Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > FESTIVIDADES

FIESTA DE LOS SANTOS Y DE LOS DIFUNTOS

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

HACIA TI, MORADA SANTA, HACIA TI, TIERRA DEL SALVADOR, PEREGRINOS, CAMINANTES, VAMOS HACIA TI.

Venimos a tu mesa sellaremos tu pacto, comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará.


-Felices los que miran la vida como un servicio y la gastan en hacer dichosos a los demás…

- Dichosos los que, a pesar de los golpes de cada día, se levantan de nuevo y siguen adelante…

- Alegres los que siempre piensan bien de los demás y tratan de comprender sus defectos…

- Afortunados los que no dan ninguna importancia al dinero y les sobra para que los demás puedan comer


La Santidad es participar de la vida de Dios, que es “el Santo". Siendo nosotros pecadores, supone un proceso de conversión permanente.

Para que seamos santos, Cristo nos dejó algunos medios: Los Sacramentos... la Iglesia... la Oración … la Palabra de Dios…


CONTENIDO INAGOTABLE

Dichosos...

Fiesta de Todos los Santos. Texto de las Bienaventuranzas.

Las Bienaventuranzas, se ha dicho, son como el programa y la síntesis del evangelio de Jesús.

Los santos fueron santos porque vivieron de acuerdo con el espíritu de las Bienaventuranzas.

Durante mucho tiempo, las Bienaventuranzas se comentaron y se vivieron únicamente en su dimensión vertical:

Teníamos que aceptar nuestra vida como un valle de lágrimas, con el objetivo final y casi único de ganarnos el cielo. Es la dimensión vertical de las Bienaventuranzas.

Pero los cristianos queremos también pensar y vivir las Bienaventuranzas en su dimensión horizontal:

Quien se acerca a las bienaventuranzas de Jesús advierte que su contenido es inagotable.

Siempre tienen resonancias nuevas. Siempre encontramos en ellas una luz diferente para el momento que estamos viviendo. Así «resuenan» hoy en mí las palabras de Jesús.

Felices los pobres de espíritu, los que saben vivir con poco. Seguro que son más libres para atender a los necesitados.

Felices los mansos, los que vacían su corazón de violencia y agresividad. Con ellos la convivencia es una verdadera paz.

Felices los que lloran al ver sufrir a otros. Son gente buena. Con ellos se puede construir un mundo más fraterno y solidario.

Felices los que no han perdido el afán de hacer una sociedad más justa. En ellos alienta lo mejor del espíritu humano.

Felices los misericordiosos, los que saben perdonar de corazón. Junto a ellos se siente uno reconciliado

Felices los que mantienen su corazón limpio de odios, engaños e intereses ambiguos. Son muchos los que confían en ellos para construir el futuro.

Felices los que trabajan por la paz con paciencia y con fe, sin desalentarse ante las dificultades y buscando siempre el bien de todos. Los necesitamos para reconstruir la convivencia.

Felices los que son perseguidos por actuar con justicia, y responden con mansedumbre a las injurias y ofensas. Ellos nos ayudan a vencer el mal con el bien.

Felices los que son despreciados o sufren indiferencia por seguir fielmente la trayectoria de Jesús. Ser su amigo merece la pena.

El mismo Dios es garantía última de su felicidad. Y porque creemos en él estamos seguros que un día «serán consolados», «quedarán saciados de justicia», «alcanzarán misericordia», «verán a Dios» y disfrutarán eternamente en su Reino. ------------------------------------------ AHORA QUE ESTOY VIVO

Estréchame suavemente la mano y abrázame
¡Ahora que estoy vivo!
No apoyes tu cuerpo sobre mi cadáver cuando yo muera

Hazme una breve llamada
¡Ahora que estoy vivo!
No esperes tener que emprender un inesperado
y largo viaje en día que yo muera.

Regálame una flor
¡Ahora que estoy vivo!
No envíes un grande y costoso ramo cuando muera.

Dime una palabra de aliento
¡Ahora que estoy vivo!
No un desgarrador poema cuando muera.

Regálame un acorde de guitarras
¡Ahora que estoy vivo!
No una conmovedora serenata cuando yo muera.

Comparte conmigo algunos minutos
¡Ahora que estoy vivo!
No una noche completa e interminable cuando muera.

Permíteme disfrutar contigo los detalles de la vida
¡Ahora que estoy vivo!
y no de grandes manifestaciones cuando yo muera.

Si me amas házmelo saber mientras viva,
no esperes a que me haya ido
para grabar en mármol palabras de amor ardiente en piedra fría
y lamentarse diciendo:
“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.


PETICIONES

1. Felices los de espíritu sencillo, porque suyo es el reino de Dios.
• Que el Señor nos ayude a poner toda nuestra confianza en Él, sabiendo valorar lo sencillo, lo humilde, lo bello y lo pequeño. Roguemos al Señor.

2. Felices los que anhelan que triunfe lo que es justo y bueno.
• Que el Señor nos ayude a trabajar a favor de la justicia y a alegrarnos del bien de los demás. Roguemos al Señor.

3. Felices los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos.
• Que el Señor nos ayude a vivir en la familia, en la comunidad y en la sociedad, siendo tolerantes, comprensivos y misericordiosos. Roguemos al Señor.

4. Felices los que tienen limpia la conciencia, porque ellos verán a Dios.
• Que el Señor nos ayude a tener un corazón limpio, a vivir con transparencia y a actuar sin engaño. Roguemos al Señor.

5. Felices los que trabajan a favor de la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.
• Que el Señor nos ayude a construir la paz, siendo constantemente instrumentos de reconciliación. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 31 de octubre de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...