Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

DOMINGO II (A)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

ISAÍAS:

- Mi siervo.
- El espíritu de Dios está sobre él.
- Alianza del Pueblo.
- Luz de las naciones.

PEDRO:

- Ungido por Dios
- Pasó haciendo el bien
- Curando a los oprimidos.

MATEO

Este es mi hijo, el amado, el predilecto.

JUAN BAUTISTA

- Está por delante de mí
- Es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.


Las lecturas de hoy no muestran los títulos que se fueron dando a Jesús: Siervo de Dios, Luz de las naciones, Nuestro Señor, Palabra de Dios, Cordero de Dios, Hijo de Dios.....


EL CORDERO PASCUAL

El pueblo de Israel fue un pueblo nómada que vivió en el desierto y practicaba un curioso ritual. Cuando se mudaban de lugar sacrificaban un cordero implorando la fertilidad de los rebaños.

Consistía en el sacrificio de un cordero joven. La víctima era asada al fuego, no se le podía romper ningún hueso. Con su sangre untaban los palos de las tiendas (más tarde, las jambas de las puertas) para espantar los espíritus; El sacrificio del cordero no incluía banquete.

Cuando se incluyó este, se comía con pan sin levadura y hierbas amargas. De pie como preparados para una larga marcha: báculo de pastor en la mano, lomos ceñidos y sandalias en los pies.

Los hebreos relacionaron esta fiesta con la Historia de la salvación, la liberación de la esclavitud de Egipto.

En el NT se pone de relieve que la Última Cena de Jesús es la Pascua Nueva. Juan acentúa que Jesús es el Nuevo Cordero

Jesús acaba con el culto. El único rito agradable a Dios es la ofrenda de la vida por amor. La liturgia será el amor hasta dar la vida. Jesús es el cordero, el templo, el Sumo Sacerdote de la nueva y definitiva alianza de Dios con su pueblo.

Jesús se presenta como el Cordero de Dios que se ofrece para que todos tengan vida abundante.


Cada año el Obispo visitaba el pueblo y aprovechaba para confirmar a todos los niños.

Las catequistas estaban preocupadas porque los niños no acababan de memorizar el credo.

Se les ocurrió una genial idea: Lo dividirían y cada niño se aprendería una frase. Enseñaron, pues, una frase del Credo a cada uno.

Cuando llegó el día los formaron en orden.

El Señor Obispo, después de saludar a los niños, se dirigió a uno de los niños y le preguntó:

"Oye, dime, ¿Tú crees en Dios?
A lo que el niño contestó:
"No, yo no, yo creo en Jesucristo.
El que cree en Dios es aquel otro niño" dijo señalando al primero de sus compañeros.


PARA LA EUCARISTÍA:


SALUDO

Hermanos y hermanas:

El domingo pasado celebramos el Bautismo de Jesús que al ser bautizado por Juan Bautista en el Jordán, inicia su misión como Hijo de Dios

Hoy de nuevo, Juan, señala a Jesús y da testimonio de él como aquel que nos va a mostrar el camino hacia Dios. Jesús es la Luz, el que quita el pecado del mundo.

Invitados a ser sus testigos en esta época de la historia, hablando de él, dándole a conocer a los demás.


PERDÓN:

1. Señor Jesús, te pedimos perdón por las veces que no somos valientes seguidores tuyos, SEÑOR, TEN PIEDAD.

2. Señor Jesús, Te pedimos perdón por las veces que traicionamos la confianza que nos dan los que nos quieren, CRISTO, TEN PIEDAD.

3. Señor Jesús, te pedimos perdón por no haber cumplido lo que te prometimos antes de Navidad, SEÑOR, TEN PIEDAD.


PETICIONES

1. Para que, como iglesia que somos, nunca nos cansemos de presentar a Jesús como la salvación y el futuro de la humanidad.

Oremos: Haznos tus testigos, Señor.

2. Para que se note en nuestras palabras y obras que somos bautizados. Oremos: Haznos tus testigos, Señor.

3. Por nuestros padres y familiares, para que nos enseñen de verdad y con cariño a escuchar la voz de Dios, Oremos: Haznos tus testigos, Señor.

4. Por nuestros profesores y catequistas, para que no se cansen en su tarea de educar a los niños y les ayuden a ser personas buenas y honradas.
Oremos: Haznos tus testigos, Señor.

5. Por los enfermos y necesitados, para que sientan la ayuda de Dios en sus dificultades.
Oremos: Haznos tus testigos, Señor.

6. Por todos los que participamos en esta eucaristía, para que nada ni nadie apague nuestra voz y como Juan Bautista seamos valientes a la hora de defender nuestra fe cristiana.
Oremos: Haznos tus testigos, Señor.


Ven a nosotros,
quédate entre nosotros,
ven a nuestros corazones.

Enséñanos, qué debemos hacer,
por dónde tenemos que caminar.

Queremos que tú seas
el único animador de nuestra vida,
tú que eres amor y amistad,
tú que eres paz y alegría verdadera.

Que no nos dejemos llevar por nuestro capricho,
que no nos dejemos llevar por nuestro gusto,
sino que aceptemos nuestra vida
haciendo felices a los que nos rodean.

Únenos con fuerza a ti
Porque tú, Señor,
eres Dios de Amor,…
…te damos gracias.

Lunes 13 de enero de 2020, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« mayo de 2020 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...

  • SEMANA DEL CORAZÓN DE MARÍA-(25 de mayo)