Estás aquí: Portada > COLABORACIONES

TESTIMONIO MISIONERO

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

DIEZ AÑOS EN ÁFRICA

Soy religiosa, pertenezco a la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

Actualmente trabajo en el colegio Santa Ana, que está en el Pº del Canal.

Estuve en Guinea Ecuatorial desde el año 2001 al 2011. He vivido 10 años allí y en la fiesta de San Ignacio Clemente Delgado, patrono de los misioneros diocesanos, quiero compartir mi experiencia misionera.

Guinea Ecuatorial para que lo situéis, es un país del África Central y uno de los países más pequeños de continente africano. Su población es en torno a un millón de habitantes. Se trata de una población joven. El país limita al norte con Camerún, con Gabón al sur y con el golfo de Guinea al oeste. A nivel político, fue colonia española y obtuvo su independencia el 12 de octubre de 1968. Su actual presidente es Teodoro Obiang Nguema.

En cuanto a la economía, su principal riqueza es el petróleo, la madera y la agricultura. Los idiomas oficiales son el español y el francés. La mayoría de la población es católica.

Concretamente yo estuve en la Misión Católica de Mbini, en la provincia del Litoral. Mbini, siempre me ha parecido lo más bonito de Guinea Ecuatorial. Es un lugar precioso donde se juntan, donde se dan la mano, el bosque y la playa.

Puedo decir : ¡He sido feliz allí! Ha sido mi suerte poder tener esta experiencia única e irrepetible y que me he enamorado del continente africano. Cada día vivido ha sido un buen día, lleno de sorpresas y de oportunidades para hacer el bien. Muchos días me preguntaba: ¿Qué va a acontecer hoy? La vida se vive muy intensamente, a tope.

Allí como en ningún sitio he sentido con fuerza el abrazo de la naturaleza. Me he sentido en comunión con ella. He disfrutado de las abundantes lluvias y de los días de sol brillante. Me he bañado en el mar siempre que he podido y he paseado en las noches de luna llena.

Cada mañana, me despertaba con el sonido de los pájaros. No me cansaba de mirar las palmeras, los cocoteros y las grandes ceibas. ¡¡Árboles del bosque, también vosotros me habláis de Dios!!

La naturaleza me ha llevado a Dios, me ha ayudado a rezar. Tuve oportunidad de comer muchos y sabrosos mangos, dulces piñas y diferentes clases de bananas.

En las casas, cuando me invitaban, probaba de lo que me ofrecían: envuelto de calabaza, yuca, plátano machacado o frito y las ricas atangas, todo acompañado con las salsas tan variadas: cacahuete, chocolate, palmiste… Y en este tiempo, Dios me regaló salud. Enfermé dos veces de paludismo, de malaria.

Pero sobre todo he disfrutado de la relación y del encuentro con los guineanos.

Durante todo este tiempo, en el colegio María Rafols mi vida estuvo rodeada de niños y de niñas, enseñé a leer y a escribir a los más pequeños y los últimos tres años estuve también con los mayores del colegio, con los de 6º de Primaria, quienes pusieron a prueba mi ser educadora, en el intento de hacerles ver la importancia del trabajo y de la responsabilidad en la vida. Se hace necesario educar para la verdad, para el respeto, para la solidaridad. A través del colegio, las hermanas participamos del mandato misionero de la Iglesia: Id por todo el mundo. Evangelizamos educando y educamos evangelizando. Creemos que nuestro compromiso educativo es camino de humanización y apertura al mensaje de Cristo.

Hemos trabajado también en la atención y promoción de la mujer guineana con un internado para niñas, convencidas de quien educa a una niña, educa a un pueblo y de que no hay herramienta más eficaz para el desarrollo que la educación de la mujer.

He vivido en comunión con la Iglesia local, colaboré en todo lo que pude en nuestra parroquia Sta. Maria Reina, sobre todo en la catequesis, en llevar la comunión a los mayores y en las pascuas juveniles. Quiero aprovechar también este espacio para resaltar y agradecer todo lo bueno que he visto y he vivido en la cultura africana:
-  La acogida que me dieron y la confianza que depositaron en mí. Si como hermana de Santa Ana pude vivir la hospitalidad, es porque primero ellos fueron hospitalarios conmigo.
-  La fuerza y la alegría de la danza.
-  La valoración del tiempo. Los blancos tenemos muchos relojes, y muchos horarios, pero ellos tienen el tiempo.
-  El valor de la vida, La vida es un valor, una alegría grande tener hijos. El deseo de la mujer es ser madre.
-  El valor de la solidaridad es muy fuerte, aunque a veces se queda limitado a la etnia.
-  He valorado su ser profundamente religioso, su paciencia y entrenamiento para el sufrimiento, el aguante ante las dificultades, te encuentras con muchas historias tristes, con muchas desgracias, pero eso no les hace perder la capacidad de alabar a Dios y decir: “Dios es Grande”.
-  También es de valorar su sentido de familia tan extenso, donde hay sitio para todos y donde se practica la hospitalidad.

¡¡He visto tanta riqueza y tanta posibilidad!! Aprendí mucho de ellos. Me ayudaron a crecer como persona, desde el enriquecimiento que supone la pluralidad, lo distinto. Mi experiencia de fe es una experiencia que ha sido enriquecida y ha sido la gente sencilla, quien me ha ayudado a crecer en la propia fe. Es verdad la fe se fortalece, dándola. En esta aventura no estaba sola, me acompañaba la Iglesia en Guinea, una Iglesia joven, en el año 2005 estuvimos celebrando en Mbini los 100 años de la evangelización. La primera evangelización fue realizada por la Misioneros Claretianos.

Y en esta aventura estoy agradecida por la amistad y ayuda de todos los que más cerca estuvieron de mí: profesores, catequistas, alumnos, padres, ancianos, los hermanos capuchinos que se encuentran también en la Misión Católica de Mbini y agradecida a mis hermanas de comunidad.

Toda tierra es tierra de Dios y en cada persona, en cada guineano pude encontrar a un hermano.

Sábado 11 de julio de 2015, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2018 »
L M M J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2
Próximamente...

  • DOMINGO 33B-(18 de noviembre)
  • YO HICE EL CURSILLO PREMATRIMONIAL-(9 de noviembre de 2019)