DOMINGO DE PASCUA VI (C)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Estamos en el último domingo antes de la Ascensión, que encierra la presencia humana de Cristo en la tierra. El anuncio de esa separación provoca tristeza a los apóstoles.

Cristo les asegura que no los dejará solos, por lo contrario, CONTINUARÁ PRESENTE, aunque de otra forma.

La comunidad, que ama, se convierte en una MORADA de Dios

El Evangelio presenta el final del discurso de la despedida.

Cristo promete a sus discípulos enviar el ESPÍRITU SANTO:

“Él os lo ENSEÑARÁ todo y os irá RECORDANDO todo lo que os he dicho"

Y vendrá a morar en el corazón del hombre con el PADRE:

La verdadera vivienda de Dios es el corazón humano.

Ahí donde menos nos imaginamos que está.

Ahí donde menos lo solemos visitar.

Ahí donde menos creemos encontrarle. Es que el verdadero hogar de Dios no es el templo de cemento, de ladrillo o de piedra. Dios quiere templos vivos. A Dios le gusta la vida.


Un turista americano visitó a un famoso rabino …

Se acercó a su casa y se quedó asombrado al ver que la morada del rabino consistía, sencillamente, en una habitación atestada de libros.

El único mobiliario lo constituían una cama, una mesa y una banqueta.

–“Rabino, ¿ dónde están sus muebles?”, preguntó el turista.

–“¿Dónde están los suyos?”, replicó el rabino.

–“¿Los míos?”, respondió, sorprendido… “pero si yo sólo soy un visitante… estoy aquí de paso”, dijo el americano.

–“Yo también”, dijo el rabino


El que me ama, judío o gentil, negro o blanco, es fiel, escucha mi palabra, me obedece, se fía de mí, me experimenta vivo.

Ése habitará en mí y yo en él.

El que me ama recibirá el don del Espíritu que le enseñará todo lo necesario y lo necesario es amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo.

La herencia que Jesús nos deja es su Espíritu y su paz. De esta herencia tenemos que vivir porque no se agota.

La Palabra es el Espíritu Santo que hace presente la acción del Padre.

El Espíritu Santo es el maestro de la iglesia, por eso cambia, por eso cambias y comprendes más y mejor cada día.

El Espíritu Santo es el maestro de la fidelidad para la iglesia y para cada cristiano.


SALUDO

Celebramos la Eucaristía en el sexto y último domingo de Pascua con el gozo de la resurrección del Señor.

En el evangelio que hoy vamos a proclamar Jesús nos ofrece la promesa de enviar su Espíritu para fortalecer nuestra fe y su Paz, que concede a quienes escuchan su palabra.

Celebramos en este domingo el “día del enfermo”. Recordamos a los enfermos, a sus familias y a quienes cuidan de ellos, para que no les falte la fortaleza y el amor que necesitan.

También felicitaremos y daremos gracias a Dios por nuestras mamás.


Toda una homilía en un dibujo maravilloso de Fano

.

Y en un texto de Teresa de Calcuta


PETICIONES

1. - Por la Iglesia para que sea un hogar abierto; donde la única ley sea el amor, encontremos paz y quepamos todos. ROGUEMOS AL SEÑOR…

2. - Por los enfermos para que encuentren fuerza en Jesús y atención y cariño en los que están a su alrededor. ROGUEMOS AL SEÑOR…

3. - Por los que asisten a los enfermos y luchan contra la enfermedad, para que sean fortalecidos en su servicio y entrega. ROGUEMOS AL SEÑOR…

4. - Por los niños que hacen la primera comunión Para que la celebración de la Eucaristía sea para ellos y sus familias un encuentro con Jesús y con los hermanos. ROGUEMOS AL SEÑOR…

5. - Te pedimos por todas las madres del mundo, sobre todos por las madres que viven en los países más pobres, para que nunca les falte el pan para sus hijos. Roguemos al Señor.

6. - (Niño) Te pedimos padre Dios por nuestras mamás. Que sientan tu apoyo en sus necesidades. Dales muchas fuerzas para que sigan cuidándonos y queriéndonos como siempre lo hacen. Roguemos al Señor.

7. - (Madre) Te pido que bendigas nuestras familias. Danos fuerzas para educar a nuestros hijos. Haz de ellos personas de buen corazón. Y a nosotras, las madres enséñanos a guardar, todos los días, tu Palabra en el corazón, como lo hacía la Virgen. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


CRISTIANOS DE RESURRECCIÓN

Gracias Padre
porque nos has regalado tu presencia en nuestras vidas.
Desde niños nos elegiste y nos hiciste de los tuyos,
más tarde te elegimos y decidimos seguirte.

Nos vamos manteniendo con tu amistad al lado,
ignorándote a veces, disfrutándote en muchas ocasiones
y recurriendo a ti siempre en los malos momentos.

Necesitamos vivir más el Jueves Santo,
comportándonos en el mundo como en un gran banquete,
intentando que todos nos sentemos a la mesa
y lavando los pies de los más desvalidos.

Tenemos que vivir de lleno
el dolor de la vida,
el sufrimiento del hermano,
compartir el camino del que le cuesta andar,
y en los malos momentos abandonarnos en Ti.

Pero sobre todo Padre,
hace falta que seamos cristianos resucitados,
alegres, confiados, armónicos y relajados.

Sabemos que somos como niños y contigo somos muy grandes,
que nuestra fragilidad con tu amor se vuelve fuerza creativa
para construir una tierra nueva,
que nos conviertes el corazón de piedra
en uno de carne que ama hasta el extremo.

Resucítanos, Padre, alégranos el corazón,
quítanos este gesto serio de cristianos tibios
y píntanos un gesto de felicidad;
la que nos da el sabernos cuidados por Ti
ya que tienes nuestro nombre tatuado en la palma de tu mano.

Mari PATXI

Jueves 28 de abril de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...

  • FESTIVAL DE NAVIDAD 17-(16 de diciembre)
  • ADVIENTO III (B)-(17 de diciembre)