señor.

2. Señor Jesús, te pedimos por todos los que han perdido el trabajo, o ven difícil su situación laboral, por las personas que antes de la Pandemia ya vivían en situación de pobreza o de vulnerabilidad, para que encuentren respuesta adecuada por parte de las Administraciones Públicas, y que en nuestra Comunidad encuentren acogida, apoyo y acompañamiento. Roguemos al Señor.

3. Por quienes trabajan en Cáritas y colaboran con ella, para que sean fuertes y cuenten con nuestro apoyo y oración, para saber dar respuesta a las necesidades de las personas que buscan ayuda en nuestra comunidad. Roguemos al Señor.

4. Para que nuestra comunidad parroquial recupere la vida comunitaria, las actividades parroquiales y, sobre todo, la generosidad y la acogida con quienes peor viven. Roguemos al Señor.

5. Por quienes estamos celebrando la eucaristía, que ella nos impulse a ser signos de Esperanza dando vida, cercanía, solidaridad, ayuda, escucha, consuelo, calor humano… Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que tengamos siempre hambre de Jesucristo, pan de vida eterna. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.


DESDE LA VIDA MISMA
Publicado: 08.06.2020 18:36 Antena 3

Un policía ha pagado de su propio bolsillo cuatro potitos a un hombre que fue pillado robándolos para su familia en Zaragoza. El agente no presentó cargos contra el individuo y lo dejó marchar.

Los hechos se produjeron en un centro comercial en torno a las once y las once y media de la mañana del pasado 29 de mayo. El hombre, de 35 años, fue pillado sustrayendo los potitos por las cámaras de seguridad.

Cuando el padre estaba en disposición de irse, el vigilante de seguridad le dio el alto para posteriormente llamar a la policía, la práctica habitual en este tipo de hurtos. El padre contó que está atravesando una dura situación: está parado y tiene la obligación de mantener a su familia.

Ante su relato, muchos clientes se ofrecieron a pagar los potitos robados.


GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a tu mesa
y por enseñarnos a ser sencillos
como el pan que compartimos,
con la alegría y la fraternidad
en una mesa de hermanos.

GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a estar disponibles para:
lavar los pies y curar las heridas,
ofrecer la amistad enjugar las lágrimas,
levantar la esperanza
y devolver la paz y las sonrisas…
GRACIAS, SEÑOR,
por invitarnos a tu Eucaristía
solidaria y compartida.


Ver más

_ CORPUS CRHISTI 18 [->663]
_ CORPUS CHRISTI 17 [->594]
_ CORPUS CHRISTI 16,[->491],
_ CORPUS CHRISTI 15,[->368],
_ CORPUS CHRISTI 14}}[->221]

 

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *