Estás aquí: Portada > NOTICIAS-IGLESIA

SAN VALERO

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

San Valero, ventolero y rosconero, dice la tradición popular. Su fiesta se celebra el 29 de enero, este santo varón es el patrón de la ciudad de Zaragoza y su reliquia permanece en La Seo de San Salvador.

En tiempos del emperador Diocleciano fue obispo de Zaragoza y le persiguieron por predicar a cara descubierta la fe cristiana, por este motivo fue desterrado al pueblo de Anet donde se entregó a la oración hasta su muerte. El viento suele ser protagonista de esta jornada junto con los roscones. Desde hace unos años se realiza el reparto de un roscón gigante en la Plaza del Pilar, un acto que antecede a la programación festiva del día del patrón de Zaragoza.

San Valero, obispo de Zaragoza, nació en esta ciudad y murió desterrado en Anet el año 315. Fue elegido obispo de Zaragoza y alcanzó una larga longevidad. Hubo de resistir, por tanto, durante su episcopado, la persecución de Diocleciano y Maximiano. Pero no dejó nunca de predicar y de reconfortar a los perseguidos.

Llegó a oídos de Daciano, gobernador de Hispania, que el obispo Valero y su diácono Vicente andaban predicando a cara descubierta la fe cristiana.

Mandó detenerlos y conducirlos cargados de cadenas a Valencia, donde residía. No se arredró Valero ante Daciano; pero éste, que entendía que darles mártires a los cristianos era fortalecer su fe, en vez de debilitarla; y no deseando ensañarse con un pobre anciano, lo condenó al destierro, reteniendo preso en Valencia a su discípulo Vicente.

Se retiró, pues, al pueblo de Anet, donde se entregó a la oración. Murió lleno de años y méritos. Su cuerpo fue sepultado cerca de Anet, en el castillo de Strada, de donde fue trasladado a Rota en 1065 y de allí a Zaragoza en 1170 por orden del rey Alfonso II de Aragón.

La tradición posterior, más novelesca, nos dice que San Valero era de difícil palabra, acaso un poco tartamudo; y que, en el tribunal valenciano, ello dirigió la atención principal al fogoso Vicente, que quiso hablar por ambos y pagó con la vida su atrevido discurso.


ORACIÓN: SALMO PARA DAR LA VIDA

Señor, dame la valentía
- de arriesgar la vida por Ti.
- el goza desbordante
- de gastarme en tu servicio.

Dame, Señor, alas para volar
- y pies para caminar
- al paso de los hombres.

Entrega, Señor, entrega
- para dar la vida,
- desde la vida,
- la de cada día.

Infúndenos, Señor,
- el deseo de darnos y entregarnos,
- de dejar la vida
- en el servicio a los débiles.

Señor, haznos constructores de tu vida,
- propagadores de tu reino,
- ayúdanos aponer la tienda en medio de los hombres
- levarles el tesoro de tu amor que salva.

Haznos, Señor, dóciles a tu espíritu
- para ser conducidos a dar la vida desde la cruz,
- desde la vida que brota
- cuando el grano muere en el surco.

Lunes 27 de enero de 2014, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...

  • CRISTO REY (A)-(26 de noviembre)