Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO B

DOMINGO 23ºB

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

«Nadie se interesa por mí». «No creo en nadie». «Que me dejen solo. No quiero saber nada de nadie».

Aceptarse a sí mismo con sencillez y verdad. Escuchar de nuevo el sufrimiento y la alegría de los demás. Romper el círculo obsesivo de «mis problemas».


Un grupo de ranas decidieron un día escalar la torre de la iglesia del pueblo. La que subiera hasta lo más alto de la torre recibiría una medalla de oro.

La gente gritaba: Es demasiado alta. Ninguna lo conseguirá. No perdáis el tiempo. Y se reían de las ridículas ranas.

Imposible. Bajad. Ya habéis hecho bastante.

Todas cayeron menos una que no se rindió y llegó hasta la cima.

Querían saber cómo lo había conseguido y le hicieron muchas preguntas.

Sorda. Ese era su secreto. Sorda, no pudo oír las risas ni las críticas de los espectadores. Las otras fueron derrotadas más por los comentarios burlones de la gente que por su falta de fuerza.


El hombre actual va descubriendo poco a poco que la soledad no es necesariamente el resultado de una falta de contacto con las personas. Antes que eso, la soledad puede ser una enfermedad del corazón. Si mi vida es un desierto, el mundo entero es un desierto, aunque esté poblado de toda clase de gentes.


ORACIÓN


Alfred D. Souza:

"Por largo tiempo parecía que para mí estaba a punto de comenzar. la vida de verdad, pero siempre había algún obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar....... entonces, la vida comenzaría. Hasta que me di cuenta que estos obstáculos .... eran mi vida".

Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad. La felicidad "es" el camino, así que, atesora cada momento que tienes. Y atesóralo más cuando lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo. Recuerda que el tiempo no espera a nadie...... ....así es que deja de esperar hasta que termines la escuela, hasta que bajes 10 libras, hasta que tengas hijos, hasta que tus hijos se vayan de casa, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que mueras.... ...para decir que no hay mejor momento que este para ser feliz.

La Felicidad es un trayecto, no un destino. Trabaja como si no necesitaras dinero, ama como si nunca te hubieran herido y baila como si nadie te estuviera viendo.

Esta es la verdad.



¡EFFETÁ: ABRÍOS! Florentino Ulibarri

Que los sordos dejen de hacerse los sordos,
que se limpien los oídos a fondo
y salgan a las plazas y caminos,
que se atrevan a oír lo que tienen que oír:
el grito y el llanto, la súplica y el silencio
de las personas que ya no aguantan.

Que los mudos tomen la palabra
y hablen clara y libremente
en esta sociedad confusa y cerrada,
que se quiten miedos y mordazas
y se atrevan a pronunciar las palabras
que todos tienen derecho a oír:
las que nombran, se entienden y no engañan.

¡Danos oídos atentos y lenguas liberadas!

Que nadie deje de oír el clamor de los silenciados,
ni se quede sin palabra ante tantos enmudecidos.
Sed, para los que no oyen,
tímpanos que se conmuevan;
palabras vivas para los que no hablan;
micrófonos y altavoces sin trabas ni filtros
para pronunciar la vida y susurrar la esperanza,
en todos los que caminan y buscan.
¡Que los mudos hablen y los sordos oigan!

Que se rompan las barreras levantadas
de la incomunicación entre personas,
familias, pueblos y culturas.
Que todos tengamos voz cercana y clara
y seamos oyentes de la Palabra en las palabras.
Que construyamos redes firmes
para el diálogo y el encuentro
y el crecimiento en diversidad y tolerancia.

¡Danos oídos atentos y lenguas liberadas!

Que se nos destrabe la lengua
y salga de la boca la Palabra inspirada.
Que se nos abran los oídos para recibir,
la Palabra salvadora, ya pronunciada,
en lo más hondo de nuestras entrañas.
Que se haga el milagro en los sentidos
de nuestra condición humana
para recobrar la dignidad y la esperanza.

Para el grito y la plegaria,
para el canto y la alabanza,
para la música y el silencio,
para el monólogo y le diálogo,
para la brisa y el viento,
para escuchar y pronunciar tus palabras
aquí y ahora, en esta sociedad incomunicada,
Tú que haces oír a sordos y hablar a mudos...

¡Danos oídos atentos y lenguas liberadas!


PLEGARIA

Que pueda ser un guardián para los que necesitan protección,
un guía para los que caminan,
un bote, una balsa, un puente para los que desean cruzar un río.

Que pueda ser una luz en la oscuridad,
un lugar de reposo para los que están agotados,
una medicina salvadora para los que están enfermos,
una vasija de abundancia, un árbol de milagros.

Y para las innumerables multitudes de seres vivientes,
que pueda aportarles el sustento y la iluminación
perdurables como la tierra y el cielo,
hasta que todos los seres se liberen del sufrimiento
y todos estén despiertos.

Vicente Martínez

Martes 4 de septiembre de 2018, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« octubre de 2018 »
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4
Próximamente...

  • DOMINGO 29B /DOMUND-(21 de octubre)
  • CURSOS PREMATRIMONIALES 17/18-(10 de noviembre)
  • YO HICE EL CURSILLO PREMATRIMONIAL-(9 de noviembre de 2019)