DOMINGO DE PASCUA III (B)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email


La sorpresa de la presencia de Jesús: Lo primero que percibimos en los relatos de las apariciones por parte de sus más cercanos, es miedo, incredulidad, ¡no puede ser que esté vivo!.

Aceptar a Jesús resucitado no es algo lógico. Es un acto de fe. Jesús nos da pistas, pero hay que abrirse personalmente a la fe.

El convivir con él, conocerle muy bien, "hacerse ilusiones"... no nos ahorra el acto de fe.

Del "NOSOTROS CREÍAMOS... NOSOTROS ESPERÁBAMOS... " al AHORA YA ENTIENDO... AHORA ME EXPLICO.... AHORA CREO....


HOJA PARROQUIAL DEL DOMINGO 3º DE PASCUA B

EN PDF

PDF - 1.2 MB

.

.


RECURSOS PARA LA EUCARISTÍA

SALUDO

Jesús, se presenta por segunda vez en medio de los apóstoles, que estaban con las puertas cerradas por miedo. Los vuelve a saludar con la paz, pero ellos creían que era un fantasma.

Él les muestra sus manos y sus pies aún llagados por los clavos y les pide que le den algo de comer, llenándolos de alegría. Luego come con ellos y les explica las Escrituras. Escuchemos con atención las lecturas de hoy.


PERDÓN

‑ (Niño-a) Tú, que llenas de alegría el corazón de los cristianos. Señor, ten piedad.

- (Catequista) Tú, que nos saludas cada mañana con tu paz. Cristo, ten piedad.

- (Padre-madre) Tú, que nos invitas a cambiar nuestra forma de vivir. Señor, ten piedad.


LECTURA DEL EVANGELIO

Narrador: En aquel tiempo, los discípulos de Jesús contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan. Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dice:

Jesús: -«Paz a vosotros».

Narrador: Pero ellos, aterrorizados y llenos de miedo, creían ver un fantasma. Y él les dijo:

Jesús: -«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo».

Narrador: Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Pero como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:

Jesús: -«¿Tenéis ahí algo de comer?».

Narrador: Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo:

Jesús: -«Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí».

Narrador: Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y les dijo:

Jesús: -«Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto».

Palabra del Señor.


PETICIONES

1. Pidamos por la Iglesia, para que proclame la Palabra de Dios, sin miedo, en todos los ambientes. Oremos.

Todos: Abre nuestro corazón a tu Palabra.

2. Por el Papa Francisco, para que su misión evangelizadora llegue a todos nosotros y la acojamos con fidelidad. Oremos.

3. Por los sacerdotes y catequistas, para que les dé ánimos y fuerzas para seguir comunicando la Palabra de Dios. Oremos.

4. Para que cada padre y cada madre de familia apoyen a sus hijos cuando manifiesten deseos de conocer más a Jesús. Oremos.

5. Por todos nosotros para que celebremos con alegría la sorpresa de la presencia de Jesús en nuestras vidas. Oremos.



ALGUIEN VIENE

Sin llamarle,
sin haber pensado siquiera en él,
sin saber muy bien quién es,
sin tener ojos para verle...,
alguien viene,
pasa junto a nosotros,
se fija
y se sienta a nuestro lado
para estar con nosotros, los hombres.

Alguien viene,
y tiene tantas cosas
que cambiar dentro de nosotros
y en nuestro entorno...
No viene para que todo siga igual
ni para hacer silencio a nuestro lado;
viene porque es posible ser de otra manera,
tener vista y vida,
levantarse y caminar,
ser personas nuevas,
dejar la ceguera
y dar testimonio del reino
acogiendo sus semillas.

Alguien viene,
nos dirige su palabra,
una palabra que comprendemos
porque es clara,
afecta a nuestras miserias,
cura viejas heridas
y deshace tantos insoportables esfuerzos y montajes...

.

.

.

Viene desde la cercanía de Dios
a encontrarse con nosotros
y a abrirnos los ojos
para que conozcamos su rostro
y nunca más tengamos miedo.

Viene
y sólo nos pide lavarnos,
creer en él
y cambiar de bando,
para tener lo que más anhelamos.

Florentino Ulibarri

Miércoles 11 de abril de 2018, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)

Portafolio

Agenda
« agosto de 2018 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2
Próximamente...

  • ALABADO SEAS..-(25 de agosto)