Estás aquí: Portada > ES DOMINGO > CICLO A

BAUTISMO DE JESÚS (A)

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Jesús se solidariza con la humanidad deshumanizada por el desamor y la injusticia.

Se mete en el agua turbia de los que necesitan conversión. Se pone a la cola.


LA CAJA LLENA DE BESOS

Una niña quiso regalar algo a su padre. Pero, como era muy pobre, no tenía nada que regalarle. En la Nochebuena, la niña puso junto al arbolito de Navidad, una cajita bien presentada con papel regalo diciendo: “Para mi papi”.

Cuando el papá abrió la caja vio que estaba vacía. Enfadado, creyendo que le habían tomado el pelo, llamó a la niña y le dijo de mal humor: “esto no se hace, me has querido engañar como si fuese el día de Inocentes”.

La niña se echó a llorar. El padre reaccionó y trató de consolarla.

La niña le dijo: “Pero, papi, si la caja está llena de besos, era lo único que tenía para regalarte”.

El pobre hombre se quedó pálido por la dulce inocencia de la hija y trató de disimular el asunto diciendo: “Ah, es verdad, está llena de besos, ahora los veo”.

Desde entonces, el padre conservó aquella caja-regalo y cada vez que se sentía mal, la abría y pensaba en los besos de su hija.


Estar bautizado no es el comienzo de una vida vivida intermitentemente, a ratos con Dios. Es una vocación que hay que vivir a tiempo completo.

La declaración de Dios a Jesús “Tú eres mi Hijo, yo te quiero” se aplica a todos los bautizados.


SUGERENCIAS PARA LA MISA DE LA FAMILIA.

Sacerdote con niños y velas en torno a la pila Bautismal. Un día nos bautizaron…..

SALUDO:

Han pasado las fiestas de Navidad… Un año más, hemos celebrado el “cumpleaños” de Jesús y hemos recordado su nacimiento. A algunos nos ha dado un poco de vergüenza mirar nuestras manos llenas de regalos mientras escuchábamos las noticias que nos hablaban de tantas personas viviendo en la pobreza, muchas de ellas niños. Hoy nos encontramos con Jesús, ya mayor, que se acerca al mar donde está su amigo Juan, para Bautizarse.


En torno de la pila bautismal en la que se habrán colocado candelitas. La familia que desee encenderá una candela y alguien leerá uno de los textos escritos o proyectados en la pantalla


Familia 1ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua de esta fuente que nos recuerda tu Espíritu Santo que es como una fuente de agua viva en nuestro corazón que canta tus canciones… (Yo soy la Iglesia…)

Familia 2ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua del río Jordán donde Jesús se bautizó.

Por ese río pasó también el Pueblo judío para entrar en la tierra prometida. Por el agua de nuestro bautismo entramos también nosotros a formar parte de la Iglesia. (Yo soy la Iglesia….)

Familia 3ª. Bendito seas, Padre Dios, por el agua de nuestro bautismo, por nuestros padres que así lo quisieron y por todas las oportunidades que nos das para seguir los pasos de Jesús y ser felices. (Yo soy la Iglesia….)


PERDÓN-RENUCIAS

Hoy, día del Bautismo de Jesús, renovamos nuestras promesas bautismales, nuestro compromiso de seguir a Jesús en nuestras vidas. Renunciamos, pues, públicamente, a todo lo que se opone a la vida nueva que no propone Jesús. (Momento de silencio).

Digamos: Sí, renuncio.

- ¿Renunciáis al pecado para vivir en la libertad de los hijos de Dios?

- ¿Renunciáis a todas las seducciones del mal, para que no domine en vosotros el pecado?

- ¿Renunciáis al olvido de Dios, a la falta de fe, al egoísmo, al odio, al abuso de los otros y a la intolerancia?


RENOVACION DE LAS PROMESAS BAUTISMALES: CREDO

En esta fiesta del Bautismo del Señor, renovemos el compromiso de nuestra fe bautismal.

Digamos: -Sí, creo.

Celebrante: ¿Creéis en Dios, Padre creador del cielo y de la tierra?

Celebrante: ¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de Santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

Celebrante: ¿Creéis en el Espíritu Santo, en la Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y en la vida eterna?

Celebrante: Esta es nuestra fe y es una alegría poder proclamarla a viva voz y todos juntos.


OFRENDAS:

Unos niños acercan al altar los elementos esenciales del Bautismo: Agua, óleo, vestidura blanca. Cirio.


PETICIONES:

Respondemos: ENVÍANOS, SEÑOR TU ESPÍRITU.

1. Para que todos los que formamos la Iglesia de Jesús trabajemos por transmitir el mensaje de Jesús con alegría y esperanza. Oremos.

2. Para que no nos avergoncemos de nuestro bautismo y sepamos transmitir a los demás valores de amor, justicia, fraternidad, solidaridad y esperanza. Oremos.

3. Para que los padres que pidan el bautismo para sus hijos los eduquen como cristianos y se comprometan a ayudarles a vivir como tales. Oremos.

4. Para que todos los que mueren cada día a causa del odio, el hambre o la guerra, tengan el consuelo de ser acogidos por Dios que es el Padre bueno de todos los hombres. Oremos.

5. Para que, como bautizados, nos sintamos miembros activos de la Iglesia y vivamos como hijos de Dios. Oremos.

Peticiones libres….


RECONOCIMIENTO

Siento, Señor, que estoy
donde Tú quieres que esté;
que nací para estar donde ahora estoy,
que vine al mundo para hacer lo que hago,
siendo lo que soy
y dejándome guiar por tu Espíritu.

De no ser así,
Tú me hubieras hecho diferente:
más sabio o más pobre,
más hábil o más torpe,
más tierno o más firme,
más fuerte o más débil…

Tú,
que has abierto el cielo para siempre,
que me has dado vida y nombre,
que te has mojado para mojarme,
que me has perfumado con tu Espíritu,
que me susurras tus quereres,
que me llamas "hijo, hija" sin avergonzarte,
que me bautizaste para comprometerte
y que te alegras de que esté donde Tú me soñaste,

......apacigua mi espíritu

No hay nada más grande y más emocionante
que escuchar tu voz de Padre convencido,
que repite, a veces con ritmo de nana,
a veces con la potencia de un trueno,
“Tú eres mi hijo,
a quien yo quiero,
mi predilecto”.

Florentino Ulibarri


Me alegro
por quien sale del lodo
y recobra la esperanza.

Por el hombre
que aprende a amar,
escribiendo una historia
llena de cotidianeidad
y algún que otro instante mágico.

.

Por ti,
que das a Dios
una oportunidad.

Y por ella,
que no se deja vencer
ante lo injusto.

Me alegro por aquel
que planta cara al miedo;
por ese otro,
que perdona
y sigue adelante.

Por mí,
porque amo, y río, y lloro,
y creo, y dudo,
y estoy vivo.

Y porque nunca estamos solos,
me alegro contigo,
Dios-con-nosotros.


Jueves 9 de enero de 2020, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« febrero de 2020 »
L M M J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 1
Próximamente...

  • MIÉRCOLES DE CENIZA -(26 de febrero)