Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO B

DOMINGO 2ºB

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

¿Dónde vives, Maestro?”

Tras el Tiempo de Navidad, que terminó el domingo pasado con la fiesta del Bautismo del Señor, iniciamos el tiempo ordinario. Dos discípulos de Juan Bautista siguen a Jesús de Nazaret, tras declarar Juan: “Este es el cordero de Dios…” Jesús les pregunta: “¿Qué buscáis?” .... “¿Dónde vives, Maestro?”. "venid y lo veréis" y.. "se quedaron a vivir con él"

Este domingo de celebra la Jornada Mundial del Migrante con el lema: “Acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados“.

Todo sobre la Jornada Mundial del Migrante

http://www.conferenciaepiscopal.es/...


Aquí estoy, Señor (cf. Sal 39)

• Si Dios te llama,
resístete, porque no eres digno,
pero déjate vencer.
Cierra los ojos, pon tus manos en sus manos,
y entrégate.

• Si Dios te llama,
estremécete. Perdóname, Dios mío.
¡Qué poca fe!

• Si Dios te llama,
no temas nada,
di, llorando, que sí,
aunque tengas que morir.

• Si Dios te llama,
di: Señor, Amén.
Virgen, Madre, María
enséñame.

• Si Dios te llama,
respóndele: Oh, Señor,
tu tienda se ensanchará en el amor.

• Si Dios te llama,
agradécele.
Él en ti se ha fijado,
fíjate siempre en Él,
te sentirás florecer.

Amén.


"Este es el Cordero de Dios...." No hay peor sordo que el que no quiere oír.

"Lo triste de ser un sordo voluntario es que uno no se da cuenta de que su infelicidad reside justamente en no querer escuchar las verdades que le despejarían el sendero de la vida, evitando así desperdiciar el tiempo en causas perdidas."



¿Dónde vives?

Millones de personas se dicen cristianas, pero no han experimentado un verdadero contacto con Jesús. No saben cómo vivió, ignoran su proyecto. No aprenden nada especial de él.

Mientras tanto, en nuestras Iglesias no tenemos capacidad para engendrar nuevos creyentes. Nuestra palabra ya no resulta atractiva ni creíble. Al parecer, el cristianismo, tal como nosotros lo entendemos y vivimos, interesa cada vez menos. Si alguien se nos acercara a preguntarnos «dónde vivís» «qué hay de interesante en vuestras vidas», ¿cómo responderíamos?

Es urgente que los cristianos se reúnan en pequeños grupos para aprender a vivir al estilo de Jesús escuchando juntos el evangelio. Él es más atractivo y creíble que todos nosotros. Puede engendrar nuevos seguidores, pues enseña a vivir de manera diferente e interesante. (Pagola)



SALUDO:

Amigas y amigos: sean todos bienvenidos a esta celebración. Atrás han quedado los días de Navidad, en que hemos celebrado al Dios hecho hombre, niño pequeño.

Ahora retomamos el tiempo ordinario de la liturgia. Y en este domingo se nos propone la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado. Hace ya 104 años que la Iglesia nos pide dedicar juntos un día a reflexionar y rezar acerca de esta realidad creciente, un verdadero «signo de los tiempos».

El papa Francisco dice en esta ocasión que debemos conjugar cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar.

Abramos el corazón a la presencia de Dios en su Palabra, en la eucaristía y en los hermanos, especialmente en los que han llegado de otros lugares y forman parte de nuestra sociedad y, muchos de ellos, también de nuestra Iglesia.


PERDÓN:

1. Todos los días nos invitas, Señor, a ser mejores: a estudiar más, a no despreciar a los demás, a ser responsables en el trabajo, a.... muchas veces no lo hacemos bien. Señor, ten piedad.

2. Ayer me enfadé, no quise hablar con nadie, al final estaba más triste. Cristo, ten piedad.

3. En clase tengo un niño que es de otro país. Somos un poco amigos pero aún no le he invitado a mi casa a jugar con mis juguetes. Señor, ten piedad.


EVANGELIO Jn 1, 35-42

Narrador: En aquel tiempo estaba Juan con dos de sus discípulos y fijándose en Jesús que pasaba dice:

Juan: ¡Este es el Cordero de Dios!

Narrador: Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y al ver que lo seguían les preguntó:

Sacerdote: ¿Qué buscáis?

Narrador: Ellos le contestaron:

Discípulo: Maestro, ¿dónde vives?

Narrador. Él les dijo

Sacerdote: Venid y veréis.

Narrador: Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con Él aquel día. Era como la hora décima. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús. Encuentra primero a su hermano Simón y le dice:

Andrés: Hemos encontrado al Mesías, (que significa Cristo).

Narrador: Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:

Sacerdote: Tú eres Simón, el hijo de Juan. Tú te llamarán Cefas, que significa Pedro.

