LA CATEQUESIS CONTINÚA

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Volvemos a vernos el día 29, ya en tiempo de Pascua.

Los niños a seguir con sus reuniones de catequesis y los padres (madres), de los niños que van a celebrar su Comunión, tendrán reunión para concretar la preparación de la gran Fiesta religiosa de las Comuniones.

El Domingo en la Misa de las familias, os recordaremos, personalmente, la invitación a la reunión de preparación del martes, día 29 de Abril


PARA LE REUNIÓN CON LAS FAMILIAS DE LOS NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN.

PowerPoint - 182.5 KB

ALMUERZO CON DIOS

Un niño pequeño quería conocer a Dios.

Sabía que tendría que hacer un largo viaje para llegar hasta donde Él vive, así que guardó en su maleta pastelitos de chocolate y refrescos de fruta…

Y empezó su andadura.

Cuando había caminado unas horas, se encontró con una mujer anciana. Estaba sentada en un banco del parque, sola, contemplando en silencio El niño se sentó junto a ella y abrió su maleta.

Comenzó a beber uno de sus refrescos cuando notó que la anciana le miraba, así que le ofreció uno de ellos. Ella agradecida lo aceptó y le sonrió. Su sonrisa era muy bella, tanto que el niño quería verla de nuevo, así que le ofreció entonces uno de sus pastelillos.

De nuevo ella le sonrió. El niño estaba encantado, y se quedó toda la tarde junto a ella, comiendo y sonriendo, aunque sin hablar una palabra. Cuando oscurecía, el niño se levantó para irse.

Dio algunos pasos, pero se detuvo; dio vuelta atrás, corrió hacia la anciana y le dio un abrazo.

Ella después de abrazarlo, le dedicó la más grande sonrisa de su vida. Cuando el niño llegó a su casa, su madre quedó sorprendida de la cara de felicidad que traía.

Entonces le preguntó:

- ”Hijo, ¿qué hiciste hoy que te hizo tan feliz?”.

El niño le contestó:”¡Hoy almorcé con Dios!”…

Y antes de que su madre reaccionara, añadió:
- ”Y ¿sabes? ¡Tiene la sonrisa más hermosa que nunca he visto!” Mientras tanto, la anciana, también radiante de felicidad, regresó a su casa.

Su hijo se quedó sorprendido de la expresión de paz que reflejaba en su cara, y le preguntó:

- ”Mamá, ¿qué hiciste hoy que te ha puesto tan feliz?“.

La anciana le contestó:

- ”¡Comí pastelitos de chocolate con Dios, en el parque!”…

Y antes de que su hijo respondiera, añadió:

- ”Y ¿sabes? ¡Es más joven de lo que yo pensaba!”

Martes 22 de abril de 2014, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...

  • DOMINGO XXXIII (A)-(19 de noviembre)