MARÍA, MADRE DE DIOS (AÑO NUEVO)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Celebramos varias realidades: el AÑO NUEVO que llega cargado de buenos deseos, la festividad de Santa María MADRE DE DIOS, y la Jornada de Oración Mundial por la PAZ.


Recuerda que nuestro camino cristiano es un andar constante y, aunque avanzar supone un esfuerzo, hay que seguir dejando huellas. Cada día es una nueva oportunidad para el amor, para la sonrisa, para la esperanza.

Evangelio Seguir los pasos de los pastores hasta encontrarnos con Dios.

-FUERON CORRIENDO.....
- ENCONTRARON EL MISTERIO...
- CONTARON LO QUE LES HABÍAN DICHO..
- TODOS SE ADMIRABAN DE LO QUE DECÍAN...
- SE VOLVIERON DANDO GLORIA A DIOS PORQUE ERA VERDAD LO QUE LES HABÍAN DICHO... (VISTO Y OÍDO)
- MARÍA CONSERVABA TODO EN EL CORAZÓN...
- LE PUSIERON DE NOMBRE, JESÚS=LIBERTADOR.


San Pablo

Por Él somos "hijos del Amo" Nadie puede hacerse amo nuestro ni siquiera con el pretexto de protegernos.

Jesús nos salva y nos hace hermanos, hijos de DIOS. Nos hace entrar a formar parte de la familia.

De fondo se oyen las palabras: Padre..... Hijo.....


Libro de los Números:

Estrenar el Año Nuevo deseando la bendición de Dios.

Jesucristo es la Bendición de Dios dada por Dios a la humanidad. "En Él serán benditas todas las naciones"

" El Señor os bendiga y os proteja
ilumine su rostro sobre vosotros
y os conceda su favor.

El Señor se fije en vosotros
y os conceda la paz.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Por medio de María, Reina de la Paz, pedimos la bendición de Dios.

EN MARÍA, TU MADRE, BENDÍCENOS, SEÑOR.

1. Que la Iglesia, al venerar hoy a María como Madre de Dios, recuerde su deuda con la promoción y dignificación de la mujer. Oremos

2. Que así como María supo escuchar y guardar en su corazón el mensaje de los pastores, sepamos también nosotros escuchar con respeto y valorar los mensajes que nos vienen de los pobres de la tierra. Oremos.

3. Por todos los que sufren la falta de paz, para que Dios mueva el corazón de los que tienen poder para decidir la paz. Oremos.

4. Pidamos al Señor que en el nuevo año nos siga bendiciendo y protegiendo, se fije en nosotros y nos conceda la paz. Oremos


GESTO DE LA PAZ:

Dos miembros de la comunidad, suben al altar y en forma de brindis, cogen el pan y el vino, mientras un tercero dice:

- Por un año de paz y bendición como Dios quiere.

- Por Jesús, el gran regalo con que Dios Padre nos bendice.

- Por el amor compartido y repartido, la mejor medicina para los problemas que nos esperan.

- Por todos nosotros, para que a lo largo de este año mantengamos la mirada limpia, el corazón cálido y la moral alta.

Sacerdote: Démonos fraternalmente la paz.


Danos tu paz, Señor

Que los hombres entiendan el canto de la paz.
Que no se haga de piedra el corazón.
Que el diálogo sea nuestra gran arma de guerra.
Que cada persona descubra su camino de paz.
Que no se nos olviden las palabras de perdón.
Que sepamos olvidar y reconstruir el futuro mejor.
Que sepamos respirar aire de concordia.
Que en la tierra trabajemos todos por la paz.

Danos tu paz, Señor.

ORACIÓN


La Paz se hace presente

en cada momento del día,
en el pan en la mesa,
en la dignidad del trabajador que gana su sustento honradamente,
en el trato cordial de un empleado público,
en los jóvenes que se preparan para ser personas de bien,
en el vuelo migratorio de las aves,
en un niño que aprende a cuidar un árbol,
en un abuelo que sonríe,
en la primera siesta de un bebé,
en la evolución del ser humano hacia su destino superior,
en el progreso de la ciencia aplicada a la sanación,
en el respeto por la Madre Tierra, por lo sagrado, por el río, por nuestros hermanos animales, por los primeros habitantes de estas tierras, por nosotros mismos...

