Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO XXIII (A)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Domingo de la corrección fraterna.

"Si no tienes un amigo que te corrija,
paga a un enemigo para que lo haga" (Pitágoras)

"Si corriges, corrige con amor" (San Agustín)


La tribu Babemba de Sudáfrica celebra el siguiente ritual para corregir la conducta criminal o antisocial de sus miembros.

Si un miembro de la comunidad actúa irresponsablemente se le coloca en la plaza del pueblo. El trabajo cesa, y todos los hombres, mujeres y niños forman un gran círculo alrededor del acusado. Y uno a uno, incluidos los niños van diciendo las virtudes y todas las cosas buenas que el acusado ha realizado.

No se puede ni mentir ni exagerar ni inventarse nada. No se puede decir ninguna cosa negativa del acusado.

La ceremonia dura un par de días hasta que todos han tenido la oportunidad de contar sus bondades.

Al final el círculo se rompe, la fiesta comienza y la persona es acogida de nuevo en la comunidad. El acusado se siente fortalecido y animado a vivir de acuerdo con las normas e ideales de la comunidad.


PARA LA EUCARISTIA


SALUDO

"Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos". Lo escucharemos hoy en el evangelio. Jesús nos hace el encargo de preocuparnos de nuestros hermanos que no actúan como deben o se alejan de la fe, pero no de juzgarlos.

Nos hemos reunido en el nombre de Jesús, y compartiendo la alegría de tenerlo en medio de nosotros. Y con esta alegría escucharemos su palabra, y partiremos el pan, y lo recibiremos a él como alimento de vida.

Con la voluntad de dar testimonio en nuestra vida de lo que aquí celebramos, comencemos nuestra Eucaristía.


LECTURAS

Primera Lectura.

Las palabras del profeta tenían más fuerza en las pequeñas comunidades donde todos se conocían, pero hoy las dirige a nosotros, aquí y ahora, para que seamos llamada con nuestra vida para otros hermanos alejados.

Segunda Lectura

San Pablo nos dirá que el amor al prójimo abarca el cumplimiento de todos los mandamientos, y sin este amor, su cumplimiento estará vacío.

Evangelio

Jesús en el Evangelio nos marca unos valores y un proceso para regir la comunidad. Puestos de pie cantamos aleluya.


PETICIONES

En nombre de Jesús presentemos nuestras plegarias al Padre. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

1. Por todas las iglesias cristianas: católicos, protestantes, anglicanos, ortodoxos. Que llegue pronto el día en el que podamos compartir el pan y el cáliz de una misma Eucaristía, OREMOS

2. Por los cristianos y cristianas que tienen responsabilidades en la vida política, económica o social. Que actúen siempre con los criterios del Evangelio, al servicio de la dignidad y la justicia que Dios quiere para todos, OREMOS

3. Por los niños y niñas que tienen que trabajar ya de pequeños y no pueden jugar y educarse como merecen. Que sean liberados de esta situación dolorosa y puedan crecer felices, OREMOS

4. Por los que están detenidos en las cárceles, sea cual sea la causa. Que tengan la ayuda necesaria para rehacer su vida e iniciar un nuevo camino, con paz y afecto, OREMOS

5. Por todos los pueblos que estos días están sufriendo los efectos de muerte y destrucción de la naturaleza, OREMOS


Monición de entrada

Reunidos en el nombre del Señor, celebramos la Eucaristía con el convencimiento de que las palabras de Jesús se están cumpliendo: "Dónde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

Tú, Señor, que nos enseñas a corregir a quien se equivoca. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Tú, Señor, que te diriges al Padre para pedir por todos nosotros. CRISTO, TEN PIEDAD.

Tú, Señor, que estás en medio de nosotros cuando nos reunimos en tu nombre. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Gloria

Nos unimos a toda la creación y toda persona que desea alabarte, rezando: Gloria a Dios...

