DÍA DEL ENFERMO 16

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email


" En el encuentro con el enfermo, a veces nos encontramos con personas con un aspecto patético. Al mirarlas nos cuesta encontrar un punto en el que detener la mirada si que se advierta que algo de tensión nos produce su rostro o su cuerpo. Al revés de casi todos, su aspecto exterior repele, pero si contemplas sus vida, su profundidad, encontrarás allá en el fondo un diamante, un corazón puro y limpio"


No pases de lejos, mírame.

Señor, no quiero pasar de lejos
ante el hombre herido
en el camino de la vida.
Quiero alzar los ojos,
centrar mi mirada
acercarme y contagiarme de compasión
para expresar tu ternura,
tu mirada, tu corazón
y ofrecerle el aceite
que cura las heridas y da salud y salvación.

Ven, Cristo médico,
y cura mi ceguera y mi corazón de piedra,
para que tenga tu misma mirada
y tus mismos sentimientos.

Que sea libre en todo momento
en mi servicio pastoral
en el mundo de la salud y la enfermedad.

Que mi misión hacia los demás,
refleje tu entrega y tu estilo de amar.

Te lo pido, Señor.


La mirada de Jesús, aún estando llena de amor, es también exigente, por eso puede provocar nuestros miedos y nuestras perezas, poniendo al descubierto nuestro apegos. Sin embargo, ni siquiera en estos casos, no es mirada que se impone, sino que propone, dejando a la persona un espacio para su propia libertad y opción (Mc 10, 17-22)

- MIS OJOS, MIS POBRES OJOS

Mis ojos, mis pobres ojos
que acaban de despertar
los hiciste para ver,
no sólo para llorar.

Haz que sepa adivinar
entre las sombras la luz,
que nunca me ciegue el mal
ni olvide que existes tú.

Que, cuando llegue el dolor,
que yo sé que llegará,
no se me enturbie el amor,
ni se me nuble la paz.

Sostén ahora mi fe,
pues, cuando llegue a tu hogar,
con mis ojos te veré
y mi llanto cesará.


Hoy se nos exhorta a no tener miedo "de salir y mira a nuestros hermanos y hermanas con la mirada de la virgen. Ella nos invita a ser verdaderos hermanos"

.

- EL DOLOR ACOMPAÑÓ TU VIDA

María, madre de Jesús,
¡Cuánto debiste sufrir con su muerte!..

Hoy queremos poner en tu corazón
a tantos padres que sufren por amor,
a todos los que tienen su hijo enfermo,
a los que sufren viendo al suyo en la droga,
a los que permanecen horas y horas acompañando,
a los que cuidan de sus padres,
a los que luchan por una sociedad nueva
en el trato a los enfermos,
a los que han perdido a un hijo,
a los que entregan su vida por los más indefensos,
a los que trabajan vocacionalmente en la sanidad,
a los que tienen un hijo parapléjico o grave
y no saben cómo suavizar su dolor,
a los que abortaron en su día y siempre les duele el corazón,
a los que visitamos semanalmente en nuestra parroquia
u hospital (decimos sus nombres)
a los que nadie visita,
a los que tú tienes como preferidos....

Y finalmente, nos ponemos también nosotros ante ti, María,
para que nos coloques en una esquinita
de tu corazón de Madre.


- CAMPAÑA DEL ENFERMO 2016

ORACIÓN

María, Divina Enfermera,
cuida mi cuerpo y mi alma:
en el dolor, sosiégame;
en la soledad, acompáñame;
en el miedo, alienta mi confianza.
María de Caná,
alegra mis días.

En la oscuridad, ilumina mi fe;
en la debilidad, impulsa mi ánimo;
en la desesperación, sostén mi esperanza
y hazme testigo del amor de Dios.

Madre de la Misericordia,
si mi vida se apaga,
intercede por mí ante tu Hijo,
vencedor de la muerte,
y cógeme en tus brazos,
Virgen de la ternura.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


ORACIÓN

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si estoy enfermo y no miro con ojos de amor

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si estoy débil y caigo en el orgullo

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si estoy triste y caigo en la angustia

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si estoy violento y me pierdo en la violencia

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si mi corazón es egoísta y vanidoso

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si mis oídos ya no escuchan tu Palabra

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si busco caminos de enfrentamiento

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si me olvido de los que sufren

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si pienso que todo en el mundo está bien

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si miro hacia otro lado cuando me necesitan

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si no trabajo por la paz ni por la fraternidad

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si no guardo tus Palabras

¡SÁNAME, SEÑOR!

Si no comulgo tu pan y te dejo de lado

¡SÁNAME, SEÑOR!

.________________________________________________________

Martes 26 de abril de 2016, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« noviembre de 2017 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Próximamente...

  • CRISTO REY (A)-(26 de noviembre)