!!FELIZ NAVIDAD¡¡

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Navidad...es el encuentro con Jesús.

Dios siempre ha buscado a su pueblo, lo ha guiado, lo ha custodiado, ha prometido que le estará siempre cerca. En el Libro del Deuteronomio leemos que Dios camina con nosotros, nos guía de la mano como un papá con su hijo.

Esto es hermoso. La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. Y también es una consolación, un misterio de consolación y paz. Para mí la Navidad siempre ha sido esto: contemplar la visita de Dios a su pueblo.

Nos habla de la ternura y de la esperanza. Dios, al encontrarse con nosotros, nos dice dos cosas.

La primera: tengan esperanza. Dios siempre abre las puertas, no las cierra nunca. Es el papá que nos abre las puertas.

Segunda: no tengan miedo de la ternura. Cuando los cristianos se olvidan de la esperanza y de la ternura se vuelven una Iglesia fría, que no sabe dónde ir y se enreda en las ideologías, en las actitudes mundanas. Mientras la sencillez de Dios te dice: sigue adelante, yo soy un Padre que te acaricia.

Tengo miedo cuando los cristianos pierden la esperanza y la capacidad de abrazar y acariciar.


UN CUENTO DE NIÑOS

Dos hermanos de 8 y 10 años eran el terror del barrio. En todas las travesuras que en él sucedían, allí estaban los dos. Sus padres, agotada la paciencia, no sabían qué hacer con ellos.

Habiendo oído hablar de un cura que trabajaba con muchachos delincuentes, la madre le pidió que hablara con sus hijos. El cura accedió pero le dijo que quería hablar primero con el más pequeño. Y la madre se lo llevó.

El cura le mandó sentarse y quiso hacerle caer en la cuenta de que Dios está EN TODAS PARTES y lo ve todo.

Con el dedo apuntó al niño y le preguntó: ¿Dónde está Dios?

El niño no dijo nada. De nuevo, el cura apuntó su dedo hacia él y le preguntó: ¿Dónde está Dios?

El niño no dijo nada.

Por tercera vez, con voz fuerte y firme, con el dedo tocando casi su nariz le preguntó: ¿Dónde está Dios?

El muchacho se asustó tanto que salió corriendo hacia su casa.

Al llegar a casa se encontró con su hermano y subieron a la habitación donde planeaban todas sus maldades. Y le dijo: "Ahora sí que estamos metidos en un GRAN lío". Su hermano le preguntó qué quería decir con eso de un GRAN lío. Y éste le contestó: "No encuentran a Dios y piensan que nosotros lo hemos escondido".

¿Dónde está Dios?

La Navidad nos responde a esta vieja pregunta. Dios no quiere quedarse en su pesebre. Dios quiere nacer en el pesebre de cada corazón.


CUANDO VENGA MI HIJO

Por: José Luis Martín Descalzo

«Cuando venga mi Hijo,
me callaré.
Si él es la Palabra
yo ¿qué?...

Belén está ya cerca, _casi se ve.
Se acaba la tarea
que comencé.

Porque cuando en mis brazos
nacido esté,
el "hágase" que dije
repetiré.

Y ya no diré nada.
Ya ¿para qué?
Si él es la Palabra
me callaré».



Cuando venga, ay, yo no sé
con qué le envolveré yo,
con qué.

Ay, dímelo tú, la luna,
cuando en tus brazos de hechizo
tomas al roble macizo
y le acunas en tu cuna.
Dímelo, que no lo sé,
con qué le tocaré yo,
con qué.

Ay, dímelo tú, la brisa,
que con tus besos más leves
la hoja más alta remueves,
peinas la pluma más lisa.
Dímelo y no lo diré
con qué le besaré yo,
con qué.

Pues dímelo tú, arroyuelo,
tú que con labios de plata
le cantas una sonata
de azul música de cielo.
Cuéntame, susúrrame
con qué le cantaré yo,
con qué.

Y ahora que me acordaba,
Ángel del Señor, de ti,
dímelo, pues recibí
tu mensaje: "he aquí la esclava".
Sí, dímelo por tu fe,
con qué le abrazaré yo,
con qué.

O dímelo tú, si no,
si es que lo sabes, José,

y yo te obedeceré
que soy una niña yo,
con qué manos le tendré
que no se me rompa, no,
con qué.

GERARDO DIEGO. "El cerezo y la palmera" 1952-62

Martes 20 de diciembre de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...

  • CRISTO REY (A)-(26 de noviembre)