Oración colecta

Señor, nos hemos reunido en tu nombre, no de manera aislada, sino como un grupo de personas que desea encontrar a tu Hijo Jesús; no permitas que nos reunamos dispersos, ni enfrentados, descalificándonos unos a otros, sino que seamos hermanos reunidos en el nombre del mismo JNS.

Oración de los fieles

Agradecidos porque sabemos que Jesús está es medio de nosotros siempre que nos reunimos en su nombre, le contamos al Padre las necesidades de nuestro mundo y las personales.

1- Para que los creyentes nos empeñemos en edificar una Iglesia más cercana a la sociedad de hoy, en la que se acoja, se escuche y se acompañe a quienes viven sin rumbo, sin conocer el amor ni la amistad. Roguemos al Señor.

2.-Por quienes viven haciendo daño a su alrededor; para que se encuentren con alguien que con cariño, les haga una crítica amistosa y noble, y puedan volver a la razón y a la bondad. Roguemos al Señor.

3.-Por los políticos, funcionaros, maestros, abogados, sacerdotes, catequistas, personal sanitario, que trabajan en la atención a las personas, para que lo hagan con respeto, honradez y delicadeza. Roguemos al Señor.

4.-Por los cristianos que están sufriendo una trágica persecución en diferentes países, para que se mantengan firmes en la fe y las instituciones internacionales reaccionen y hagan respetar la Defensa de Derechos Humanos. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestra oración. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Ofrendas: Este pan y vino


Los cristianos en el mundo

"Los cristianos no se distinguen de los demás hombres, ni por el lugar en que viven, ni por su lenguaje, ni por sus costumbres. Ellos, en efecto, no tienen ciudades propias, ni utilizan un hablar insólito, ni llevan un género de vida distinto. Su sistema doctrinal no ha sido inventado gracias al talento y especulación de hombres estudiosos, ni profesan, como otros, una enseñanza basada en autoridad de hombres.

Viven en ciudades griegas y bárbaras, según les cupo en suerte, siguen las costumbres de los habitantes del país, tanto en el vestir como en todo su estilo de vida y, sin embargo, dan muestras de un tenor de vida admirable y, a juicio de todos, increíble. Habitan en su propia patria, pero como forasteros; toman parte en todo como ciudadanos, pero lo soportan todo como extranjeros; toda tierra extraña es patria para ellos, pero están en toda patria como en tierra extraña. Igual que todos, se casan y engendran hijos, pero no se deshacen de los hijos que conciben. Tienen la mesa en común, pero no el lecho.

Viven en la carne, pero no según la carne. Viven en la tierra, pero su ciudadanía está en el Cielo. Obedecen las leyes establecidas, y con su modo de vivir superan estas leyes. Aman a todos, y todos los persiguen. Se los condena sin conocerlos. Se les da muerte, y con ello reciben la vida. Son pobres, y enriquecen a muchos; carecen de todo, y abundan en todo. Sufren la deshonra, y ello les sirve de gloria; sufren detrimento en su fama, y ello atestigua su justicia. Son maldecidos, y bendicen; son tratados con ignominia, y ellos, a cambio, devuelven honor. Hacen el bien, y son castigados como malhechores; y, al ser castigados a muerte, se alegran como si se les diera la vida. Los judíos los combaten como a extraños y los gentiles los persiguen, y, sin embargo, los mismos que los aborrecen no saben explicar el motivo de su enemistad.

Para decirlo en pocas palabras: los cristianos son en el mundo lo que el alma es en el cuerpo. El alma, en efecto, se halla esparcida por todos los miembros del cuerpo; así también los cristianos se encuentran dispersos por todas las ciudades del mundo. El alma habita en el cuerpo, pero no procede del cuerpo; los cristianos viven en el mundo, pero no son del mundo. El alma invisible está encerrada en la cárcel del cuerpo visible; los cristianos viven visiblemente en el mundo, pero su religión es invisible. La carne aborrece y combate al alma, sin haber recibido de ella agravio alguno, sólo porque le impide disfrutar de los placeres; también el mundo aborrece a los cristianos, sin haber recibido agravio de ellos, porque se oponen a sus placeres.

