ENCUENTRO-ORACIÓN CUARESMAL

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

El día 15 de Marzo tuvimos un Encuentro-Oración Cuaresmal con las señoras que frecuentan el Grupo de mayores San Joaquín y Santa Ana.

Fue la primera experiencia de acto religioso con este grupo y el resultado fue francamente bueno, por asistencia y participación.

El sacerdote nos había preparado una hojita para seguir la celebración, que estuvo centrada en la contemplación de la Misericordia de Dios (¿podía ser de otra manera?), resumida en tres frases:

- El Señor es compasivo y misericordioso.

- Yo soy el que soy. (el único verdaderamente misericordioso)

También nos había entregado una estampa del cuadro de Rembrandt “el retorno del hijo pródigo”, y buena parte de la oración se dedicó a una preciosa explicación del cuadro, “desmenuzándolo” y contemplando cómo en cada detalle del mismo, se palpa la bondad del Padre.

Fue muy enriquecedor.

Una tercera parte estuvo dedicada a exhortarnos a “ejercer el oficio de abuelas”; que no tengamos vergüenza, que no nos acobardemos, que es insustituible, hoy día, la labor de las abuelas para la formación de los jóvenes en las casas, donde tan arrinconada está la religión.

En fin, una oración muy completa y participada. Gracias


- Los ancianos son los que nos traen la historia, nos traen la doctrina, nos traen la fe y nos la dan en herencia. Son los que, como el buen vino envejecen, tienen esta fuerza dentro para darnos una herencia noble”.

- La sabiduría que tienen nuestros abuelos es la herencia que nosotros debemos recibir.
- ….la sociedad tiende a descartarnos, pero el Señor no, ¿eh? El Señor no nos descarta jamás. Él nos llama a seguirlo en cada edad de la vida y también la ancianidad contiene una gracia y una misión, una verdadera vocación del Señor. La ancianidad es una vocación.

- Son el tesoro de nuestra sociedad”: Son las abuelas las que nos han transmitido la fe.

- La oración de los ancianos y abuelos es un don para la Iglesia, ¡es una riqueza! Una gran inyección de sabiduría también para la entera sociedad humana: sobre todo para aquella que está demasiado ocupada, demasiado absorbida, demasiado distraída.

- Tenemos necesidad de ancianos que recen porque la vejez se nos da para esto. Es una bella cosa la oración de los ancianos.


ORACIÓN DEL ANCIANO

Señor,
yo pertenezco a las personas que se llaman viejas.
Vivo en el atardecer de mi vida.
No me dejes sola en mis últimos pasos.
Mi vida tenía valor y sentido.
He trabajado, sentido y actuado.

Lo que he hecho ya pertenece al pasado lejano.
Te pido que me conserves lejos de toda amargura,
del deseo de mostrar mi saber y mi poder,
del peligro de defender que todo ha sido correcto…

Te pido que me protejas de todo endurecimiento,
de todo debilitamiento de ilusiones,
de la búsqueda de falsas esperanzas.

Te pido que me ayudes a que no me cierre,
pero que tampoco hable en todas partes,
y que no cultive la compasión de mí mismo.

Quisiera ayudar a otras personas por Ti.

Yo me siento protegido en tu amor.

Ayúdame a vivir.

Viola Renval

Martes 15 de marzo de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...

  • FESTIVAL DE NAVIDAD 17-(16 de diciembre)
  • ADVIENTO III (B)-(17 de diciembre)