Palabra del Señor.


PETICIONES

1. Te pedimos que la Iglesia sea una Iglesia sin fronteras, madre de todos, que extienda por el mundo la cultura de la acogida y de la solidaridad y se haga cercana con la oración y las obras de misericordia. Roguemos al Señor.

2.. Por todos los que formamos la Iglesia, para que seamos fieles a la misión que Jesús nos ha encomendado a cada uno. Roguemos al Señor.

3. Por nuestra comunidad eclesial para que acoja cordialmente a los pequeños, a los jóvenes inmigrantes y a sus padres, trate de comprender sus necesidades y de favorecer su integración. Roguemos al Señor.

4. Por todas aquellas personas que pierden su vida en su intento de llegar como sea a un nuevo país en busca de mejores condiciones de vida para sus personas y sus familias. Roguemos al Señor.

5. Por todos los que han decidido seguir a Jesús y se forman para ser sacerdotes para que sean fieles amigos de Jesús. Roguemos al Señor.


SÍMBOLOS

. Huellas a lo largo del pasillos . Cartel de la jornada de las migraciones.


ORACIÓN:

Señor, cada día nos ponemos en camino
cuando tropecemos, agárranos con tu mano
cuando caigamos, acércate y levántanos.

Llámanos por nuestro nombre, por favor.

Cuando tengamos ganas de hacer el mal,
No nos dejes caer en la tentación.
Cuando nos apartemos de lo que es bueno,
llévanos otra vez al bien.

Llámanos por nuestro nombre, por favor.

Querido Señor, Jesús,
te pedimos que nos ayudes a hacer
lo que nuestros padres y profesores nos dicen,
incluso aquellas cosas que no nos apetece hacer.

Llámanos por nuestro nombre, por favor.

Que siempre estemos unidos
y sintamos cerca, a nuestro lado, tus pasos y tu palabra.

Llámanos por nuestro nombre, por favor.


INMIGRANTES

Cuando veas a un inmigrante
Míralo a los ojos,
Bendícelo.

Cuando encuentres a un inmigrante
Tiéndele la mano,
Bendiciendo.

Cuando se acerque a ti un inmigrante,
Escucha su palabra y su deseo,
Bendiciendo.

Cuando te pida un inmigrante
Reza con él un momento,
Bendiciendo.

Cuando te pregunte un inmigrante,
Acompáñale en sus dudas,
Bendiciendo.

Dale siempre las gracias
Por su significativa presencia,
Bendiciendo.
Y métele en tu corazón,
Y bendícelo.


No sé... si la vida es corta
o demasiado larga para nosotros,
pero sé que nada de lo que vivimos tiene sentido
si no tocamos el corazón de las personas.

Muchas veces basta con ser:
regazo que acoge,
brazo que envuelve,
palabra que conforta,
silencio que respeta,
alegría que contagia,
lágrima que corre,
mirada que acaricia,
deseo que sacia,
amor que motiva.

Y eso no es cosa de otro mundo,
es lo que da sentido a la vida.
Es lo que la hace
que no sea ni corta,
ni demasiado larga.
pero que sea intensa,
verdadera, pura... mientras dure....

Cora Coralina


¿Hacia dónde debo caminar
ahora que el mundo
premia el espanto,
lo eleva a los altares
y se alimenta para alimentar su hambre homicida?

¿Hacia dónde debo caminar
si miro el horror
como mira un furtivo al ciervo,
como mira un asesino sus despojos,
como se mira un monstruo en el espejo?

¿Hacia dónde debo caminar
para ser humana a tiempo completo,
para ser humana y merecerlo?

Silvia Delgado


VEN Y LO VERÁS

Muchos días miro y no veo nada.
Estoy dormido, bien dormido,
ante los marginados y heridos del mundo.

Y creo que no pasa nada,
que eso es un invento para tenernos en vilo.
Pero tú me dices:

“Ven y lo verás”.

Hay otros días en que veo doble,
y una injusticia a cada paso.

Pienso que esto no tiene arreglo
y me amargo soñando interminables desgracias
con los brazos cruzados y diciendo:
nada se puede hacer.
Pero tú me dices;

“Ven y lo verás”

Los eslóganes son claros:
que no me coma el coco,
que no sea un ingenuo,
que no me emocione al primer golpe,
que no me deje cambiar el nombre,
que no pregone mis ilusiones,
que siga feliz descansando a la sombra,
que sólo se vive una vez,
que de Nazaret nada bueno puedo salir...
Pero tú me dices:

“Ven y lo verás”.

Ulibarri

Lunes 8 de enero de 2018, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« agosto de 2018 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2
Próximamente...

  • DOMINGO 20ºB-(19 de agosto)
  • ALABADO SEAS..-(25 de agosto)