AGUA, LUZ Y VIDA. BAUTISMO

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La samaritana, el ciego y Lázaro nos ayudan a vivir la Pascua

La Cuaresma es camino a la Pascua con un profundo sentido bautismal que se manifiesta más claramente el Domingo.

Para los que iban a ser bautizados en la Vigilia Pascual era la última etapa de su preparación; para los ya bautizados un “catecumenado” que nos dispone a renovar las promesas bautismales.

Los últimos Domingos nos presentan muy claramente este proceso bautismal con unas palabras que son muy significativas:

AGUA, LUZ, VIDA. En el encuentro de Jesús con la samaritana junto al pozo de Jacob, se manifiesta como el AGUA viva que renueva nuestra vida “el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed”. Es el que hoy hace que siga brotando en nosotros el agua viva de la fe, de la ilusión, de la alegría del seguimiento.

Ante el ciego de nacimiento Jesús se proclama como la LUZ, “hizo barro con la saliva, se lo untó…Ve a lavarte… se lavó y volvió con vista” Ha iluminado la vida de aquel hombre con la vista y con la fe “creo, Señor” y hoy sigue disipando todas nuestras oscuridades. La luz que se nos dio en el Bautismo es el signo de que Cristo nos ilumina a lo largo de nuestra vida, nos ayuda a descubrir su presencia en la realidad de cada día y a valorar lo que hoy sigue haciendo en nosotros.

En la tumba fría de Lázaro, Jesús se proclama como la VIDA: “Lázaro, ven afuera”. Por el Bautismo fuimos incorporados a la muerte y resurrección de Cristo “para que también nosotros andemos en una vida nueva”; por eso el cristiano es el que cree en Cristo Resucitado, vencedor de la muerte y que da la vida para siempre. Vivir la Cuaresma es dejarnos guiar por estos signos bautismales que nos llevan a reavivar en nosotros la gracia del Bautismo. Renovar las promesas bautismales en la Vigilia Pascual no es simplemente decir “Sí, renuncio” “Sí, creo”; es proclamar que la vida la vivimos desde Cristo Resucitado que nos ha dado el don de la fe, que nos ha incorporado a su Iglesia, que nos ilumina y nos envía a ser testigos de su presencia, Él es el Señor.

Jueves 13 de marzo de 2014, por Parroquia Corazón de María (Zaragoza)


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Próximamente...