Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO C

DOMINGO XIX (C)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

COMO ABRAHÁN

- Por la fe,
obedece a Dios,
deja la patria y sale
a lo desconocido...

- Por la fe, cree que
tendrá un hijo, a pesar
de su edad avanzada...

- Por la fe, acepta
el mandato divino
de sacrificar a Isaac.

- Por la fe,
caminó por la vida
como peregrino,
sin desanimarse,
con los ojos puestos
en la patria definitiva...


+ La Vigilancia es la actitud del cristiano que espera el regreso de su Señor, que encontrando a sus siervos vigilando, los hará sentarse a la mesa y los servirá.

La Comunidad cristiana es pequeña y frágil...

Por eso, los cristianos deben vivir en permanente vigilancia dando primacía a los valores del Reino y aguardando la llegada del Señor.


MONICIÓN DE ENTRADA

Nos reunimos con alegría en torno al altar del Señor para celebrar su presencia y, también, para que nunca nos falte su aliento y su poder en nuestra misión como cristianos y en medio de nuestra vida cristiana.

Ojala que, si el Señor viniera ahora, nos encontrase cantando sus alabanzas, trabajando por su reino y –sobre todo- dando la cara por El.


PETICIONES DE PERDÓN

1. Frente a la desesperanza, el Señor, nos llama a poner nuestra confianza en El. Señor, ten piedad

2. Frente al desánimo, el Señor, nos llama a poner nuestro valor en El. Cristo, ten piedad

3. Frente a la falta de vigilancia y manos caídas, el Señor, nos llama a redoblar nuestro esfuerzo por El. Señor ten piedad.


MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar en este día, tienen algo en común: para dar gusto a Dios, hay que permanecer unidos con los demás, dejarnos llevar por El, confiar en El y quitar importancia a lo que es secundario en el vivir de cada día.


ESE PAYASO SOY YO

Había una vez un hombre muy triste que fue a ver al médico para que le curase de su melancolía.

El médico lo reconoció a fondo y le dijo:

- No he podido encontrarle nada mal, pero voy a darle un consejo. Hay un circo en la ciudad, vaya esta misma noche. Verá un payaso que es tan divertido que no podrá parar de reírse en una semana.

- Doctor -dijo el paciente triste-, ese payaso soy yo.


PETICIONES

1. Por la iglesia. Para que cuide, y de a conocer el gran tesoro de la fe que es Cristo. Roguemos al Señor.

2. Por todos los cristianos. Para que seamos audaces, valientes, comprometidos y enamorados con la causa de Jesús. Roguemos al Señor.

3. Para que potenciemos la solidaridad y la fraternidad. No nos conformemos con creer individualmente sino celebrar la presencia del Señor en comunidad. Roguemos al Señor.

4. Para que confiemos un poco más en Dios. Para que no lo dejemos en la orilla de nuestros intereses y problemas. Roguemos al Señor.


ORACION FINAL

ESTAREMOS EN VELA, SEÑOR

Aún con debilidad y cansancio
Aún con dudas y dificultades
Con falta de medios y fuerzas

ESTAREMOS EN VELA, SEÑOR

En noche oscura y el día claro
En momentos de tormenta y de calma
En el éxito y en el fracaso.
En la siembra y en la cosecha
En la juventud y en la vejez.
En la alegría y en la tristeza

ESTARESMOS EN VELA, SEÑOR


Evangelio Comentado por: José Antonio Pagola Lc (12,32-48)

VIVIR EN MINORÍA

Lucas ha recopilado en su evangelio unas palabras, llenas de afecto y cariño, dirigidas por Jesús a sus seguidores y seguidoras. Con frecuencia, suelen pasar desapercibidas. Sin embargo, leídas hoy con atención desde nuestras parroquias y comunidades cristianas, cobran una sorprendente actualidad. Es lo que necesitamos escuchar de Jesús en estos tiempos no fáciles para la fe.

«Mi pequeño rebaño».

Jesús mira con ternura inmensa a su pequeño grupo de seguidores. Son pocos. Tienen vocación de minoría. No han de pensar en grandezas. Así los imagina Jesús siempre: como un poco de «levadura» oculto en la masa, una pequeña «luz» en medio de la oscuridad, un puñado de «sal» para poner sabor a la vida.

Los discípulos de Jesús hemos de aprender a vivir en minoría. Es un error añorar una Iglesia poderosa y fuerte. Es un engaño buscar poder mundano o pretender dominar la sociedad. El evangelio no se impone por la fuerza. Lo contagian quienes viven al estilo de Jesús haciendo la vida más humana.

«No tengáis miedo».

Es la gran preocupación de Jesús. No quiere ver a sus seguidores paralizados por el miedo ni hundidos en el desaliento. No han de preocuparse. También hoy somos un pequeño rebaño, pero podemos permanecer muy unidos a Jesús, el Pastor que nos guía y nos defiende. Él nos puede hacer vivir estos tiempos con paz.

«Vuestro Padre ha querido daros el reino».

No han de sentirse huérfanos. Tienen a Dios como Padre. Él les ha confiado su proyecto del reino. Es su gran regalo. Lo mejor que tenemos en nuestras comunidades: la tarea de hacer la vida más humana y la esperanza de encaminar la historia hacia su salvación definitiva.

«Vended vuestros bienes y dad limosna».

No vivirán de espaldas a las necesidades de nadie. Serán comunidades de puertas abiertas. Compartirán sus bienes con los que necesitan ayuda y solidaridad. Darán limosna, es decir, «misericordia». Este es el significado del término griego.

Los cristianos necesitaremos todavía algún tiempo para aprender a vivir en minoría en medio de una sociedad secular y plural. Pero hay algo que podemos y debemos hacer sin esperar a nada; transformar el clima que se vive en nuestras comunidades y hacerlo más evangélico.

Sábado 10 de agosto de 2019, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2019 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
Próximamente...

  • CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA RECONCILIACIÓN-(12 de diciembre)
  • FESTIVAL DE NAVIDAD 19-(14 de diciembre)