Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO XXIX (A) DOMUND

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email


La belleza que provocan los pequeños gestos humanitarios regenera el mundo, y el amor lo salva. (Luz Casal)


El domingo se celebra la Jornada Mundial de las Misiones, el DOMUND, con el lema “Sé valiente, la misión te espera“.

El DOMUND es una Jornada universal que se celebra cada año en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, para apoyar a los misioneros en su labor evangelizadora, desarrollada entre los más pobres.

Es, además, una llamada a la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización. Es el día en que la Iglesia lanza una especial invitación a amar y apoyar la causa misionera, ayudando a los misioneros.

El año pasado España destinó 12.256.618,25 euros para atender 658 proyectos en 176 diócesis de 37 países.



La Jornada Mundial de las Misiones es un momento privilegiado en el que los fieles de los diferentes continentes se comprometen con oraciones y gestos concretos de solidaridad para ayudar a las Iglesias jóvenes en los territorios de misión.


DOMUND 2014: RENACE LA ALEGRÍA

PARA LA MISA CON LAS FAMILIAS DE CATEQUESIS

Buenos días a todos y bienvenidos. La Iglesia celebra hoy el día del Domund, la jornada mundial de las misiones.

En nuestra reunión de hoy vamos a recordar a los misioneros y a pedir a Dios por ellos.

También vamos a pedir por nuestros catequistas, auténticos misioneros en nuestra parroquia.

Todos formamos parte de la Iglesia Misionera y debemos colaborar, pequeños y mayores, para dar a conocer a Jesús.

“¡No nos dejemos robar la alegría evangelizadora!” nos dice el Papa.

Estamos todos muy atentos.


PERDÓN:

1. Millones de personas no conocen a Jesús y su evangelio porque nadie se lo contado. Señor, Ten piedad.

2. No nos atrevemos a decir que somos amigos de Jesús y no invitamos a los amigos a catequesis. Señor, ten piedad.

3. Diez millones de niños mueren de hambre antes de cumplir los cinco años y sin conocer a Jesús. Señor, ten piedad.


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 22, 15-21

Cronista: En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron algunos discípulos suyos, con unos herodianos y le dijeron:

Discípulo1: Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no te fijas en apariencias

Discípulo 2: Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?

Cronista: Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:

Sacerdote: — Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.

Cronista: Le presentaron un denario. Él les preguntó:

Jesús: — ¿De quién son esta imagen y esta inscripción?

Cronista: Le respondieron:

Discípulo1-2: — Del César.

Cronista: Entonces les replicó:

Jesús: Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Cronista: Al oírlo se maravillaron y dejándolo se fueron.

Palabra del Señor


PETICIONES

1.Por todos los que enseñan la Palabra de Dios, para que sean transmisores alegres, testigos de su fuerza salvadora, y no se cansen de anunciar el Evangelio. roguemos al Señor.

Catequista 2. Por todos los niños y niñas que van a recibir catequesis para que sientan a Jesús como amigo y les acompañe siempre, roguemos al Señor.

Niño/a: 3. Por nuestros catequistas y todas las personas que nos ayudan en la catequesis, que aunque seamos unos trastos no se desanimen, y cuenten con nuestro cariño y el apoyo de Jesús. Roguemos al Señor.

4. Por todos los que han dejado su país y sus familias para ayudar a otros a vivir con dignidad y defender sus derechos. Roguemos al Señor.


OFRENDAS (SÍMBOLOS)

CARTEL:
Te traemos, Señor, nuestro cartel del Domund, lo hemos hecho tu equipo de catequesis. Que nada ni nadie nos robe la alegría.


HUCHA:
Mira, Señor esta hucha queremos que sea el símbolo de la generosidad de todos para ayudar a los misioneros del mundo.


ESFERA:
Te presentamos toda la tierra, el mundo, con todas sus necesidades. Hoy te pedimos que llegue a los que aún no te conocen, el regalo de la fe y del evangelio.


ACCIÓN DE GRACIAS: (Niño)

Yo pensaba, Jesús, que las misiones eran cuentos donde había leones y cosas de esas.

