Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO XX (A)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

• Frente a la “poca fe” de Pedro el domingo anterior, hoy una mujer pagana (no judía) deja sorprendido a Jesús por su “gran fe”.

• Este evangelio necesita una profunda contemplación: admirar la postura de una mujer madre que insiste e insiste, además inteligentemente, para conseguir de Jesús la sanación de su hija; sorprendernos de la postura “remolona” de Jesús, que tarda en atender a la mujer (una estrategia narrativa de Mateo para enseñarnos cómo debe ser nuestra fe); extrañarnos de una inusual dureza en las palabras de Jesús (el evangelista pone el diminutivo de “perro” en el refrán usado por Jesús).

* El evangelio nos presenta la “sorpresa” de la mujer sirofenicia, que confía ciegamente en Jesús, en contraposición a los discípulos y Pedro en el episodio de la tempestad calmada y, sobre todo, en contraposición a los fariseos y maestros de la Ley (escribas) del relato anterior (15,1-20).


SALUDO

Un domingo más, el Señor nos reúne de nuevo para celebrar la Eucaristía.

Hoy, la Palabra de Dios nos pide que elevemos nuestra mirada de las cosas locales para hacerla universal. Jesús vino a traer la salvación a todos los hombres y a todos los pueblos, y nos señala unos caminos para acercarnos a ella: cumplir la voluntad de Dios y vivir con sinceridad la comunión con Dios y con los hermanos.

En estos tiempos de individualismos tan fuertes, Jesús nos llama a romper fronteras y a vivir nuestra fe con mirada universal.

Primera Lectura.

A través de un pueblo concreto quiere hacer llegar su revelación a toda la tierra.

Segunda Lectura.

Un día todos, judíos y paganos, lleguen a vivir la misma fe y la misma salvación.

Evangelio.

Hermosísimo evangelio el de hoy, que nos invita a contemplar la escena sin perder detalle.En el corazón de Dios, en la Iglesia, cabemos todos. Puestos de pie cantamos aleluya.


PETICIONES

1. Por la Iglesia, para que viva y transmita el mensaje de Jesús con mirada universal. ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por los gobernantes de pueblos y naciones, para que trabajen siempre por la paz, la justicia y la promoción de los más desfavorecidos. ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por los que no tienen fe y los que las dudas les hacen tambalearse, para que puedan experimentar la fuerza y la luz de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por los enfermos y los que están pasando momentos de dolor y dificultad. ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos ayude a mirar a todos los hombres como hermanos, hijos del mismo Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.


MUJER CANANEA

Era mujer, extranjera,
y madre sufriente
viendo cómo estaba lo que más quería,
la hija nacida de sus entrañas.

El evangelista nos narra,
sin eufemismos ni edulcorantes,
su encuentro contigo
cuando saliste de las fronteras patrias.

.......

Así, tal como nos la han transmitido,
suena a escándalo,
pero quizá sólo así sea manantial de gracia
y un gran regalo.

Porque, ¿qué es, sino gracia,
lo que esa madre cananea
nos enseña con su actitud y fe?
¿Qué es, sino gracia,
ver cómo podemos influirte?
¿Qué es, sino gracia,
descubrir la fuerza de nuestra oración?
¿Qué es, sino gracia
constatar cómo tú cambias
ante nuestra testaruda insistencia?
¿Qué es, sino gracia,
percibir que nunca están las puertas
de tu corazón cerradas?
¿Qué es, sino gracia,
terminar siendo tratados como hijos
aunque seamos extranjeros?
¿Qué es, sino gracia,
saber que hasta los “perrillos”
tienen alimento y derecho en casa?

¡Que no me cambien ni expliquen este evangelio!
Quiero sentir el escándalo
de tu propio proceso divino y humano.

Florentino Ulibarri

Sábado 19 de agosto de 2017, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...