Estás aquí: Portada > CLARETIANOS

ERNESTO AZOFRA D.E.P.

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Queridos hermanos:

Sobre las 20 h de hoy, (lunes, día 2) ha fallecido en Zaragoza el P. Ernesto Azofra Peña, de la comunidad de Alagón, que ha pasado el último año en la Asistencial de Zaragoza. Tenía 88 años.

La capilla ardiente se instalará mañana martes en la Asistencial.

El funeral se celebrará en la Parroquia del Corazón de María (avenida Goya) el miércoles día 4, a las doce de la mañana

Encomendemos el alma de nuestro hermano P. Ernesto al Dios Padre de misericordia y amor, y que María le acompañe a quien entregó su vida como misionero hijo de su Inmaculado Corazón.


En un escrito se describe a si mismo de la siguiente manera: “Siempre me he considerado una “Aurea Mediocritas”.

Me ha sido fácil comprender al otro y necesitar de él. Mis muchos defectos me han humanizado y ser bien aceptado por la gente.

He tenido presente un texto bíblico, matizado por un gran pecador, S. Agustín: “Todo coopera al bien de los elegidos” aun los mismos pecados: pues de ellos salimos más humildes…, más comprensivos y generosos”


SECRETARÍA GENERAL DEL ARZOBISPADO

D. Ernesto Azofra Peña (2 de enero de 2017)

Nació en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) el día 11 de junio de 1928 y fue ordenado sacerdote, en Valls (Tarragona), el día 28 de junio de 1953.

Desarrolló la mayor parte del ministerio sacerdotal en la parroquia del Corazón de María: el 2 de mayo de 1964, como Coadjutor; el 11 de julio de 1968, como Ecónomo; el 19 de agosto de 1980, de nuevo como Coadjutor; y el 12 de agosto de 1983, nuevamente como Ecónomo.

A partir del día 1 de septiembre de 2001, pasó a formar parte del Equipo sacerdotal “in solidum” que atiende las parroquias de Alagón, Alcalá de Ebro, Bárboles, Cabañas de Ebro, Figueruelas y Grisén.

En los últimos días del año 2015 se trasladó, por motivos de salud, a la Residencia que la Congregación Claretiana tiene en la calle León Felipe, de Zaragoza.

El día 2 de enero, Aniversario de la Venida de la Virgen en carne Mortal a Zaragoza, ha sido llamado a la Casa del Padre.

Descanse en paz.


Mensaje del P. Provincial

.......... "No me corresponde a mí descubriros los dones con que Dios nuestro Padre nos ha bendecido en la persona de Ernesto. Afortunadamente muchos habéis sido testigos de ellos durante muchos años. Pero sí quisiera destacar tres por los que doy especialmente gracias al Señor:

■ Su vibrante corazón de pastor en el que, como en tantos hermanos nuestros, se entendía perfectamente la importancia de la caridad apostólica en la vida del Misionero (cf. CC 40). Más allá de circunstancias, tiempos, planificaciones, gobiernos... Ernesto ha vivido con pasión su servicio al Pueblo de Dios y en él a las gentes más sencillas.

■ Su inserción afectuosa, entregada y nunca localista en la Iglesia de Zaragoza. Hay Misioneros que sirven a lo largo de su vida en numerosas diócesis. Otros, sin buscarlo nunca, desarrollan sus talentos en una sola. Nos alegra mucho haber podido compartir a Ernesto con ¡a Archidiócesis de Zaragoza, en tan diversas expresiones de servicio.

■ Su amor apasionado a la Congregación, a la Iglesia y al servicio de los fieles, que le llevaba a expresar siempre sin tapujos ni disimulos, con delicadeza y caridad, su parecer a sus superiores.

.....................

. .... Le encomendamos al Corazón de María y a partir de ahora nos confiamos a su intercesión.


ERNESTO AZOFRA PEÑA
(11 de Julio de 1928)

Fue en una ilustre ciudad
De le campiña riojana,
Llamada Santo Domingo,
Domingo de la Calzada.

Lugar de frutas y vides
De amor, de fe y de romeros
Que la cruzan, peregrinos,
Por caminos jacobeos.

Mas, fue un singular milagro
De una gallina ya asada,
Que cantó por soleares,
La que la hizo afamada.

En este lugar bendito,
Vino al mundo de los vivos
Un niño, que con el tiempo,
Dios se escogió por amigo.

Muy pronto le bautizaron
En la iglesia parroquial,
le llamaron Ernesto,
Por votación familiar.

.

Grande fiesta hubo en la casa
De Saturnina y Jacinto,
Que celebraron con gozo
Parientes y convecinos.

El angelito de Dios
A la Virgen le rezaba
La salve, el ave María
Que, contento, recitaba.

Por eso no es de extrañar
Que le llamara el Señor
Para ser su misionero,
Ingresando en Alagón.

Y empezó su caminada
De aventura misionera
Con otros "apostulantes"
Allá en los años cuarenta.

Y entre estudios y plegarias,
Pretéritos y supinos,
El Padre Samuel, prefecto,
Él fue cursando el camino.

De Alagón pasó a Barbastro,
Luego en Vich la profesión.
Con el Padre Mascaros,
El año de probación.

Después, en Solsona y Valls,
Con los padres Solé y Viñas,
Fue madurándose el alma
Mediante ciencia divina.

Y un día feliz de gloria
Y de congratulación
Dios le consagró presbítero:
Sacerdote del Señor.

Y fue destinado a Roma
Para mejor estudiar
Y sacar "utroque jure",
En romana facultad.

Logrado que hubo ya el título,
Fue destinado a enseñar
Los cánones y el derecho
En Salamanca y en Valls.

El destino duró poco
Porque, pasados cuatro años,
Por orden de autoridad,
Fue a Zaragoza enviado.

La obediencia le mandó
A la iglesia parroquial
Del Corazón de María
De tan gloriosa ciudad.

Cuarenta años venturosos:
Trípticos y boletines
Consejos y reuniones
Cuidando bien lo que dice.

La guinda fue ya Alagón:
Catorce dichosos años
En las parroquias rurales
Del entorno diocesano.

Cumplió los ochenta y ocho.
Que le bendiga el Señor
Que la Virgen le proteja,
Y ¡feliz jubilación!.

Amén

Zaragoza, 11 de julio de 2016

Martes 3 de enero de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...

  • FESTIVAL DE NAVIDAD 17-(16 de diciembre)
  • ADVIENTO III (B)-(17 de diciembre)