El alma ama al cuerpo y a sus miembros, a pesar de que éste la aborrece; también los cristianos aman a los que los odian. El alma está encerrada en el cuerpo, pero es ella la que mantiene unido el cuerpo; también los cristianos se hallan retenidos en el mundo como en una cárcel, pero ellos son los que mantienen la trabazón del mundo. El alma inmortal habita en una tienda mortal; también los cristianos viven como peregrinos en moradas corruptibles, mientras esperan la incorrupción celestial. El alma se perfecciona con la mortificación en el comer y beber; también los cristianos, constantemente mortificados, se multiplican más y más. Tan importante es el puesto que Dios les ha asignado, del que no les es lícito desertar."

De la Carta a Diogneto (Cap. 5-6; Funk 1, 317-321)


HAZLO CON AMOR

Si tengo defectos y dificultan mi camino
ayúdame a superarlos….pero con amor.

Si avanzo en la dirección equivocada
indícame el camino verdadero….pero con amor.

Si hay algo que de mí no te gusta y te hiere
házmelo saber….pero con amor.

Si mi vida se dispara hacia un túnel sin salida
adviértemelo….pero con amor-

Si soy egoísta o vanidoso
si la envidia no me deja ser feliz
si tengo mil vicios o caídas
dímelo….pero con amor.

Si soy como no tengo que ser,
no pretendas que sea como tú,
pero si tú vives en la verdad y yo en la mentira
dime cómo se sale de ella….pero con amor.

Si me falta corazón y caridad
reza por mí…..pero hazlo con amor.

Si estoy mal conmigo mismo y con los demás
si me encuentro agarrotado por la soberbia
si hace tiempo que perdí el norte de mi existir
mírame a los ojos….pero hazlo con amor.

Si pensamos de forma diferente
si crees que podemos caminar juntos
si todavía confías en mí,
lo intentemos de nuevo…..pero con amor.

Pero una cosa te digo:
Si piensas que, sólo soy yo, el que fallo
Si crees que, soy sólo yo, el falto de caridad
Si crees que tú eres el santo, el bueno y el sabio,
no me digas entonces nada…
Porque es cuando me daré cuenta
De que tú tampoco dejas actuar a Dios.

Dime lo que quieras…
pero eso sí…hazlo con amor

Amén Javier Leoz


ORACIÓN

Si se pierde mi hermano, si se pierde el vecino,
si se pierde el compañero, si se pierde el amigo.... o el enemigo,
¿qué he de hacer, Dios mío?

Lo llamaré y le diré: mi corazón está roto por tu amor.
Y ganaré al hermano. Y ganaré con él la vida.

Si cierra su mirada a mi ternura, juntaré la ternura de dos más
y que la fuerza del amor ahogue su resistencia.
Y ganaremos al hermano. Y ganaremos con él la vida.

Si el fuego no puede con el frío del invierno,
juntaré docenas y docenas de hogares calientes.
Y ganaremos al hermano. Y ganaremos con él la vida.
Y si el torrente no doblega el tronco podrido,
lo envolveré con mi ropa,
lo cubriré con la lluvia de mi diario pensamiento.
Porque si gano a mi hermano, con él conquisto la vida.

¡Bendito sea Dios,
que nos hace fuertes para salvar y ser salvados,
para curar y ser curados,
para amar al hermano y ser por él amados!

Manuel Regal


LA FRASE DEL DÍA

Todo esfuerzo de la praxis cristiana debe partir siempre de la comunidad, de toda la gente unida que se compromete a avanzar paso a paso en la vida cristiana, apoyándose, siendo amigos, conociendo más el amor de Dios, madurando bíblicamente en pos de la santidad.

Sin comunidad no hay cristianismo; sin comunidad hay sólo apatía y apocamiento.

No en vano Jesucristo les dijo a sus discípulos que “donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. (Mt. 18:20,

Martes 5 de septiembre de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...

  • FESTIVAL DE NAVIDAD 17-(16 de diciembre)
  • ADVIENTO III (B)-(17 de diciembre)