Pero hoy me he dado cuenta que yo también puedo ser misionero siendo amigo tuyo sin avergonzarme de ello.

Gracias; Jesús por hacerme sentir misionero, cuando hago los deberes, cuando juego, cuando sonrío, cuando me acerco a los que no me caen bien, cuando vengo a catequesis.

Gracias, Jesús.


ORACIÓN(Toda la asamblea)

Virgen y Madre mía
ayúdanos a decir nuestro "sí"
ante la urgencia más imperiosa que nunca
de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús.

Intercede por la Iglesia
para que nunca se encierre ni se detenga
en su pasión por la actividad misionera

Ayúdanos a resplandecer
en el testimonio de la comunión
de la fraternidad y la solidaridad,
de la fe ardiente y generosa,
de la justicia y el amor a los pobres,
para que la gracia del evangelio
llegue a los confines de la tierra
y ninguna periferia se prive de su luz.

Madre del evangelio viviente,
manantial de alegría para los pequeños,
ruega por nosotros. Amén


MENSAJE PAPA FRANCISCO

Queridos hermanos y hermanas,

Hoy en día todavía hay mucha gente que no conoce a Jesucristo. Por eso es tan urgente la misión ad gentes, en la que todos los miembros de la Iglesia están llamados a participar, ya que la Iglesia es misionera por naturaleza: la Iglesia ha nacido “en salida”. La Jornada Mundial de las Misiones es un momento privilegiado en el que los fieles de los diferentes continentes se comprometen con oraciones y gestos concretos de solidaridad para ayudar a las Iglesias jóvenes en los territorios de misión. Se trata de una celebración de gracia y de alegría.

1. El evangelista cuenta que el Señor envió a los setenta discípulos, de dos en dos, a las ciudades y pueblos, a proclamar que el Reino de Dios había llegado,

2. Los discípulos estaban llenos de alegría, entusiasmados con el poder de liberar a las personas de los demonios. Sin embargo, Jesús les advierte que no se alegren tanto por el poder recibido, cuanto por el amor recibido: «porque vuestros nombres están escritos en el cielo» (Lc 10, 20). A ellos se les ha concedido la experiencia del amor de Dios, e incluso la posibilidad de compartirlo.

3. «Sí, Padre, porque así te ha parecido bien » (Lc 10, 21). La expresión de Jesús debe entenderse con referencia a su júbilo interior, donde la benevolencia indica un plan salvífico y benevolente del Padre hacia los hombres.

«La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría» (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 1).

4. «El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada» (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 2).

La alegría del Evangelio nace del encuentro con Cristo y del compartir con los pobres. Animo, por tanto, a las comunidades parroquiales, asociaciones y grupos a vivir una vida fraterna intensa, fundada en el amor a Jesús y atenta a las necesidades de los más desfavorecidos. Donde hay alegría, fervor, deseo de llevar a Cristo a los demás, surgen las verdaderas vocaciones. Entre éstas no deben olvidarse las vocaciones laicales a la misión. Por eso es importante una formación adecuada, en vista de una acción apostólica eficaz.

5. «Dios ama al que da con alegría» (2 Cor 9, 7). La Jornada Mundial de las Misiones es también un momento para reavivar el deseo y el deber moral de la participación gozosa en la misión ad gentes Queridos hermanos y hermanas, en esta Jornada Mundial de las Misiones mi pensamiento se dirige a todas las Iglesias locales. “¡No nos dejemos robar la alegría evangelizadora!” (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 83). Os invito a sumergiros en la alegría del Evangelio y a alimentar un amor capaz de iluminar vuestra vocación y vuestra misión. Os exhorto a recordar, como en una peregrinación interior, el “primer amor” con el que el Señor Jesucristo ha caldeado el corazón de cada uno, no por un sentimiento de nostalgia, sino para perseverar en la alegría. El discípulo del Señor persevera en la alegría cuando está con Él, cuando hace su voluntad, cuando comparte la fe, la esperanza y la caridad evangélica.

FRANCISCO

Lunes 16 de octubre de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...