Todo eso es La Paz...

Y tantas cosas más que podemos descubrir a cada instante... si tenemos la suerte de poder vivir en Paz.


EL ÁNGEL DE LOS NIÑOS

Cuenta una antigua leyenda que un niño, que estaba a punto de nacer, le dijo a Dios:

Me dicen que me vas a enviar mañana a la tierra, pero ¿Cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?. Entre muchos ángeles escogí uno para ti. El te está esperando y te cuidará.

Pero dime: aquí en el cielo soy feliz, no hago más que cantar y sonreír.

Tu ángel te cantará y sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.

¿Y cómo entenderé lo que la gente me hable, si no conozco el idioma de los hombres?

Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.

¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?

Tu ángel te juntará las manitas y te enseñará a orar.

He oído que en la tierra hay hombres malos ¿Quién me defenderá?

Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida.

Pero estaré siempre triste porque no te veré más, Señor.

Tu ángel te hablará de mí y te enseñará el camino para que regreses a mí, aunque yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo, pero ya se oían voces terrestres, el niño presuroso repetía suavemente:

¡Dios mío, si ya me voy, dime su nombre! ¿Cómo se llama mi ángel?

Su nombre no importa... Tú le dirás MAMÁ…


Al año nuevo le pido lo posible y lo imposible, por si es un año sensible y cumple cada pedido.

Para las cabezas pies, y para los pies más tino para sortear las piedras que encuentres en el camino.

Que la avaricia rompa el saco, que la modestia engrandezca y humildad para aceptar sólo aquello que merezcas.

Al año nuevo le pido que repare los detalles, que nos pille confesados, que la verdad no se calle; que triunfen los principios, que no maten los finales, que disfrutes del camino, que nos veamos en los bares.

Que haya un sueño cada noche y un motivo cada día, que se deje de recortes y sea bisiesto en alegrías, que las promesas se cumplan y que las medias verdades suenen tan disparatadas que no haya quien se las trague.

Que a nadie le falta nada, que a nadie le sobre nadie. “Salud, dinero y amor” como en aquella copla antigua; gente que venga de frente, que no sea oscura ni ambigua. Pastillas contra la apatía, la pereza y la indolencia; un puñado de consejos, cuarto y mitad de decencia.

Al año nuevo le pido menos odio, más cariño, y que al mirarte al espejo siempre sigas viendo un niño.

Pido tiempo compartido, aguja e hilo para el roto; que se cumplan tus deseos, que no nos vendan más motos.

Bemoles para el cobarde, para el inseguro arrojo, perdón al arrepentido, afecto a prueba de sonrojos, delicadeza al fornido, al debilucho entereza, al imprudente cabeza, buen humor al amargado y al que dejaron de lado más coraje y fortaleza.

Que donde otros ven obstáculos tú veas posibilidades, hay 365 nuevas oportunidades.

Al año nuevo le pido tener cerca a quienes quiero, que las cosas importantes no se compren con dinero, que enmudezcan los reproches, que las dudas se disipen, que las críticas, rumores y bulos no nos salpiquen.

Para los sueños más alas, para las alas más cielos, para esos cielos más vuelos, vuelos a prueba de balas.

Buenas al que anda de malas, pistas al que se ha perdido, para el desamor olvido, rebeldía al rock and roll y un amanecer radiante a quien ande anochecido.

Al año nuevo le pido lo que pido al periodista, al empresario, al artista, al político elegido, más alma, menos vestido, más arte, menos rumor, menos labia y más sudor, más fogata y menos humo, menos cáscara y más zumo…

FELIZ 2018

Sábado 30 de diciembre de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« junio de 2018 »
L M M J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Próximamente...

  • MISAS DE VERANO 2018-(30 de junio)